Florencio Varela: un nuevo ataque a los vendedores ambulantes

Este fin de semana la noticia en Florencio Varela fue una nueva represión a trabajadores ambulantes.  La vendedora Carla Susana V. fue golpeada y luego detenida en la comisaria 1° por la policía en las inmediaciones de la estación de tren.

Pareciera que en Florencio Varela la principal misión del Intendente Watson es esconder el fracaso de este gobierno,  que lejos de generar puestos genuinos de trabajo,  dar solución a los miles de varelenses empobrecidos,  somete, persigue y oprime a quienes salen a ganarse el sustento diario.

¿Quiénes son los vendedores ambulantes? Son vecinas y vecinos de Florencio Varela víctimas del cierre de fábricas,  quienes han intentado bajo todos los medios de ingresar al sistema formal de trabajo sin obtener respuestas; madres y padres que con la venta de alfajores, objetos usados, garrapiñadas,  mantienen a sus familias,  tratando de sortear la pobreza que pareciera no tener fin. Son los que a las horas interminables de trabajo con frío,  calor, falta de todo tipo de contención estatal, hay que sumar la evasión a las fuerzas represivas.  La policía de Berni y Kicillof no sólo confisca la mercadería, sino que actúa aplicando toda su violencia; vendedores ambulantes golpeados y detenidos con causas ficticias.

La marcha multitudinaria del mes de marzo, donde cientos de varelenses se sumaron a la lucha dejó expuesta la inacción de Andres Watson. La propuesta de ubicarlos en ferias comunitarias alejadas del centro con la evidente pérdida de ingresos, no es la alternativa para solucionar éste problema.

Si la intención de este gobierno es esconder mediante la represión y el desalojo, la organización de vendedores ambulantes saldrá a las calles de Florencio Varela a hacer oír sus reclamos.

Desde el Partido Obrero en el FIT-U, hacemos responsable directo al Estado provincial y municipal (Kicillof,  Berni y Watson) de la integridad física de los trabajadores y exigimos una vez más el cese de la persecución y represión a los trabajadores ambulantes, quienes se declararon en estado de alerta permanente.