25/02/2021

Bochorno: Kicillof modifica el “protocolo” de vuelta a clases poniendo en riesgo a la docencia y las familias

El gobernador anunció la modificación del plan jurisdiccional y un nuevo monitoreo sobre los niveles de contagio.

Axel Kicillof anunció la nueva actualización del plan jurisdiccional de vuelta a clases presenciales y las resoluciones sobre el monitoreo del virus en la apertura de escuelas en Buenos Aires. El gobernador bonaerense, a tono con el ministro de Educación nacional, Nicolás Trotta y el Consejo Federal de Educación, que con la presencia de Alberto Fernández y todos los gobernadores votaron la flexibilización del “semáforo epidemiológico”, acaba de anunciar un regreso a la presencialidad liquidando todos los criterios epidemiológicos, sanitarios, de infraestructura para una apertura de escuelas seguras en la provincia de Buenos Aires.

La vuelta a la presencialidad como sea

Como el “protocolo” anterior del llamado Plan Jurisdiccional provincial, no se cumple acabadamente en prácticamente ninguna escuela, como se expresó en las jornadas docentes del 11 y 12 de febrero y llevando a que Distritos enteros como La Plata, Marcos Paz, Lanús, Lobos, Trenque Lauquen, José C. Paz, hayan resuelto en las unidades Educativas de Gestión Distrital que en las actuales condiciones edilicias no podrán iniciarse clases presenciales. El gobierno flexibiliza las condiciones de apertura de escuelas con una nueva actualización, que rompe con todos las variables que establece la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) para un regreso a clases presenciales.

En el mismo dice que las escuelas tienen que funcionar aunque no cumplan los requisitos mínimos de seguridad, higiene y de infraestructura. Por ejemplo, las escuelas que están en construcción, ahora están habilitadas para funcionar igual, se reducen los tiempos de ventilación, se aumenta la cantidad de estudiantes por curso, se reduce la cantidad de elementos de protección en las aulas y ya no es necesario el agua potable para su apertura. Al mismo tiempo establece que si la escuela no está en condiciones se tienen que habilitar clubes u otros espacios comunitarios para la actividades escolares, una confesión de que las obras en las escuelas no se van a realizar.

A esto se suma que el gobierno elimina cualquier criterio de índices epidemiológicos solo estableciendo un monitoreo de casos, mientras los niveles de contagios según los criterios de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) indican que el riesgo es muy alto (superior de 200 casos nuevos cada 100 mil habitantes en las últimas dos semanas), en la mayoría de los distritos del conurbano bonaerense .

La apertura de escuelas a los tumbos pretende encubrir que la mayoría de los establecimientos educativos de la provincia no cumplen con las condiciones de habitabilidad y de infraestructura. Un relevamiento del 2018 del propio Suteba indicó que el 70% de más de 15 mil establecimientos no están en condiciones de habitabilidad según los 12 puntos de CTERA, ni el 2019, ni en el 2020 este cuadro se modificó.

Vuelta a la presencialidad sin cargos y mayor precarización laboral

En la misma actualización para la apertura de escuelas, el gobierno establece una nueva modalidad que es la de la asistencia programada. En esta modalidad lo que se busca es forzar la mayor cantidad de estudiantes en las aulas, eliminando burbujas ya que en las escuelas de la provincia la cantidad de estudiantes superan los 30. A esto se suma la falta de cobertura de cargos que frente a una bimodalidad (trabajo presencial y virtual), generaría una mayor sobrecarga del trabajo docente.

La respuesta del gobierno ante la falta de cargos y nombramientos fue la implementación de programas precarizadores como el PIEDAS (Programa de Incorporación de Emergencia de Docentes y Auxiliares Suplentes) y el ATR (Acompañamiento de Trayectorias y Revinculación) el año pasado y ahora el FORTE (Fortalecimiento de Trayectorias Educativas) que elimina derechos laborales establecidos en el estatuto docente, no contempla plus por desfavorabilidad y tiene como contrapartida la presencialidad e incluso la posibilidad de trabajar los días sábados.

Vamos al No inicio con un paro de 48 horas y un plan de lucha por nuestras condiciones de trabajo y el salario

En rechazo a esta presencialidad sin condiciones que pone en riesgo la salud de la docencia, estudiantes y las familias trabajadoras, las asambleas masivas en La Matanza, Escobar, Tigre y Marcos Paz que se realizaron en estas horas, votaron impulsar un no inicio presencial con paro de 48 horas el 1 y 2 de marzo y plan de lucha para imponer los reclamos docentes y de la comunidad educativa, que se terminara de consensuar en el plenario de las seccionales multicolor convocado el día jueves.

Esta actitud contrasta con el accionar de Baradel y Suteba que en su integración con el gobierno de Frente de Todos ha declarado “que las condiciones para la presencialidad están garantizadas a partir del 1 de marzo”.

Impulsemos la conformación de comités de seguridad e higiene de docentes y comunidad educativa, para garantizar las condiciones básicas en cada una de las escuelas.

Este plan de apertura de escuelas sin condiciones de infraestructura, epidemiológicas y sin condiciones de trabajo, que coloca la educación en la mesa del gran capital, los usureros internacionales y del FMI, reclama una lucha de conjunto de la docencia y comunidad educativa para derrotar el plan antieducativo de Alberto Fernández, Axel Kicillof y todos los gobernadores.

También te puede interesar:

Triunfo de la organización docente-estudiantil. Sigamos luchando por su separación efectiva y por la reincorporación de las profesoras despedidas
Convocado por los Sutebas combativos y Ademys.
Este miércoles 14/4 a las 11hs, movilización desde el Municipio hasta el Consejo Escolar de Hurlingham.
Resoluciones del plenario de secundaries de este sábado.
El domingo se realizó una nueva asamblea y se elaboró una carta y un proyecto para el municipio.