Facundo Castro: la responsabilidad de la Bonaerense y de Berni

A 3 meses, exigimos aparición con vida. El Estado es responsable. Fuera Berni.

Se cumplieron 95 días de la desaparición forzada de Facundo Astudillo Castro. La última vez que se lo vio con vida fue en un patrullero de la Bonaerense. Durante todo el procedimiento, la familia y los abogados fueron amenazados y amedrentados por las fuerzas policiales. Las declaraciones en los medios de Cristina Castro, la mamá de Facundo, son contundentes: “nunca tuve la duda de que fue la Policía. Vamos a marchar para pedir que nos devuelvan a mi hijo: la policía de Buratovich y Origone, porque ellos se lo llevaron”.

Resultado del último allanamiento en la comisaría de Teniente Origone, la mamá confirmó que se hallaron elementos pertenecientes a Facundo. El hallazgo, realizado por el perro del perito propuesto por la familia, se trata de un pequeño elemento de madera; un regalo que Facundo había recibido de su abuela y que ahora se encontró dentro de un tacho de basura, mezclado con yerba usada y otros residuos.

Así lo reflejó Cristina en Radio Altos, de Bahía Blanca: “lo descartaron como basura, es algo de mi hijo. Esa gente sigue mintiendo. Cada vez está más implicada la Policía Bonaerense” (Frente a Cano, 3/8). En este sentido, también afirmó que se halló otra prueba que podría ser determinante para la investigación pero que aún no debe trascender en beneficio de la misma.

En estos momentos, en la causa se desarma la hipótesis de que una mujer lo habría llevado a Facundo hasta Bahía Blanca. Hacia allí quería desviar la investigación la Policía, mientras había elementos de Facundo en la comisaría de Origone. La mamá sostiene que “desde el día uno supe que a mi hijo le hicieron algo malo, y que nunca se fue de acá, no llegó a Bahía Blanca. Los últimos en verlo con vida fueron los policías de Origone y Buratovich. Yo necesito recuperar a mi hijo, esté como esté”.

Leandro Aparicio, uno de los abogados querellantes, señaló que “la asociación ilícita para el encubrimiento o los ‘desaparecedores’ ya está integrándose con personas civiles, concretamente un funcionario de la Municipalidad de Villarino, que ha aportado una lista falsa de lectores de patentes con un horario cambiado” (Télam, 29/7). Este dato sella, con más fuerza aún, la certeza de la familia de que estamos en presencia de un delito perpetrado desde el propio Estado.

Entre otros motivos, por introducir este testimonio contradictorio por la parte interesada, que se suponía apartada de la causa sin ningún resquemor, la querella solicitó la recusación del fiscal federal Ulpiano Martínez. Pero la Justicia reconfirmó al fiscal al frente de la investigación, denegando de esta manera el pedido de recusación. La jueza federal María Gabriela Marrón decidió desoír estos argumentos, dejando la investigación en manos de un fiscal que cuenta con antecedentes similares en otras causas de extrema gravedad, como delitos sexuales y de lesa humanidad.

Fuera Berni, el Estado es responsable

En una entrevista de Crónica, Cristina Castro expresa las conversaciones que tuvo con Sergio Berni, el ministro de Seguridad bonaerense. “El primer día que hablé, me dijo que a mi hijo me lo iba a devolver vivo. Que si yo prefería que la Bonaerense se apartara de la investigación, lo haría. Le dije que no me meta en eso, no se lo estaba pidiendo yo, se lo estaba ordenando una jueza federal. La Bonaerense se tenía que apartar por desaparición forzada”.

Berni viajó de Bahía Blanca a Origone a entrevistarse con sus oficiales, pero nunca concretó una entrevista con Cristina. “¿A Berni no le pareció raro? Se fue de Bahía Blanca sabiendo toda la verdad y se sigue callando. Nunca me dio la cara, si no yo hubiera visto si me estaba mintiendo. Se despidió, sin darme una entrevista y me dijo: ‘lo siento mucho, señora’. ¿Qué quiso decir con eso? Siguen tapando a los culpables. Me dan asco”.

Berni es responsable directo del comando de la política de “empoderamiento” de la Bonaerense y, por tanto, del conjunto de los atropellos y asesinatos que esta descarga contra los trabajadores y la juventud empobrecida. Es el mismo gobierno el que alienta el accionar represivo y el gatillo fácil con la militarización de las villas y la represión de los reclamos populares. Solo en la provincia de Buenos Aires, el brazo represivo comandado por Berni asesinó a 20 pibes. Por estos motivos planteamos que se vaya Berni. El gobernador Axel Kicillof es responsable de esa política y sus consecuencias, por apañar el accionar policial y haber ratificado la continuidad del ministro de Seguridad.

El presidente Alberto Fernández no ha abierto la boca ante las abrumadoras evidencias de la intervención de la Bonaerense, que ocultó información, obstaculizó la búsqueda y amedrentó familiares con la complicidad de Sergio Berni y la Justicia Federal. Sin embargo, tuvo tiempo para reunirse con las Fuerzas Armadas para aumentarles el sueldo y felicitarlos «por haber cumplido con el deber de cuidarnos a todos».

“Me están tomando el pelo. Yo puedo ser una simple empleada, pero no les tengo miedo. Los laburantes, plata y miedo no tenemos y no vamos a parar de gritar hasta verlos tras las rejas”, finalizó Cristina.

Una campaña en marcha, organicemos más acciones de lucha

La lucha por la aparición con vida de Facundo Castro está indisolublemente ligada al “Fuera Berni” y al desmantelamiento de la “maldita policía” responsable de su secuestro.

Frente a esta situación represiva crece la indignación popular y se desarrollan movilizaciones y reclamos de familiares y amigos, junto con las organizaciones de derechos humanos, políticas y sociales, que rechazan la represión y la persecución. Nora Cortiñas realizó contundentes declaraciones: “a Berni ya le tendrían que haber pedido la renuncia”.

A los pronunciamientos de las organizaciones estudiantiles, sindicales, políticas y de derechos humanos se sumaron las concentraciones convocadas por el Polo Obrero, el Frente de Lucha Piquetero y el Plenario Nacional del Sindicalismo Combativo. El jueves 30 nos movilizamos en Capital Federal y La Plata junto con Memoria, Verdad y Justicia y la Multisectorial por los Derechos Humanos. La consigna “aparición con vida de Facundo Castro”, unida a “El Estado es responsable, fuera Berni”, da cuenta de la responsabilidad política que le cabe a Kicillof por permitir su continuidad.

Las organizaciones de la juventud del FIT-U impulsamos una declaración en común, marcando que “la Bonaerense, la Justicia y el gobierno provincial de Kicillof dilataron la búsqueda y la familia de Facundo y sus abogados denuncian maniobras de todo tipo”. A su vez, la UJS y las juventudes del PTS e IS impulsamos un “tuitazo” que logró la adhesión de centros de estudiantes universitarios, secundarios y terciarios, y de la Federación Universitaria Argentina y la Coordinadora de Estudiantes Terciarios. Desde la UJS impulsamos, además del #DondeEstaFacundo, el #FueraBerni a través de campañas de fotos y pronunciamientos en todos los lugares de estudio como parte integral de esta lucha contra la impunidad y la represión y sus responsables políticos.

El reclamo popular por la aparición de Facundo Castro es fundamental para superar las maniobras de encubrimiento por parte de la Policía y el poder político. Si Berni cae como consecuencia de la movilización de la juventud y los trabajadores estaremos en mejores condiciones para avanzar en la lucha por el desmantelamiento de la Bonaerense.

Por un gran plenario nacional contra la represión

En este camino inscribimos la campaña por un plenario nacional contra la represión, para unir todas las luchas contra el gatillo fácil y la represión policial y estatal.

Es necesaria una respuesta unificada contra los atropellos, abusos y la represión. El cuadro represivo está armado para impedir la irrupción popular frente al agravamiento de la situación económica y sanitaria que golpea sobre la inmensa mayoría del pueblo argentino. Llamamos a organizar colectivamente un plenario nacional contra la represión, que unifique el conjunto de los reclamos y exigencias de los familiares y amigos de las víctimas de gatillo fácil, por la aparición con vida de Facundo Castro, por el juicio y castigo a cada uno de los responsables y por el cese de toda represión y persecución a los trabajadores. De esta manera, estaremos cobrando nueva fuerza para avanzar en esta lucha y todas las luchas que los trabajadores tenemos por delante para que la crisis la paguen los capitalistas.