TIERRA PARA VIVIR

Córdoba: tras el desalojo en Estación Ferreyra siguen presas dos mujeres

El fiscal Casas, por fuera de toda legalidad.

Tras el desalojo ilegal, las familias de Estación Ferreyra, junto al Polo Obrero continúan exigiendo la libertad de Karen Altamirano y Marina Rivadero, las dos mujeres que permanecen detenidas desde el pasado jueves.

En el día de ayer hubo una concentración en Tribunales II y en la mañana de este sábado 21 se reclamó en la unidad judicial 7, en donde se realizó una presentación. Sin embargo, la Fiscalía a cargo del fiscal Tomás Casas está negando la libertad sin argumentos válidos, y negó todo tipo de comunicación con el abogado defensor de las compañeras, Jorge Navarro. Es claro que el fiscal Casas se ensañó con las compañeras a las que mantiene presas porque quiere aleccionar a quienes luchan por el derecho a la tierra y la vivienda.

Cabe recordar que en la tarde de ayer cuatro de los detenidos fueron puestos en libertad por la movilización realizada sobre Tribunales II. Uno de ellos tiene lesiones producto de la represión, no obstante permaneció detenido, torturado, y sin atención médica durante más de 24 horas.

Mientras se aplicaba todo tipo de atropellos contra las familias de Estación Ferreyra, el gobierno se dedicó a presentar a las víctimas como delincuentes. El Ministerio de Desarrollo Social no brindó soluciones durante meses, y para peor la Policía amenazó con quitarle la tenencia de les niñes a las madres.

Las familias de Estación Ferreyra perdieron todo tras el operativo ilegal del pasado jueves, y ahora no se les dan ninguna solución.

El Polo Obrero junto a las familias reclaman la libertad inmediata de estas compañeras víctimas de la represión de un gobierno ajustador. El déficit habitacional no sé soluciona con represión. «Tierra para los trabajadores, no para los especuladores.»

También te puede interesar:

Se aprestan a aprobar en la Legislatura la reforma del Estatuto que consagra la precarización laboral de la docencia.
Se desarrolló una importante acción de la Coordinadora de jubilados.
Los gobiernos de Alberto Fernández y de Larreta atentan contra una despedida popular.
El principal reclamo fue por aborto legal. También hubo un repudio a la represión y los desalojos.
El fiscal Casas no pudo seguir sosteniéndolas presas por fuera de todo marco legal.