13/08/2021

CABA: el gobierno persiste en sus ataques a la educación, a sus trabajadores, estudiantes y familias

Amanda Martín, docente y legisladora PO-FITU presentó varios proyectos educativos.
Delegada- Educación de adultos.

La decisión de Larreta y Acuña de abrir sin restricción alguna las escuelas, de eliminar el distanciamiento social y las burbujas, va a contramano no sólo de las posibilidades edilicias reales de las escuelas, sino también del criterio epidemiológico. Estamos ante una exposición de la salud y la vida de trabajadores y comunidades que se ve profundizada por el negacionismo del gobierno.

Larreta y Acuña anunciaron, entre otras medidas, la eliminación de las entregas de las canastas alimentarias en la Ciudad en la que 4 de 10 pibis está por debajo de la línea de pobreza. Es decir, de conjunto la política que desenvuelven avanza en el desprecio de clase contra los sectores populares hambreados y sumidos en la pobreza producto de las políticas tomadas en las últimas décadas. Como contrapartida la docencia combativa se mantiene en alerta y movilización.

En este sentido Amanda Martín, legisladora porteña del PO- FITU, ha presentado iniciativas que representan un punto de apoyo y una contribución a la organización de la docencia, estudiantes y familias que se mantienen de pie batallando contra las políticas reaccionarias de un gobierno que semánticamente dice defender la escuela pública sin embargo son sus vaciadores. Desde la banca, previo al receso fue presentado una declaración de continuidad de la entrega de la canasta alimentaria escolar y su universalización a todos los niveles y modalidades, entre otros proyectos sobre la situación de distintos establecimientos educativos con graves problemas vinculados al gas y la calefacción como la escuela 19 DE 19, la Escuela Especial 7 DE 19, el Normal 9, entre otros que expresan los reclamos genuinos de trabajadores de la educación, estudiantes y las comunidades.

Frente al negacionismo de Larreta-Acuña que fuerzan una presencialidad sin condiciones, fue presentada una Declaración de Rechazo a las medidas de eliminación del distanciamiento social de 1.5mt en las escuelas y aulas, la conformación de burbujas por la totalidad de la matrícula de cada sala, grado, curso y la convocatoria a les estudiantes que forman parte de los denominados grupos de riesgo o conviven con familiares de riesgo, y la exigencia que las aperturas de escuelas sean guiadas por datos epidemiológicos científicos, entre otros parámetros.

Así mismo, ante un reclamo de casi una década, la legisladora, presentó un proyecto de titularización para la docencia de nivel medio a quienes se les ha vulnerado el derecho a acceder a la estabilidad laboral violentando incluso el Estatuto Docente. Dan fundamento al proyecto, entre otros, el reconocimiento de los esfuerzo realizados por la docencia de conjunto y les estudiantes, en sostener y reforzar los puentes entre escuela y comunidades, y el acompañamiento pedagógico durante todo el periodo excepcional de pandemia, los actos públicos virtuales, los cuales aun siendo reclamados por la docencia ante los cesanteos y las necesidades materiales concretas, sufrieron modificaciones que fueron en detrimento de la docencia y por ende de les estudiantes quienes no tenían en muchos casos docentes que dicten diferentes materias disciplinares. Pero también el cese de decenas de docentes se hizo sentir fundamentalmente entre aquellos que se encuentran bajo la absoluta inestabilidad laboral, generando esto una situación al extremo de precariedad.

Cabe destacar que desde el año 2009 no se ha realizado concurso de ingreso para las y los docentes del nivel medio y nivel inicial y primario de Formación Docente. Es decir que en 12 años no se ha avanzado en regularización alguna a esta situación de inestabilidad laboral. Cabe destacar que el nivel medio ha sido objeto de todo tipo de reforma: la Nueva Escuela Secundaria (NES), la Secundaria 2030, y modificaciones de hecho en los planes de estudio, en distintas materias, en las disciplinas e incumbencias de títulos, provocando todo tipo de distorsiones y cesantías (despidos) docentes bajo la forma de estos cambios curriculares o aparición de proyectos o materias a término que no han hecho más que socavar el derecho a la estabilidad laboral.

Otra iniciativa que importa a la docencia es el Proyecto de Ley de aumento de las asignaciones familiares las cuales quedaron relegadas y congeladas desde el año 2014. Desde entonces a la actualidad la inflación acumulada representa más del 1000%. Mientras la asignación percibida por hije es de $100, es decir menos que el costo de un sache de leche, los salarios quedaron arrasados por la inflación del 2021 la cual supera largamente el 29%. El aumento de las asignaciones familiares representaría una reparación para docentes y municipales de una Ciudad pensada para ricos.

Este tipo de medidas apuntan entre otros factores a enfrentar el ajuste, el hambre y la pobreza extendida en un gremio cuyo salario a sido entregado sistemáticamente por la conducción sindical del PJ-kircherismo de la UTE-CTERA. Estas iniciativas se suman a otras de singular importancia para la docencia y comunidades como la creación del cargo ESI, la distribución de dispositivos y conectividad gratuita e informes sobre fondos destinados a la educación privada.

La situación educativa en pandemia y la política aperturista con el cual el GCABA hace campaña electoral continúa representando una exposición de la salud y la vida mientras la oposición del Frente de Todos sólo hace referencias discursivas sin embargo los ataques de fondo vienen de ambos lados de una grieta discursiva.

Desde el Partido Obrero en el FITU, Tribuna Docente y la Unión de Juventudes por el Socialismo ( UJS) llamamos a sumar el apoyo a estas iniciativas y a sostener en pie una fuerte línea de defensa de la educación, la salud y la vida.