20/03/2021

«Terraplanistas» de Las Manos de Filippi: una bomba redonda para el pensamiento plano

Las Manos de Filippi regresa con un single que conjuga un sonido clase b con una estética espacial en la que se habla del fenómeno de los opinólogos que se jactan de cuestionar todo y no aportan absolutamente ninguna solución: los terraplanistas.

Para contextualizar, citamos una nota anterior de Prensa Obrera: «los terraplanistas impugnan la existencia de la gravedad, el sistema solar, el Big Bang, la curvatura del espacio-tiempo y las leyes de la física. Para ellos existe una gran conspiración internacional impulsada por la totalidad de los organismos y entidades gubernamentales, de toda índole, que falsea la realidad con el propósito de ocultar la verdadera naturaleza de la “creación divina”.

«Terraplanistas» comienza con aproximaciones electrónicas que despegan de un manera bien hardcore para luego dar paso al ska frenético y a pinceladas tangueras que la banda ha sabido conjugar de manera magistral a lo largo del tiempo.  El tema nos acerca a un tópico de actualidad y en el que las manos se encargan de desarmar la lógica del pensamiento ilógico, una tarea casi de debate de bar o de almuerzo familiar. Frases como: «el virus no existe», «no pienso ponerme la vacuna» o «¿para qué una cuarentena?» denotan como el discurso del privilegio se filtra en una odisea sin pies ni cabeza de paranoia.

 

La canción se encuentra plagada de imágenes sensoriales como una luna en forma de banana, un chimpancé que llegó a la luna o voces que acompañan al Cabra y remiten a seres extraterrestres que chillan las consignas en modo repetitivo, lo que condiciona una estética bizarra al mejor estilo de ciencia ficción y generando un inmediato tono paródico de quienes ponen un pero a todo aquello quo no entienden (o no quieren entender).

La polémica despierta de manera inmediata ante la escucha del tema. Tal como se evidencia en las reacciones que se generan en las plataformas sociales como YouTube o Instagram. En ese sentido el círculo vicioso del argumento terraplanista duda de todo argumento o razón apelando a la duda como base de un fundamento que desarma cualquier avance y termina refugiándose en un oscurantismo plano.

Posiblemente el gran logro de este tema sea poner en cuestionamiento la lógica de los terraplanistas quienes retroceden ante el avance de las respuestas. Su visión acotada de lo que sucede en este mundo es lo que los hace ver un plato, una moneda que encapsula todo mientras le ocultan al mundo su sabiduría de sofistas.

Las Manos de Filippi nuevamente dejan la bomba en la mesa para que se arme el desorden que tanto les divierte y que saben condensar en tres minutos la actualidad, lo bizarro y la crítica ante una nueva forma de llevar el pensamiento hacia la planicie de una sanguchera.

 

También te puede interesar:

El Estado no garantiza el 30% dispuesto por ley.
Según las versiones más difundidas, un 28 de diciembre de 1976 tuvo lugar el primer intento de show de la mítica banda.
La necesidad de organizarse en la juventud sobrepasó los límites en la música en los años previos al Argentinazo. 
La banda de punk rock local dedicó varias canciones a Lucas González en su vuelta a los escenarios.
Santiago Motorizado hace su aporte musical para completar el visionado actual de una serie vital y vigente: Okupas.