29/08/2020

“Semana de la ESI”: la realidad de les estudiantes secundaries

Entrevistamos a Valen Luna, integrante de la comisión directiva del centro de estudiantes del Ensam de Banfield.
ensam banfield

La cartera educativa de la Provincia de Buenos Aires realizó la «semana de la ESI», un evento que consta de cinco encuentros en los que se debaten problemáticas referidas a educación sexual. Sin embargo, en ellos no se aborda la realidad que vivimos estudiantes y docentes en las escuelas, institutos y universidades, ni los límites en la aplicación de la ESI, agravados por la virtualización forzosa y la falta de un presupuesto real para su implementación.

Para que nos cuente cómo lo viven en su colegio, entrevistamos a Valen Luna, estudiante del Ensam de Banfield e integrante de la comisión directiva del centro de estudiantes (Censam).

¿Cómo se aplica la ESI en tu colegio? ¿Por qué considerás que es importante en la secundaria?

La aplicación en mi escuela es limitada. Por ejemplo, yo esta semana no recibí ningún tipo de actividad ni información de la materia, e intercambié con compañeras de otras cursadas si habían recibido algo y solo tuvieron una pregunta para resolver. Generalmente terminamos siendo les pibes quienes compartimos información entre nosotres, o incluso quienes les planteamos a los profesores ver estos temas en clase. En este contexto de pandemia y virtualidad se está haciendo mucho más complicado para les pibes recibir información y para les docentes darla.

En cuanto a por qué considero importante su aplicación en la secundaria, creo que es importante en todos los niveles, tanto jardín como primaria y secundaria, para aprender desde chicos sobre nuestro cuerpo principalmente. Lamentablemente hay un montón de casos de abusos en las familias, por ejemplo a niños menores, que al no recibir una educación sexual no saben reaccionar y los casos pasan y sin ningún tipo de intervención.

¿Pensás que se implementa de la forma correcta?

No creo que se implemente correctamente porque en muchos casos ni siquiera se implementa. Por otro lado, la educación debería ser laica, científica y con perspectiva de género, pero esto no pasa. Por ejemplo, muchas veces a les pibes les enseñan cómo cuidarse en relaciones sexuales de parejas cisheterosexuales, pero no enseñan cómo cuidarse en relaciones sexuales de dos personas con vulva, por ejemplo.

Yo personalmente nunca recibí educación sexual. Lo que sé es porque lo busqué o por intercambiar con compañeres. De base considero que para que haya una mejor aplicación primero tiene que implementarse realmente en todos los niveles, en todas las escuelas y secundarios. Pero como ya dije, tiene que ser una educación laica, científica y con perspectiva de género, que abarque los debates que les estudiantes y docentes consideremos necesarios dar.

¿El Estado brinda las herramientas necesarias al colegio y sus docentes para dar ESI?

El Estado, como siempre, está ausente en los problemas de la juventud, les pibes de los barrios y demás. Así que considero que no. Muchos profesores ni siquiera están formados para dar educación sexual, porque ellos nunca lo recibieron en sus terciarios y el Estado no brinda más herramientas. Es por eso que muchas veces somos les pibes les que terminamos hablando entre nosotres y pidiéndole a los profesores, o incluso buscando el material nosotres mismo para informarnos por nuestra cuenta.

¿Crees que la ESI como está aplicada sirve como herramienta para los desafíos del movimiento de mujeres y diversidades?

Pienso que la orientación general no, sino que depende mucho de cómo la lleven adelante los profesores que den la materia. Porque la ESI actualmente está muy basada en conceptos heteronormativos o en cómo cuidarnos solamente. Pero sin embargo no se enseña desde jardín, por ejemplo, y para erradicar la violencia de género es necesario dar la materia con una perspectiva de género al respecto de eso, enseñando desde niñes que nuestros cuerpos son nuestros, que si decimos que no es no, que no se puede violentar a otro, entre otras cosas.

¿Cómo se organizan ustedes como centro para luchar por la ESI en el Ensam?

Desde el centro de estudiantes realizamos distintas charlas sobre temas como aborto legal, movilizamos cuando la ola verde reclamó la legalización, que entra en la problemática sobre educación sexual. Después somos les pibes les que nos enseñamos entre nosotres, al no recibir educación sexual. Una compañera que sabe algo me cuenta a mí, yo se lo cuento a otras, y así termina siendo la única manera. Pero claramente tiene que haber un reclamo profundo al Estado, de todes les estudiantes, para que brinden las herramientas tanto a les docentes como a les estudiantes, y que se implemente de una vez por todas la educación sexual integral con perspectiva de género para todos los niveles.

La mala o nula implementación de la ESI en los colegios como en los terciarios y universidades hace necesaria una intervención de les estudiantes y docentes, como de todo el movimiento de mujeres y diversidades sexuales y de género, para seguir organizándonos por este reclamo. La «Semana de la ESI» refleja la demagogia de un gobierno que lejos de implementarla intenta suplirla con charlas circunstanciales, mientras que continúa tejiendo lazos con la Iglesia oscurantista. Los dichos del ministro de Educación nacional, Nicolás Trotta, sobre una posible modificación de la ley para que se contemple la mirada de la Iglesia, reflejan que si de alguna manera se reforma la norma no va a ser en beneficio de nuestras necesidades. La lucha por educación sexual en las escuelas está totalmente vinculada a la lucha por la separación de la Iglesia del Estado.

La gran marea verde puso sobre la mesa el reclamo por la plena implementación de la ESI. Está en nuestras manos redoblar esta lucha en nuestros lugares de estudio mediante los gremios estudiantiles y junto a los docentes, por educación sexual integral, laica, científica y contemplativa de las diversidades sexuales y de género en todos los niveles.

 

   

También te puede interesar:

No solo es una privatización encubierta, es un paso en el desmantelamiento de la planta naval.
Kicillof y su ministro de salud, Daniel Gollán contra la estatización del sistema de salud.
La presencialidad irresponsable desnudó el vaciamiento de la educación pública.
Vamos todos el próximo jueves al Ministerio de Trabajo.