17/08/2020

Garantizar la regularidad en los terciarios es un acto de lucha y compañerismo

Vamos por asambleas en todos los terciarios para enfrentar el ajuste en la educación.
Presidente Centro de Estudiantes ISFD 39

¿De dónde venimos?

Para la comunidad educativa de todos los niveles está claro que la «continuidad pedagógica» ha fracasado. Esto a pesar de los enormes esfuerzos que docentes y estudiantes han demostrado por sostener un contacto pedagógico de acompañamiento educativo. Las bases de este fracaso hay que buscarlas en el lugar que la educación pública tiene en el Estado y esto no se limita a la pandemia.

El deterioro de la educación pública es un concepto compartido por toda la comunidad. Partimos de la descentralización del presupuesto que establece la Ley federal menemista, que coloca la responsabilidad del sostenimiento material de este derecho del pueblo sobre las espaldas de provincias quebradas económicamente y que ningún gobierno ha vetado. La historia de la educación pública en nuestro país y en la provincia de Buenos Aires es un derrotero de abandono y ajustes por parte de los sucesivos gobiernos. A la luz de la desidia estatal, luchamos por justicia para Sandra y Rubén.

Ya en el 2014 el secretario de Educación del gobierno de Daniel Scioli advertía que el 95% del presupuesto educativo era destinado a salarios docentes, dejando solo un 5% para la infraestructura (entendida como el conjunto de recursos materiales que se necesitan para llevar adelante esta tarea). El gobierno de Vidal incluso intentó en el 2018 cerrar más de un centenar de comisiones y carreras de la formación docente, en sintonía con la Ley del diputado kirchnerista Eduardo Aguilar que en el 2015 planteó que sobraban ISFD en el país. Los docentes y Estudiantes del nivel superior bonaerense logramos frenar con nuestra lucha esta ofensiva.

La crisis educativa se profundiza durante la pandemia

Desde que comenzó la pandemia no se entregó una sola computadora para garantizar la formación docente a distancia,no se liberaron datos móviles, no se avanzó en la gratuidad de servicios de luz o internet, no se proporcionó en los terciarios el Servicio Alimentario Escolar cuando miles de compañeres perdieron su trabajo siendo sostén de familias. Las cooperadoras son las que tienen que garantizar el funcionamiento de las plataformas virtuales que colapsan constantemente.

Hay un hilo de continuidad en este desbarranque. El magro presupuesto educativo se ha subejecutado sistemáticamente y en cambio se han destinado partidas presupuestarias excepcionales para cumplir con vencimientos de deuda externa y subsidios multimillonarios a capitalistas que cuentan con fortunas para vivir holgadamente diez vidas.

Está claro, entonces, que la responsabilidad de este fracaso es de los gobiernos y de las burocracias sindicales que protegen con su inacción estos planes de ajuste. El Encuentro de Terciarios Organizados funciona en los hechos como un apéndice de la burocracia sindical Celeste de SUTEBA y del Estado. La dirección de Educación Superior bonaerense rechaza reunirse con otros agrupamientos que no sean el ETO, y a cambio este último trata de explicar que los problemas de la educación se limitan al desastre heredado por Vidal y Macri. Pero a la hora de denunciar el ajuste que se manifiesta en una reducción del presupuesto educativo (ya que con más de 50% de inflación acumulada, desde el año pasado no se modificó el presupuesto de Vidal) o del pago de una deuda corrupta que vacía los fondos públicos, brillan por su ausencia.

Defender la idea de la exitosa continuidad pedagógica en este contexto sirve para ocultar la verdadera crisis que estamos atravesando y por otro lado prepara las condiciones para hacer de la virtualidad y la educación a distancia un precedente para en el futuro desarticular el rol docente y degradarlo a simples «acompañantes pedagógicos» como plantea el Plan Maestro votado por todas las fuerzas políticas que nos gobiernan, el cual tiene por objetivo precarizar los contenidos (aún más) de la escuela media y por consiguiente degradar la formación docente, cargandonos de materias pedagógicas y eliminando de los planes de estudios materias específicas. La formación en TICS, funcional a este objetivo, no puede tener un verdadero valor formativo cuando en los terciarios no hay siquiera WiFi o computadoras suficientes y eficientes.

Luchemos contra el ajuste educativo

La regularidad de todos los estudiantes, y la posibilidad de acreditar los conocimientos en un examen final que por su mismo carácter es integrador, busca defender los derechos de quienes han tenido que desertar producto de la falta de recursos tecnológicos para afrontar esta realidad virtual. El argumento de que esto haría que la participación en los campus se reduzca por un lado subestima al estudiante que sabe fehacientemente que el acompañamiento del docente puede darle más herramientas para rendir el final y por otro lado oculta que muchos de los que aún siguen «cursando» lo hacen con un esfuerzo difícil de sostener en el tiempo, entregando trabajados o rindiendo exámenes escritos a través de su celular, consumiendo datos o con conexiones muy inestables. La «continuidad pedagógica» que defienden Baradel y Trotta desconoce que la virtualización no ha logrado que los contenidos obligatorios se desarrollen óptimamente en el necesario proceso de enseñanza-aprendizaje que caracteriza la incorporación de conocimientos.

Garantizar la regularidad, explicando la responsabilidad de haber llegado a esta situación, es un acto de lucha contra la orientación fondomonetarista del gobierno y nos permite combatir el aumento de la brecha social del acceso a la educación que se está acrecentando todos los días

La militancia de Unión de Juventudes por el Socialismo (juventud del partido obrero) impulsa esta campaña de compañerismo y de lucha en todos los terciarios del país. En CABA, mediante la organización docente-estudiantil en el los profesorados Joaquín V. González, Alicia Moreau de Justo y Juan B. Justo (terciarios que cuentan con un prestigio académico entre la comunidad de la formación docente) se aprueben la regularidad para todos los estudiantes, al mismo tiempo que luchamos por la conectividad, por los dispositivos, por becas, por el SAE y por todas nuestras las reivindicaciones.

Invitamos a sumarse a todos los terciarios a impulsar asambleas para pronunciarse por esta medida, y a participar del Congreso Nacional de la UJS que se reunirá para organizar a la juventud en todos los planos y en defensa de la educación pública.

También te puede interesar:

Otro fallo escandaloso que le garantiza impunidad a tres partícipes de una violación en manada en el camping “El Durazno” de Miramar.
El gobierno provincial declaró sujetos a expropiación terrenos para la construcción de una alcaldía y una cárcel sin consultar a los vecinos.
Con la venia de Cristina y los “nacionales y populares”.
El Frente de Izquierda sumó 5.4% alcanzando el tercer lugar.
El FIT-U con un pie en el Concejo Deliberante.
Movilicemos el próximo lunes a la audiencia en el Ministerio de Trabajo. Basta de acoso y maltrato laboral.