Educación

15/12/2021

Córdoba: aprietes del Ministerio de Educación a docentes que denuncian la degradación educativa

Atacan la libertad de expresión para acallar a quienes rechazamos la devaluación educativa y la flexibilización del trabajo docente.

Docentes y delegado/as escolares, varios de ello/as miembros de la agrupación Tribuna Docente, expresaron públicamente sus críticas a las resoluciones y memos emitidos por el Ministerio de Educación de la provincia de Córdoba. En una entrevista publicada en el matutino La Voz, el Jueves 2 de diciembre de 2021, nuestro/as compañero/as docentes pudieron expresar el malestar que el conjunto de la docencia secundaria siente ante las improvisaciones, atropellos y manipulaciones de dicho ministerio, frente a las que el sindicato Uepc no interviene.

A raíz de esas denuncias, y otras que realizamos en Prensa Obrera, sumado a los cuestionamientos manifestados por el colectivo de docentes autoconvocadxs de Artística y Educación Física, comenzaron los aprietes y persecuciones. Desde la Inspección de la zona se requirió que el director del Ipem 152 solicite por escrito a la delegada de dicho establecimiento, Milena Paponi, tenga a bien ¡explicar sus opiniones públicas! Un ataque flagrante a la libertad de expresión y opinión que no pretende más que constituirse en una amenaza, para acallar a quienes cuestionan las políticas de ajuste del gobierno. La posición no es novedosa, ya que es un modus operandi que desarrollan los funcionarios de la cartera educativa a través de las Inspecciones por directiva del propio ministro de Educación, Walter Grahovac.

Como delegada escolar y como reconocida activista sindical de Tribuna Docente, cuyas opiniones y posicionamientos son de público conocimiento y profusamente difundidos en boletines sindicales de tirada masiva, Milena Paponi respondió que “ese requerimiento constituye una violación del derecho básico a la libertad de expresión y opinión que tienen los medios de comunicación y el ser humano. El artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos así lo manifiesta: ‘Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión’”.

A su vez, expresó que “el pedido de la Dirección y la Inspección, además de ser improcedente y de desconocer derechos humanos esenciales, está cargado de una actitud persecutoria que busca acallar las opiniones de docentes que denuncian las políticas antieducativas del gobierno, las cuales perjudican a estudiantes, degradan la educación pública y atentan contra los derechos estatutarios y laborales de la docencia”.

El Memo 01/21, emitido por el Ministerio de Educación de Córdoba, correspondiente a la enseñanza secundaria, el cual fue cuestionado por la delegada Paponi, permite agrupar materias por áreas en el Proyectos de Aprendizajes Integrados (PAI). Los PAI, al igual que los Piffo, agrupan en espacios areales dos o tres asignaturas (Física, Química y Biología; Educación Física y Educación Artística, por ejemplo) que en muchos casos son inconexas, con el objetivo de reducir al mínimo del mínimo los contenidos que cada una tiene.

La Resolución 828 improvisa cómo evaluar esas areales. En los hechos, las asignaturas comprendidas en las areales deben “dibujar” una sola nota, esto a pesar de que alguna asignatura tenga aprobado y otra reprobado al mismo alumno o alumna. Por lo tanto, un/a estudiante estará en condiciones de promocionar siempre y cuando adeude hasta dos espacios o áreas curriculares. Si se tiene en cuenta que cada área de los proyecto PAI-Piffo contienen hasta tres asignaturas, un alumno o alumna no solo pasa de año con un contenido adquirido mínimo, sino que además puede triplicar la cantidad de materias que adeude de un año a otro. Por ejemplo, antes pasaba de año debiendo dos materias y ahora, seis.

El cuadro expuesto y denunciado por las y los docentes muestra la completa degradación y devaluación educativas a la que nos llevó el gobierno de Juan Schairetti y el ministro Walter Grahovac, quienes se lo atribuyen a la contingencia de la pandemia. Sin embargo, se trata de una política antieducativa que vienen desarrollando hace años (para muestra basta el botón de lo que significó el Nuevo Régimen Académico-NRA, entre otras políticas) y que se profundizó durante 2020 y 2021.

Denunciamos la política persecutoria, intimidatoria, antisindical e improcedente del Ministerio de Educación y del gobierno de Juan Schiaretti que solo pretende avanzar en la devaluación educativa y en el recorte de derechos docentes, como lo exige la “reforma laboral”. No van a acallarnos. Seguimos organizado/as y en lucha por la defensa de la educación pública.

El próximo 17 de diciembre nos manifestaremos frente al Panal (Casa de Gobierno) junto a docentes autoconvocadxs de Artística y Educación Física que harán entrega de la nota firmada por 1.500 docentes de nivel secundario, institutos de formación y docentes adherentes de toda la provincia para exigir: basta de estadísticas que ocultan la gravedad de la realidad educativa; basta de evaluaciones formativas que inventa notas; basta de ocultar el abandono e inasistencia de la población escolar; basta de autoritarismo de directores e inspectores.