Comarca Andina: detención arbitraria y torturas por parte de la policía a un menor

El joven de 16 años fue brutalmente golpeado por la Policía y terminó hospitalizado.

Exijamos a las autoridades la separación de los efectivos que agredieron y torturaron a León sobre la Ruta 40.

Un joven de 16 años, del paraje de Las Golondrinas, inmediaciones de El Bolsón, provincia de Chubut, fue brutalmente golpeado por la policía en un control emplazado sobre Ruta 40 (paralelo 42°) entre Lago Puelo y El Bolsón. El hecho ocurrió en la jornada del pasado domingo 2 de julio, donde, según lo declarado por la mamá del menor, el joven, llamado León, habría “respondido mal” ante la presencia del los efectivos quienes le ordenaron que levantara un cono de transito. Ante la indiferencia del menor comenzaron a gritar y agredirlo verbalmente. El joven intentó huir hacia su casa al darse cuenta de que lo seguía la policía, pero estos lo alcanzaron y lo golpearon ante la presencia de su madre y de otros testigos que se encontraban en el lugar.

La madre declaró que la policía golpeó a su hijo durante el trayecto del lugar donde fue detenido hasta la comisaría de El Hoyo, donde fue derivado. Además, contó que al menor le habrían puesto una bolsa de plástico en la cabeza durante el trayecto.

El menor debió ser hospitalizado por las lesiones producidas por los golpes de los efectivos. Traumatismos en el rostro, dos vértebras lesionadas y dificultades para orinar, entre otras lesiones.

Este episodio se suma a la elevada cifra de casos de violencia y torturas por parte de las fuerzas de seguridad a lo largo y ancho del país, como el caso de la desaparición forzada de Facundo Castro. La escalada de violencia por parte de la policía, tanto en la provincia de Río Negro como en la de Chubut, tiene larga data y va en aumento desde el inicio de la cuarentena.

Hace apenas unas semanas, un operativo por parte de la policía de Río Negro detuvo, arbitrariamente, a dos menores en el barrio Villa Los Coihues de Bariloche y los mantuvo secuestrados durante más de 10 horas, sin notificar a la Secretaría de la Niñez, la Adolescencia y la Familia, organismo que interviene en estos casos para prevenir la vulneración de los derechos de menores de edad. Este hecho es solo un ejemplo más de la libertad con que se manejan las fuerzas de seguridad, sin mediar control alguno. Y cuando suceden casos como estos las autoridades salen a defenderlos, legitimando su accionar.

Vale también mencionar las declaraciones del intendente municipal, Gustavo Genusso, sobre la circulación en horas restringidas por alguna emergencia donde señaló que se debería «convencer a los efectivos policiales» en caso de ser detenido por estos.

Exijamos a las autoridades la separación de los efectivos que agredieron y torturaron a León sobre la Ruta 40 y que se investigue el hecho, hasta dar con los responsables políticos y materiales. Debemos repudiar la violencia por parte del estado, donde los Berni, los Rossi, así como los gobiernos provinciales como el de Carreras o Arcioni, le dan rienda suelta a la policía para regimentar y reprimir a la juventud en los barrios.

Hoy más que nunca exijamos la aparición con vida de Facundo Castro. Fuera Berni. Basta de represión.

 

También te puede interesar:

Organicémonos por nuestros derechos de manera independiente.
Exigen salarios iguales a la canasta familiar, insumos de bioseguridad, entre otras demandas. La necesidad de asambleas para votar un plan de lucha provincial.
La organización recién comienza.
Responsabilizamos al Estado por la integridad física y laboral de cada trabajador y trabajadora.
Se refuerzan las políticas represivas por parte de Jorge Capitanich.