29/08/2020

Muere una abogada kurda luego de 238 días de huelga de hambre

Otro crimen del régimen de Erdogan

La abogada turca Ebru Timtik, de 42 años, defensora de los derechos humanos, quien exigía un juicio justo después de ser acusada de pertenecer a una organización terrorista murió en un hospital de Estambul el día 238 de su huelga de hambre, pesando apenas 30Kg.

Timtik era miembro de la Oficina Legal del Pueblo (Halkin Hukuk Bürosu, HKK), una asociación de abogados de izquierda. Fue juzgada de acuerdo a las “leyes antiterroristas”, bajo las cuales el régimen de Erodgan ha enviado a las atestadas cárceles turcas a cientos de luchadores, periodistas y defensores de los Derechos Humanos. Específicamente, se la acusó de tener vínculos estrechos con el proscrito Partido-Frente Revolucionario de Liberación del Pueblo (DHKP-C), una organización que también es considerada terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea.

El proceso estuvo plagado de irregularidades, con testimonios contradictorios, testigos anónimos y falta de acceso a las pruebas para la defensa. También fueron sentenciados otros 17 letrados. La persecución contra abogados es corriente en Turquía. En el mes de julio, la oficina en la ciudad de Adana de Şiar Rişvanoğlu, abogado defensor del pueblo kurdo y militante del Partido Revolucionario de los Trabajadores (DIP), fue atacada y los agresores dejaron un mensaje anónimo que decía “si continúas molestando a las fuerzas de seguridad de nuestro glorioso Estado, muchas otras cosas serán destrozadas y dispersas”.

Timtik, que había sido detenida inicialmente en septiembre de 2018, fue condenada a 13 años y seis meses de prisión, lo que la llevó a ella y a otros abogados a iniciar una huelga de hambre en febrero.

La habían encarcelado en Silivri, un enorme complejo de tribunales y prisiones en las afueras de Estambul.

Timtik, que convirtió su huelga de hambre en un ayuno mortal junto con su colega, Aytac Unsal, fue trasladada de la prisión a un hospital en julio. Ambos consumían solo líquidos y vitaminas, y un informe forense mostró que su condición «no era adecuada» para una estadía continua en prisión.

Su compañero Aytaç Ünsal, entretanto, mantiene la lucha y su estado es extremadamente grave.

En los últimos meses, otros tres activistas, músicos del grupo Grup Yorum han fallecido en sendas huelgas de hambre contra la persecución política.

Timtik iba a ser despedida con una marcha hacia el cementerio de Gazi.

El régimen de Erdogan lleva a cabo una política de persecución y masacres contra el pueblo kurdo, dentro de Turquía y en la vecina Siria. También impone su despotismo sobre la clase obrera, por medio de la ilegalización de huelgas que reclaman por el salario y condiciones de trabajo.

Basta de represión. Libertad a todos los presos políticos.

En esta nota

También te puede interesar: