03/12/2021

El reclamo por la absolución de Arakaki y Ruiz se hizo oír en Estados Unidos

San Francisco.

En consonancia con la jornada del jueves 2 por la absolución de César Arakaki y Daniel Ruiz, quienes fueron recientemente condenados a prisión efectiva por su participación en la marcha de diciembre de 2017 contra la reforma jubilatoria, hubo dos actividades en Estados Unidos.

En San Francisco, la UFCLP (Comité de Frente Unico por un Partido Laborista) protestó frente al Federal Building, un edificio del gobierno en esa ciudad de la costa oeste. «Hoy iniciamos un mitin (…) para exigir la libertad de los camaradas (…) y también para acusar al gobierno de Estados Unidos por apoyar el golpe militar en Argentina e impulsar la privatización y la austeridad del Banco Mundial y el FMI sobre los trabajadores de Argentina
y de todo el mundo», señala un texto de la organización, que también añade: «solo un partido obrero que una a toda la clase trabajadora en lucha puede transformar las terribles condiciones de los trabajadores y los oprimidos y la campaña para defender y liberar a César Arakaki y Daniel Ruiz es parte de esa lucha».

En Los Angeles, en tanto, el Internationalist Group también hizo oír el reclamo contra la condena de los compañeros.

Los Angeles

Ricardo Ortiz, de United Public Workers for Action (UPWA), nos envió un texto de apoyo a la jornada del 2 en que denuncia que las acusaciones contra Ruiz y Arakaki (como la presunta «intimidación pública») «son fabricaciones para intimidar a la clase obrera y a sus activistas».

El portal de la organización Speak Out Now publicó en las vísperas de la jornada del 2 un artículo por la absolución de los compañeros.

El miércoles de la semana pasada, un plenario de organizaciones en Argentina resolvió comenzar una campaña de pronunciamientos internacionales. Las primeras firmas han comenzado a llegar desde Europa y otros países de América. En los próximos días comenzaremos a difundirlas.

Viva la solidaridad internacional de la clase obrera. Abajo la persecución contra los que luchan.