Facundo Castro: la Bonaerense amenaza al abogado de la familia e interfiere en la investigación

"Me estoy guardando todos los links de los medios en los que estás hablando y cuando todo pase yo sé bien lo que tengo que hacer", le dijo un efectivo.

La familia de Facundo Castro -que se encuentra desaparecido desde que fuera detenido por la Policía Bonaerense el 30 de abril- presentará ante la Justicia Federal un pedido para que se dispongan los medios y recursos necesarios para preservar la seguridad de las cosas y las personas que forman parte de la investigación y la efectiva la separación de la Bonaerense, a raíz de hechos de enorme gravedad sucedidos luego de la marcha realizada este sábado 11 por la aparición con vida de Facundo.

Apenas unas horas después de finalizada la manifestación, uno de los abogados de la familia fue advertido por unos vecinos de que se habían encontrado restos óseos en un basural de la localidad de Mayor Buratovich. Inmediatamente, el abogado se dirigió hacia el lugar con el objetivo de preservar las pruebas y, al llegar, se encontró con un móvil de la Bonaerense y otro vehículo que no se pudo identificar, pese a que la fuerza policial se encuentra apartada de la causa por disposición de la Justicia Federal. Cuando el abogado plantea esta irregularidad y que no tenían nada que hacer en ese lugar, comienza una fuerte discusión. Mientras otros efectivos se bajan del patrullero y no cesan de llegar nuevos móviles, uno de ellos realiza una gravísima amenaza: “vos quedate tranquilo, que yo me estoy guardando todos los links de los medios en los que estás hablando y cuando todo pase yo sé bien lo que tengo que hace”.

Finalmente, la Bonaerense abandona el lugar tras una orden del fiscal interviniente y, luego del trabajo de los forenses, se logra concluir que los restos encontrados en el basural no correspondían a huesos humanos.

Apenas horas después de estos hechos, Sergio Berni, responsable político de la Bonaerense, se encontraba participando como invitado en el programa “Almorzando con Mirtha Legrand”. Lejos de aprovechar esa audiencia para sentar posición a favor de la familia y asumir alguna responsabilidad en contra de la impunidad, eligió guardar silencio sobre el tema que tiene en vilo a todo un país. Ni siquiera fue cuestionado por ningún miembro de la mesa, entre los que se encontraba Pablo Sirvén, escriba del diario La Nación y ultra macrista no confeso. Sucede que el incesante raid mediático de Berni está al servicio de legitimar la mano dura policial y el rol represivo de las fuerzas estatales, y en esto no hay grietas entre el oficialismo y la oposición patronal. El combo de aislamiento obligatorio y coerción estatal viene siendo el ángulo tomado por el gobierno y los sectores más reaccionarios para dejar pasar todo tipo de atropellos. Una coerción estatal que se aplica sin fisuras sobre la clase trabajadora, pero que resulta papel mojado cuando se trata de las empresas que siguen operando a pesar del crecimiento en los contagios de Covid-19, con casos de nula esencialidad como Felfort o los peajes. Bajo el manto de la “coerción estatal”, hace 73 días que la Bonaerense detuvo a Facundo en un retén policial y nunca más fue visto por su familia. La misma fuerza provincial acaba de asesinar a sangre fría a Lucas Verón, un joven de La Matanza que se encontraba festejando su cumpleaños número 18. Además, por estas horas acaban de ser liberados los policías de la provincia de Chaco, luego de ser apresados por torturas y abusos contra miembros de la comunidad Qom, cuyas imágenes recorrieron el país. Por no hablar del caso de Luis Espinoza, asesinado por la policía Tucumana y cuyo cuerpo fue desmembrado con la intención de hacerlo desaparecer. La lista se vuelve interminable y, solo en la provincia de Buenos Aires, se cuentan por 18 los casos de gatillo fácil durante el mes de junio. Es urgente tomar nota de que no constituyen casos aislados, sino que es un comportamiento que forma parte estructural de estas fuerzas estatales de “seguridad”, ya sean policías provinciales o fuerzas nacionales como Gendarmería o la Federal. Desde que comenzó el aislamiento obligatorio, han sido protagonistas de todo tipo de atropellos, desde detenciones y apremios ilegales hasta asesinatos a sangre fría y desapariciones, siendo la clase obrera, y más precisamente la juventud, su invariable objetivo. En el caso de Facundo Castro, es el propio Estado provincial el que se encuentra obstruyendo la investigación, dándole rienda suelta a su brazo policial que sigue interfiriendo en las pruebas y amenazando a la familia y sus abogados. Sergio Berni y Axel Kicillof son responsables. Aparición con vida YA de Facundo.

También te puede interesar:

Desde un principio, la familia de Rosa fue ninguneada por la policía juninense.
Los casos se repiten en el distrito sin respuestas de los gobiernos.
El descontrol y la “relajación” del Estado ante la cuarentena disparó un número impensado de contagios que conmociona a la ciudad bonaerense.
La insuficiencia edilicia y la falta de inversión en infraestructura se vuelven a manifestar en el distrito.
Los trabajadores residentes del Trauma llevan reclamando por la falta de insumos de bioseguridad elementales para hacer frente al Covid-19.
En diálogo con Prensa Obrera, denunciaron reducciones salariales y falta de elementos de protección. Y advirtieron que la gestión gubernamental de la pandemia "es un circo".