Internacionales

10/11/2022

Estados Unidos: victoria del derecho al aborto en las elecciones de medio término

La defensa nacional del derecho al aborto reclama no solo una ley completa que solo será arrancada con movilización.

Protesta.

Las elecciones de medio término en Estados Unidos pusieron en juego muchas fichas del poder estatal. Se renovaron 34 de los 100 escaños en el Senado y el total de las 435 bancas de la Cámara de Representantes. También se eligieron 36 gobernadores y se votaron una variedad de referéndums, entre los que destacaron aquellos que se citaron para despenalizar el consumo de marihuana o para proteger o atacar la protección al aborto.

En lo que respecta al aborto, Michigan, California y Vermont plantearon una consulta en términos favorables a la legalización, y en Kentucky y Montana se habilitaron referéndums  contrarios al aborto. En el caso de Kentucky, un estado demócrata con mayoría republicana en las cámaras legislativas, la mayoría de la población derrotó la iniciativa que proponía dar estatus constitucional a la prohibición de practicar abortos. En Montana está pasando algo similar.

En los tres estados, Michigan, California y Vermont, donde los referéndums proponían la defensa del aborto legal y su protección, y en los que se planteaba la consulta por la negativa, el triunfo de la protección de la práctica fue total.

Esta afluencia de mujeres que en definitiva impidió que los demócratas hicieran papelones debe servir para que el movimiento se independice de una línea de seguidismo a los demócratas. La ausencia de una ley de aborto legal es entera responsabilidad de ese bloque politico que tuvo mayorías claras en la Cámara de Representantes y el Senado y no la usó para consolidar una legislación que proteja la practica del aborto, aunque así lo prometieron en sucesivas campañas electorales, particularmente en aquella que llevó a Obama a la presidencia.

El resultado de la elección deja un sabor amargo a Trump, que esperaba un resultado más holgado incluso para imponerse frente a sus competidores en la interna republicana. Esta ecuación no se dio y la elección deja fortalecido a Ron DeSantis, gobernador de Florida.

La defensa nacional del derecho al aborto reclama no solo una ley completa que solo será arrancada con movilización, sino a su vez luchar para derrotar la enmienda Hyde y que el sistema de salud público incorpore plenamente la práctica y no que solo quede en manos del sector privado, lo que la ha alejado de los sectores más pobres, mayoritariamente latinos y afrodescendientes al acceso a este derecho.