20/02/2021
Tribuna Docente

“Venimos al congreso por un plan de lucha de la docencia de todo el país contra los gobiernos”

Voces del XIII Congreso Nacional de Tribuna Docente.

En el marco de un multitudinario XIII Congreso Nacional de Tribuna Docente, del cual participan de manera virtual alrededor de un millar de trabajadores de todos los rincones del país, Prensa Obrera recolectó algunos testimonios de la docencia combativa del interior.

Lucho Cáceres, miembro de la comisión directiva de Amsafe Rosario, destacó que en la provincia de Santa Fe ya asistieron a un «primer fracaso de la vuelta a la presencialidad, que fue postergado en los hechos por el rechazo de la comunidad educativa ante la falta de condiciones seguras». Destacó además que desde su seccional de Amsafe reclaman «que se garantice un retorno seguro, con la creación de cargos de asistentes escolares y las condiciones edilicias y de bioseguridad, ante un gobierno (de Omar Perotti) que subejecutó el presupuesto educativo en todo 2020 -con solo el 9% de las partidas de infraestructura. También peleamos con los docentes que estuvieron todo el año pasado sin trabajo, y reclamamos la creación de cargos para pareja pedagógica, que se cubran todas las suplencias y se destine un salario de emergencia para quien no está trabajando».

Gimena García, de Entre Ríos, miembro de la minoría de Agmer por la agrupación Fuentealba, señaló que participan en función de recoger el «análisis colectivo de la situación educativa nacional». Enumeró que tienen la «paritaria congelada desde 2019, y en 2020 se llevaron adelante una serie de ataques como una reforma jubilatoria de hecho en el marco de la Ley de Emergencia, la quita del derecho conquistado del 3×1, estamos sin cobertura de la obra social y siendo empujados a una presencialidad sin condiciones». Concluyó que el congreso brindará «insumos importantes para organizar nuestra lucha gremial para quebrar politica ajuste del gobierno nacional y provincial de Gustavo Bordet, y al mismo tiempo pelear por recuperar el sindicato para las y los trabajadores».

Anabel Allochis, desde Córdoba, manifestó que «a días de haber vuelto a las aulas comprobamos que, después de un año en que el gobierno (de Juan Schiaretti) no puso un centavo, las escuelas están en estado calamitoso. Tampoco se cumple el protocolo sanitario del Ministerio de Educación, ni la entrega de kits de higiene. Por eso vamos a movilizarnos el 24 de febrero y luego realizaremos un nuevo plenario provincial para continuar con el plan de lucha hasta que el gobierno garantice tanto las condiciones de la virtualidad educativa como de la presencialidad, defendiendo nuestros derechos».

Nadya Ortiz Gazzo, de Mendoza, comentó que participa una gran delegación de la provincia cuyana «para preparar un contundente no incio de clases, en el marco de una lucha salarial que venimos librando desde el año pasado contra el decreto del gobierno (de Rodolfo Suárez) de 0% de recomposición y la propuesta actual muy por detrás de la inflación y con sumas en negro». Sobre la vuelta a las aulas, destacó que «se descarga la responsabilidad de cada directivo y cada docente, cuando el gobierno tiene que invertir y discutir con la comunicad educativa cómo tener una presencialidad segura. Venimos al congreso por un plan de lucha de la docencia de todo el país contra el gobierno nacional y los gobiernos provinciales, y contra la tregua de las conducciones sindicales que son serviles a este regreso inseguro de las clases».

Desde Tierra del Fuego, Matías Gómez, enmarcó la situación educativa en un cuadro de crecimiento de la pobreza mientras las patronales gozan de todo tipo de beneficios. Luego cuestionó que «tuvimos cuatro años de congelamiento salarial, tras lo cual el cargo docente cubre apenas un 60% de la canasta familiar, y ahora el gobierno (de Gustavo Melella) hace ofertas inaceptables. La perspectiva es luchar por un salario que equipare a la canasta básica, y esté indexado a la inflación; además de ir por un plan de vacunación, que se garanticen las condiciones edilicios y todos los recursos para asegurar la educación en este contexto epidemiológico».

También desde el sur, en este caso de Comodoro Rivadavia, Tatiana Dambrauskas reflexionó que cada vez más provincias se parecen a la crisis educativa que arrastra Chubut, gobernada por Mariano Arcioni, «con salarios congelados, deudas salariales, problemas de infraestructura y falta de condiciones para el regreso a la presencialidad». Enfatizó que el congreso muestra «la batalla que se libra en cada provincia, para salir fortalecidos en la pelea por un plan de lucha nacional y quebrar la tregua de la Ctera».

Beto Castro, de Río Negro, también denunció «el abandono de las escuelas en todo el año pasado. En ese sentido, el gobierno de Arabela Carreras va en la misma línea de ajuste que el gobierno de Alberto Fernández». Afirmó además que «la burocracia de Unter, igual que la de Ctera, sostiene una complicidad con los gobiernos para garantizar la paz social a costa de desarticular los reclamos de la docencia». De conjunto, los y las compañeras trazarán en el XIII Congreso Nacional de Tribuna Docente una radiografía de la lucha nacional de los trabajadores de la educación y toda la comunidad educativa.

 

También te puede interesar:

Estuvo cumpliendo sus funciones "presenciales" desde principios de febrero. No recibió la vacuna.
Según cifras del Defensor del Pueblo la canasta escolar total sale entre los “$15.591 y $18.288”.
El gobernador Morales no tomó medidas para evitar el contagio en las escuelas.
El instituto ultracatólico aplicó el protocolo, mientras en las escuelas públicas no aislan a las burbujas con contactos estrechos.
Que Ctera convoque un paro nacional por su triunfo.