A un año del hallazgo del cuerpo de Facundo Castro, sigue rigiendo la impunidad

El gobierno respalda a la Bonaerense de Sergio Berni.

Hace casi un año, el 15 de agosto de 2020, fue hallado el cuerpo de Facundo Astudillo Castro en un cangrejal en la localidad de Cerri, confirmándose posteriormente que su muerte fue producida por asfixia por sumersión -es decir, ahogado. Facundo estaba desaparecido forzadamente a manos de la Policía Bonaerense de Sergio Berni desde el mes de abril del 2020. Desde la confirmación de que el cadáver hallado era de Facundo, la lucha central de la familia, las organizaciones sociales, políticas y de DD.HH. se concentró en impedir que este crimen quedara impune.

El hilo del encubrimiento a la Bonaerense

Desde el primer momento, mediante testigos implantados e incongruentes, la policía al mando de Berni negaba haberlo detenido. Pero resulta que en la última foto de Facundo con vida aparece esposado en un patrullero. Con el correr de la investigación, en la que la Bonaerense fue apartada, surgieron un sinfín de elementos que la comprometen directamente, y cada vez más.

Cristina Castro, la madre de Facundo, y la querella batallaron duramente para que se dé lugar al allanamiento en la comisaría de Buratovich, donde encontró un objeto de madera que le pertenecía al joven. Es el mismo intendente de Villarino, el massista Carlos Bevilacqua, quien está señalado por entregar listas falsas de patentes con horarios cambiados, desviando el curso de la investigación.

Hace poco menos de un mes, se dieron a conocer nuevas pruebas en la causa, relacionadas a la zona donde hallaron su cuerpo, las pericias a la piedra de turmalina que llevaba puesta y a los celulares de los cuatro policías bonaerenses que tuvieron contacto con el joven el último día visto con vida.

Junto a los testigos de la causa, el Ministerio Público Fiscal realizó un nuevo reconocimiento en el lugar donde fue hallado el cuerpo de Facundo, el cangrejal en la localidad de Cerri. Las características específicas del suelo y las mareas de la zona hacen descartar cualquier posibilidad de un accidente, que es lo que sostienen la jueza María Gabriela Marrón y el ministro de Seguridad Sergio Berni, en un acto de encubrimiento hacia la propia Bonaerense.

Durante el reconocimiento de la zona, uno de los testigos de la causa, un pescador local dijo: “podés caminar hasta la vera del agua sin enterrarte, sólo te vas a embarrar”, describió. Y agregó que “tendrías que ingresar más de diez metros a la ría para que el agua te llegue a la altura de la rodilla”. Sobre el lugar específico en donde se encontró el cuerpo, el pescador reconoció también que, cuando la marea sube, sólo queda cubierto por unos pocos centímetros de agua (AndarAgencia, 12/7). La única prueba que sostiene la jueza para justificar la hipótesis de “accidente” era un informe del Instituto Argentino de Oceanografía (IADO) que, sin ningún tipo de rigor científico, sostiene que Facundo recorría el río y murió ahogado -accidentalmente, a 20 cm de profundidad. Una verdadera impostura.

En segundo lugar, los informes periciales constataron que existen coincidencias entre el trozo de piedra de turmalina secuestrado en el puesto policial de Teniente Origone y el encontrado en un patrullero de la policía local de Bahía Blanca. Estos trozos de turmalina fueron encontrados por uno de los perros rastreadores que intervinieron por parte de la querella.

Por último, se dio lugar al pedido de la querella de secuestrar y peritar los teléfonos celulares de los cuatro policías mencionados en la causa como sospechosos, Alberto González, Gabriel Sosa, Xiomara Flores y Jana Curuhinca. No hubo mucho material que pudiera recuperarse, ya que había sido eliminado por los policías, incluso dada de baja las líneas telefónicas que le pertenecían. Todavía restan los peritajes sobre los últimos teléfonos secuestrados en el allanamiento a la casa de Flores y Sosa (Prensa Obrera, 16/7).

Como denuncia sistemáticamente la mamá de Facundo, Cristina Castro, la jueza a cargo de la causa no investiga el crimen y bloquea sistemáticamente los planteos de la querella, que debe recurrir a la cámara federal de Bahía Blanca para cada medida que plantea. Además, durante la investigación, la querella denunció ataques y persecuciones hacia testigos y familiares. El resultado de esta obstrucción sistemática de la investigación es que sigue habiendo pericias reclamadas hace meses que recién ahora se están llevando adelante.

El gobierno respalda a la Bonaerense y a Berni

El encubrimiento del gobernador Axel Kicillof y el Frente de Todos a la policía Bonaerense y a Berni es total.

En programas televisivos, el ministro dijo que “la Justicia ya determinó lo que pasó”, aunque los propios fiscales declaran públicamente que la jueza de Bahía Blanca obstruye la investigación de la responsabilidad de los agentes locales de su Policía. Pero el reforzamiento represivo del gobierno hacia los sectores populares y la juventud no terminó con este caso, sino que se agravó. En las últimas semanas se dio a conocer el uso de picana eléctrica con menores en Tres de Febrero, represión en Lomas de Zamora a organizaciones piqueteras, y el mediático caso de gatillo fácil a Chano Charpentier, que lo dejó en grave estado de salud.

Aunque durante la campaña electoral de 2019 Alberto Fernández prometió “escapar a la lógica del gatillo fácil y de justificar los tiros por la espalda”, y Axel Kicillof llegó a pedir la renuncia de la ministra de Seguridad macrista Patricia Bullrich tras la desaparición forzada de Santiago Maldonado, defender el accionar criminal de Berni y su Policía demuestra todo lo contrario. Ahora que gobiernan ajustando, en plena crisis económica y social, vemos cuál es su accionar real: solo en 2021 se registra un asesinato cada 20 horas a manos de las fuerzas represivas.

La lucha por justicia por Facundo y el Fuera Berni

La lucha por justicia por Facundo Castro y contra el gatillo fácil no va a venir de los partidos que la promueven y la llevan a cabo. No a la criminalización de la juventud, que cada día se sume más en la pobreza, el desempleo y la precarización. Desde el Partido Obrero en el Frente de Izquierda – Unidad rechazamos el reforzamiento represivo del gobierno y su oposición de derecha, desde el terreno mismo del movimiento de lucha por los derechos humanos y las libertades democráticas, que se organiza de manera independiente de los partidos patronales y la cooptación estatal. Contra el manto de impunidad que protege a Berni y la Bonaerense, y se apoya en la represión y persecución de lxs trabajadores y la juventud, hay que apostar por una alternativa política contra los ajustadores.

También te puede interesar:

La provincia de Buenos Aires, epicentro de la crisis política.
De los imputados que la justicia había dejado libres por el femicidio ahora hay 2 detenidos, uno por mandar videos con armas intimidando a la familia y otro por entrar con un arma blanca a declarar.