20/02/2021

Multitudinario XIII Congreso Nacional de Tribuna Docente

Casi un millar de docentes de todo el país debaten un programa y un plan de acción para enfrentar la vuelta a la presencialidad sin condiciones y en defensa del salario.

Con casi un millar de asistentes, que participan en el Zoom o siguieron los discursos por Facebook, comenzó el congreso nacional virtual de Tribuna Docente, en su décimo tercera edición.

En el inicio Ileana Celotto, secretaria general de la Asociación Gremial Docente de la Universidad de Buenos Aires (AGD-UBA), trajo un saludo y felicitó a los organizadores y asistentes por la gran convocatoria. Planteó que la problemática de la docencia universitaria coincide con los reclamos por los que están luchando los trabajadores de la educación del país, como la virtualización forzosa que se sufrió en 2020 a costa de docentes y alumnos, la necesidad de derrotar la decisión de imponer también en la enseñanza superior una vuelta a la presencialidad sin garantizar condiciones de seguridad, y por la defensa del salario y las condiciones laborales.

A continuación Néstor Pitrola, dirigente nacional del Partido Obrero, abrió el primero de los informes de apertura, señalando que «el método de democracia sindical e independencia de clase que expresa este congreso es una escuela para el activismo combativo, para una maduración de la vanguardia ante el gobierno de Alberto Fernández que se postulaba como antineoliberal pero gobierna de la mano del Fondo Monetario».

Luego aludió a la extraordinaria movilización piquetera del jueves 18, y señaló que es un indicio que anticipa movimientos en el resto del movimiento de los trabajadores. Aseguró que la docencia contará con el apoyo de los padres y madres desocupados en la lucha salarial y contra la presencialidad sin condiciones que les quieren imponer. También enmarcó la lucha contra esta imposición de retorno inseguro a las aulas en las peleas libradas el año pasado por protocolos obreros en los lugares de trabajo contra la desidia patronal. Denunció además que, mientras mandan a la docencia a esa presencialidad a como dé lugar, sale a la luz el escándalo de la vacunación VIP que obligó al despido de Ginés González García. «Son golpes que socaban la autoridad de un gobierno cuyo gran diferencial es la integración de la burocracia sindical de la CGT y las CTAs, que es lo que explica que el movimiento obrero no esté luchando de conjunto con los docentes».

Agregó a su vez que la oposición de derecha, que mete presión por esta vuelta a las escuelas, «sostiene al gobierno en todos los puntos fundamentales, como el rescate de la deuda externa. Por eso la confluencia que vemos entre (el ministro nacional) Nicolás Trotta y (la ministra porteña) Soledad Acuña. Pero están fracasando, su política no brinda salidas al pueblo argentino». Finalmente, concluyó destacando la pelea estratégica de la Coordinadora Sindical Clasista, por la ruptura de las centrales obreras con el gobierno, por paritarios electos en asambleas, por un congreso de todos los sindicatos que delibere con mandato de las bases y discuta plan de lucha y un programa económico y social de los trabajadores.

Para dar el informe central de apertura del congreso, tomó luego la palabra Romina Del Plá, secretaria general de Suteba Matanza. La diputada nacional del FIT (mandato cumplido) reflexionó que «cuando se suspendieron las clases presenciales el año pasado, se evidenció que la mayoría de los estudiantes y los docentes no teníamos ni capacitación ni siquiera acceso a conectividad o a un dispositivo. Quedó en evidencia un cuadro de desigualdad educativa que no es más que parte del cuadro de la desigualdad económica brutal, con un 60% de niños y niñas debajo de la línea de pobreza».

«Nosotros salimos a reclamar esos recursos, mientras que Trotta y los gobernadores aseguraban que estaba garantizada la continuidad pedagógica en aras de abrir nuevos negocios con la educación a distancia. Fuimos los docentes lo que rechazamos ese embauque. Ahora, esos mismos que no liberaron un giga de conectividad gratuita, que no nombraron docentes y dejaron a otros sin trabajo todo el año, nos dicen ‘vamos a la presencialidad de cualquier manera’. y nosotros tenemos la obligación de decir que eso es otro ataque a la educación» agregó Del Plá.

También denunció que «el gobierno lo que quiere es liberar la economía, le importa un rábano la cuestión pedagógica o los alumnos que han desertado -eso nos importa a padres y docentes-«; y planteó que en realidad en poco tiempo van a haber rebrotes de contagios y por ende la necesidad de suspensiones de clases, precisamente porque no están dadas las condiciones epidemiológicas ni sanitarias. «Nosotros no queremos que se cierren las escuelas, queremos que funcionen con todas las condiciones que se deben, y en el cuadro general que se debe. Esto nos permite colocar el eje en que la responsabilidad es de los gobiernos, no de la docencia. Nosotros nos organizamos para que pongan los recursos».

Por último, Romina Del Plá se refirió a la perspectiva de la lucha por la recuperación de los sindicatos para una política independiente, con el método de la democracia sindical. «Tenemos el enorme desafío de poner en marcha un plan de lucha nacional por la defensa del salario, las condiciones de trabajo y la salud, articulando todas las medidas de no inicio de clases para confluir el 1 de marzo con movilizaciones en todo el país», concluyó.

Antes del debate general, representantes de las 20 provincias presentes informaron sobre la situación de cada una de ellas, y de los procesos de organización, debates y resoluciones de lucha que están en curso. Con estos insumos, concluyó una exitosa primera jornada del congreso de Tribuna Docente, el cual continuará con la reunión de una diversidad de comisiones de trabajo.

También te puede interesar:

El instituto ultracatólico aplicó el protocolo, mientras en las escuelas públicas no aislan a las burbujas con contactos estrechos.
Que Ctera convoque un paro nacional por su triunfo.
Hay que organizarse para defender la educación y la salud.
Salarios por debajo de la línea de la pobreza
Abajo el acuerdo salarial y por condiciones sanitarias.