20/11/2020

Santa Cruz: marcha por infancias libres de toda violencia

En el marco del Día Mundial para la Prevención contra los Abusos hacia las Infancias, movilizamos en distintas localidades de la provincia: Río Gallegos, Río Turbio, 28 de Noviembre y Caleta Olivia. Hemos desarrollado, junto a organizaciones de izquierda, sociales, feministas e independientes del poder político, charlas virtuales y conferencias de prensa para el acompañamiento de familiares y víctimas ante pedido de justicia y avance de cada una de las causas que hoy en día se encuentran paralizadas producto de la desidia estatal y la pandemia. La consigna que encabezó las movilizaciones y cartelazos en la provincia fue «Las familias rompen el silencio – ¡Yo si te creo!», elaborada al calor de la organización independiente.

En Río Gallegos, la movilización se convocó en el Tribunal Superior de Justicia por la Mesa de Mujeres y Comunidad LGBTI+ y las familias acompañantes, quienes recorren comisarías, juzgados y calles exigiendo justicia (en algunos casos durante varios años) denunciando públicamente a policías y funcionarios. Caso reciente como el del exconcejal Maldonado en Río Gallegos por el Frente de Todos quien, gracias a la lucha de las madres, se encuentra bajo prisión preventiva.

 

 

En Caleta Olivia, la concentración se realizó en El Gorosito con un cartelazo en el que participaron organizaciones y especialmente el Polo Obrero. La denuncia se centró en los distintos casos de impunidad y encubrimiento hacia abusadores ligados al poder político, entre ellos Jorge Soloaga, Comisionado de Fomento de Cañadon Seco, el exconcejal Martínez por el Frente de Todos, amparado por todo el arco político y la Iglesia, cumpliendo una pena mínima de cuatro años frente a abusos recurrentes y Claudio Pagado, referente del Frente de Todos, bajo prisión domiciliaria por abuso hacia dos familiares menores.

En la Cuenca Carbonífera, la movilización fue multitudinaria y se realizó hacia el Poder Judicial con un micrófono abierto. La convocatoria se realizó desde la organización «Yo si te Creo», PdT y CTA regional RT, entre otras, y se exigió justicia, denunciando la paralización de las causas así como la arbitrariedad de las resoluciones por parte de las juezas. En este sentido, se remarcó que la justicia en la Cuenca lleva a madres denunciantes a un estado de indefensión, amparando a violentos y abusadores. Situación que en muchos casos arrastra a mujeres y sus hijxs a un estado de vulnerabilidad: sin salarios ni cobertura judicial y, en otros casos, se las despoja de sus propios hijxs.

Todos y cada uno de los casos ponen en evidencia el amparo por parte del Estado, el poder político y la justicia. La falta de acompañamiento psicológico y la garantía en el proceso investigativo para el esclarecimiento de las causas es un punto fuertemente marcado por las familias, que han denunciado que para el buen desenvolvimiento de las causas judiciales han tenido que empeñar ahorros, vender autos, etc.

Desde el Plenario de Trabajadoras y la Agrupación LGBTI 1969 responsabilizamos al Estado, exigimos la separación de la Iglesia del Estado, la erradicación del falso «Síndrome de Alienación Parental» y la efectiva implementación de Educación Sexual Integral en cada uno de los establecimientos educativos. Reclamamos el aumento de presupuesto, la contratación de más profesionales y la mejora de condiciones de trabajo en cada una de las áreas bajo control de lxs trabajadores para dar respuesta a las denuncias.

Luchemos por la conformación de un Consejo Autónomo de Mujeres y Diversidades sexuales y de género, independientes de los gobierno para que las mujeres y disidencias discutamos y organicemos la salida de la enorme crisis en la cual estamos inmersxs.

¡Por infancias libres de abusos y violencias! ¡Basta de descargar la crisis sobre la clase trabajadora, la juventud, las mujeres y la niñez!