Chile: fallece la periodista baleada en la manifestación del 1° de Mayo

¡Justicia por Francisca, el Estado es responsable!

La represión continúa en Chile

El jueves -tras 12 días de agonía- falleció Francisca Sandoval, periodista que recibió un disparo en la cara mientras cubría la manifestación por el día de las y los trabajadores convocada por la Central Clasista, la que fue brutalmente reprimida, a diferencia de lo sucedido en la marcha de carácter oficialista convocada por la CUT.

Desde el primer momento y ante la gravedad del ataque en el que resultaron heridas de balas 4 manifestantes, desde el gobierno de Gabriel Boric se llevaron adelante maniobras para encubrir la evidente responsabilidad del Estado en lo sucedido. Contra la abundante evidencia que da cuenta de una acción coordinada entre Carabineros y elementos de la mafia que opera en la zona donde se desarrolló el acto, se trató de instalar la versión de que se trató de un enfrentamiento o un hecho delictual común.

La presentación de una querella y el anuncio de una investigación interna en Carabineros son parte de una farsa encubridora que prontamente quedó en evidencia: sólo fueron detenidos tres de los nueve implicados en los disparos, de los cuales dos gozan de arresto domiciliario (que como quedó demostrado fue violado). Que sean los propios carabineros los encargados de investigar la complicidad entre los pistoleros y sus agentes es directamente una provocación.

Frente al recrudecimiento de la crisis, el gobierno de Boric cierra filas con la burguesía y las fuerzas represivas para descargarla en las espaldas de las y los trabajadores. Que el dolor y la rabia ante este nuevo crimen contra la clase obrera se convierta en lucha y organización que enfrente a este gobierno continuista de las políticas de miseria.

Juicio y castigo a los responsables políticos y materiales. Compañera Francisca Sandoval, ¡presente! Ahora y siempre.