09/04/2021

Absuelven a Marian Gómez, triunfo de la lucha del movimiento LGBT+

Besarse no es delito.
Por Mily Victoria, Pilar Calle Agrupación LGTB+ 1969.

Este miércoles la Sala II de la Cámara Nacional de Casación Penal, absolvió Marian Gómez revocando así el fallo  dictado por la jueza Marta Yungano del TOC 26, quien le había condenado a un año de prisión en suspenso por besarse con su pareja en la estación del subte C de Constitución en el 2018.

El caso de Marian buscaba ser un caso ejemplar para toda la población LGBT+ ya que busca regimentar nuestras identidades y orientaciones sexuales a través del Estado y todos sus elementos disciplinatorios como la justicia y la policía. Desde su detención violenta, siguiendo por un proceso judicial dónde fue tratade como «Mariano» y negado su vínculo matrimonial con Rocío Girat, su esposa, hasta la negativa de trabajo por parte de ENACOM por estar procesadx y un año en vilo con prisión en suspenso.

Su detención fue a la vez el puntapié para que Patricia Bullrich, ministra de seguridad en ese momento, implementara el Protocolo General de Actuación de Registros Personales y Detención para Personas Pertenecientes al Colectivo LGBT, diseñado para seguir persiguiendo a todx aquel que disienta con los mandatos cisheterosexuales capitalistas. Protocolo que, a pesar de haber sido demagógicamente derogado por el gobierno de Alberto Fernández, marca pautas que son utilizadas (y han sido históricas) hasta hoy día por las fuerzas de seguridad.

Esta lucha arroja conclusiones necesarias en un contexto de aumento de la persecución a lxs trabajadores, lxs jóvenes y a las diversidades sexuales y de género: la única forma de pelear contra la persecución y criminalización del Estado es organizades de manera independiente.  Las movilizaciones,  la solidaridad de cientos de personas en todo el territorio además del apoyo de las organizaciones y el activismo en conjunto con  la lucha incansable de Marian y su compañera Rocío, logró torcer el brazo de la justicia, que debió absolverle a casi 4 años de su detención y procesamiento.

Saludamos a Marian y Rocío por su lucha incansable y exigimos que pueda acceder al trabajo que le fue prometido por ENACOM inmediatamente.

Que esta victoria sea el empuje para lograr la absolución de Higui, la aparición con vida de Tehuel, la implementación del cupo laboral trans y para seguir reclamando todos los derechos que nos niegan los gobiernos capitalistas de todos los colores políticos.

¡BESARSE NO ES DELITO!

¡Basta de criminalización a la población LGBT!

También te puede interesar: