Educación

3/10/2022

JOAQUÍN V. GONZÁLEZ

Para darle fuerza al nuevo CEJVG en el Consejo, vamos por una lista unitaria de la izquierda

No se puede enfrentar a Larreta con Massa y Alberto.

Presidenta CEJVG/ Consejero directivo.

Asamblea del CEJVG

El 18, 19 y 20 de octubre habrá elecciones del claustro estudiantil de Consejo Directivo en el Joaquín. Para las elecciones de Consejo Directivo, necesitamos una lista unitaria que refleje el impulso del Nuevo CEJVG. La elección estará signada por la crisis educativa- y social en la cual estamos inmersos en CABA y en el país. Lxs estudiantes secundarios están tomando más de 30 colegios contra las pasantías laborales gratuitas y la docencia viene de un paro masivo contra el intento de Larreta y Acuña de enviarlos a trabajar los sábados, por el reclamo salarial y contra el maltrato y la persecución en la educación. La semana comenzará con una gran movilización educativa en el marco de un parazo docente, el martes 4 a las 17 horas hacia Jefatura de Gobierno, que colocará todos estos reclamos en la calle contra el ajuste. La semana estuvo protagonizada por la tenaz lucha y victoria de los trabajadores del neumático y el SUTNA y los reclamos de los trabajadores desocupados contra el hambre y el ajuste del gobierno nacional, nucleados en la Unidad Piquetera, que llevaron a cabo un acampe de 4 días en Desarrollo Social. El nuevo CEJVG, recuperado hace 4 meses de la lista del gobierno, La Caravana, estuvo ligado a todas estas luchas populares en curso activamente en las calles.

El eje fundamental de la elección de Centro, realizada durante el mes de mayo, fue estar enmarcada en el intento de reforma laboral de Larreta y Acuña a la docencia. Hubo clases públicas, cortes, asambleas y movilizaciones. En el Joaquín, docentes y estudiantes autoconvocadxs trazamos un plan de lucha mientras el rectorado y la conducción del centro jugaban un rol de contención. Esto se debe a las relaciones políticas que poseen con el gobierno nacional, al igual que la burocracia celeste de UTE- el sindicato docente mayoritario. Se ven imposibilitados a desarrollar un plan de lucha a fondo en la educación porque el Frente de Todos posee pactos políticos con Larreta en la Legislatura.

Luego de perder la conducción del centro, La Caravana desapareció del instituto. Esto es resultado de la difícil situación de decir que “apoyas la educación pública” pero sos parte de un gobierno siervo del FMI, amante del ajuste educativo. Hace semanas el gobierno nacional, con Sergio Massa a la cabeza, recortó más de $60 mil millones para la educación de todo el país. Esto incluye el recorte en el programa Conectar Igualdad y en infraestructura para jardines. Es un centro que estuvo inmóvil políticamente durante toda la pandemia, ni en la lucha contra la reforma del estatuto a comienzo de año, que no organizó a lxs estudiantes para que nadie se quede afuera y con los espacios del centro vaciado. Todo esto se debe a que son la agrupación de Alberto Fernández, quien recortó el presupuesto educativo en 2020, 2021 y 2022 y que dejó a millones de pibes fuera del acceso a la educación durante la pandemia. No se puede estar de ambos lados: o estás con el gobierno que destruye la educación o con lxs estudiantes.

Desde el mes de mayo, el CEJVG se reconstruyó como un centro participativo y de lucha, con instancias de asamblea mensuales, comisiones que han discutido e impulsado distintas medidas (contra la prohibición del lenguaje inclusivo en CABA, discusión de reforma de planes de estudio, coordinación con otros terciarios, apoyo a los paros y reclamos docentes). Por otro lado, renovamos todos los espacios del CEJVG. La Caravana dice que dejaron el centro con ingresos altísimos, mobiliario único y lleno de productos. Pero cuando se fueron del centro, presentaron un balance (el único de toda su gestión en diez años) que reflejaba no solo una deuda de 100 mil pesos, sino cosas por demás extrañas como movimientos de caja en días donde el JVG no abre: pagos a proveedores los domingos o… el primero de mayo (sic). El balance era un dibujo, el centro estaba vaciado.

La nueva conducción lo puso de pie, diversificó la oferta del bar, no puso cupo a las becas en fotocopias que ahora son irrestrictas todo el año (al 25%, 50% y 100%), generó ingresos que utilizo para invertir en los estudiantes: condiciones de seguridad para que no vuelvan a robar el CEJVG, escritorios para lanzar un ciber que si funcione y no sean dos computadoras puestas en un rincón del 5to piso que nadie usa (incorporamos 10 notebooks), un festivalazo cultural para el departamento de Biología que recaudó más de $20.000, calculadoras a préstamo para quien lo necesite, entre otras cosas. Hablan de participación pero después de perder la conducción del centro se quedaron con las redes privando a les estudiantes de comunicarse con su centro. El nuevo CEJVG tuvo que empezar de cero a retomar el contacto con les pibes.

Y por si algo faltaba, la agrupación del Frente de Todos, la agrupación del gobierno, dice que el nuevo CEJVG tiene sobreprecios. Obvio que no lo demuestran, porque en el caso de hacerlo podrían ver qué solo aumentaron los precios en relación al costo y que entonces el único responsable de que aumente todo es el gobierno del cual son parte. La Caravana habla de inflación- la que su gobierno llevó a los picos más altos de los últimos 20 años. Desayunar, almorzar y merendar en el bar es lo más barato de la zona.

La recuperación del centro de estudiantes al campo de la independencia política es un punto de apoyo clave para impulsar la lucha en los terciarios, junto a la docencia y todas las luchas populares en curso. Para darle fuerza al Nuevo CEJVG, necesitamos consejeros independientes que se planten contra el ajuste de los gobiernos. Para ello, hacemos un llamado a listas unitarias de la izquierda (29 de Mayo, PTS, MST, IS y Nuevo Más).

Si el Nuevo CEJVG avanza es porque tiene independencia política para poder hacerlo, porque no condiciona tus intereses como estudiante a la defensa del gobierno de turno. No se puede enfrentar a Larreta y Acuña con consejeros de Massa y Alberto. Sigamos construyendo un CEJVG presente y participativo, y vamos por consejerxs independientes y de lucha.