Caso Lucas González: se realizó la pericia de reconstrucción de los hechos

En la mañana de hoy comenzó la reconstrucción del crimen de Lucas González en Barracas. La misma se iba a realizar el miércoles pasado, tras un pedido efectuado por el fiscal de la causa, Leonel Gómez Barbella, pero fue suspendida por la defensa de los policías implicados. En la reconstrucción de los hechos se encuentran presentes los dos sobrevivientes (amigos de Lucas) y los policías procesados, que fueron trasladados desde el penal de Marcos Paz.

Pasadas las 10.30, la reconstrucción se realizaba en la esquina de Iriarte y Vélez Sarsfield, donde los policías interceptaron el auto de los jóvenes y dispararon, tras lo cual continuará en Alvarado y Perdriel, donde según la pesquisa se produjeron las maniobras policiales tendientes a encubrir el hecho y donde Lucas fue hallado baleado y sus amigos quedaron detenidos (TVP, 7/12).

El caso

Cuatro jóvenes de 17 años fueron interceptados por policías de civil y en un auto sin identificación en Barracas, y uno de ellos, Lucas, recibió dos impactos de bala que lo dejaron gravemente herido e internado en el Hospital El Cruce de Florencio Varela. Lucas murió la tarde del 18 de noviembre luego de padecer muerte cerebral.

Los policías procesados por homicidio agravado por alevosía son el inspector Gabriel Isassi, el oficial mayor Fabián López y el oficial José Nievas, todos integrantes de la División Sumarios y Brigadas de la Comuna 4 de la Policía de la Ciudad. Se encuentran en prisión preventiva y con un embargo de $1.800.000 cada uno. También hay seis policías procesados por encubrimiento del hecho. La misma Brigada de la policía de la Ciudad está a cargo de la investigación del crimen que cometió.

Una nueva testigo presencial del hecho declaró ante la fiscalía que los policías procesados por el crimen no hicieron sonar la sirena antes de abordar el auto donde se trasladaban Lucas y sus amigos. La mujer, cuya identidad permanece en reserva, fue interrogada por los fiscales «si previo a los disparos escuchó sirena u algún otro ruido que le llamara la atención», a lo que respondió: «No». La descripción sobre las dos secuencias de disparos apareció, así, por primera vez en la descripción de los hechos, pero la testigo no fue convocada para la reconstrucción convocada para hoy (Página 12, 7/12).

La intención de cubrir con un manto de impunidad a la Policía en el crimen de Lucas es total, porque muestra un accionar general de las fuerzas represivas. Esta modalidad de «brigadas de investigación» son moneda corriente en la Ciudad. Esta policía cumple una función recaudatoria de todos los negocios negros de la Ciudad (coimas, narcotráfico, trata de personas). Todos estos negociados cuentan con el amparo del Estado. Exigimos justicia por Lucas y por todas las víctimas de gatillo fácil.

También te puede interesar:

Es la cobertura de salud y social de trabajadores municipales y docentes de CABA.
La violencia hacia la población LGBT no se toma vacaciones.