Movilización en San Martín: “Chiara el barrio no te olvida, va a luchar por vos”

Cientos de vecinos exigieron justicia y denunciaron encubrimiento policial.

presidenta CECyT Unsam

Más de un centenar de familiares y vecinos de San Martín cortaron la rotonda de Ruta 8 y Márquez para exigir justicia por Chiara, la joven que en la madrugada del domingo 19 falleció al recibir un impacto de bala, tras presenciar un enfrentamiento entre dos bandas mientras se realizaba una fiesta en la localidad de José León Suárez. Por tratarse de una balacera entre bandas narcos ligadas al poder, la policía hace todo para garantizar la impunidad de los asesinos.

Hubo un detenido después de la fiesta, pero fue liberado al par de horas en la comisaría 4ta de Suárez, conocida por aceptar sobornos. Cuando la familia fue a denunciar lo sucedido, les dijeron que “eran pocos para hacer algo”. De todos los involucrados en el tiroteo hay solo un detenido, que se entregó, mientras la familia recibe amenazas para desistir la lucha. A sus llegados cuando fueron a declarar a la comisaría no les tomaban las declaraciones, y una vez que lo hicieron no fueron elevadas a la fiscal de la causa.

En la movilización tomaron la palabra familiares de víctimas de distintos casos que se sumaron a llevar su apoyo, como de Aracelli Fulles (que siguen peleando contra la impunidad de los femicidas que la Justicia dejó libres) o de Natalia, víctima de femicidio también en Suárez cuyos dos acusados se encuentran prófugos por la complicidad de la misma Comisaría 4ta. También otros que enfrentar el encubrimiento policial como la madre de Yonatan y la familia de Emmanuel Herrera.

 

La policía no nos cuida, y para muestra vale una comisaría

El caso de Chiara conmocionó Suárez, y movilizaron a todo un barrio. Es que es un caso marcado por el encubrimiento, la impunidad y la violencia policial, que son moneda corriente. Así lo marcó Maximiliano, tío de Chiara, en la movilización: “Hay un denominador común en todos los casos y es que los que dicen que estar para cuidarnos, no nos cuidan. Cuidan a los narcos, cuidan su plata.” “Narcos, políticos y policía todos juntos”.

La Comisaría 4ta de José León Suárez tiene un largo prontuario: en 2011 estuvo involucrada en la masacre de La Cárcova, después encontraron un desarmadero dentro de la comisaría, hubo comisarios detenidos por cobrar a presos para habilitar su fuga, una causa por brindar cobertura a una organización criminal que comercializaba estupefacientes en La Cárcova. También protagonizó violentos operativos de desalojo sin orden judicial durante la pandemia, y hasta hay una denuncia por asociación ilícita con narcos.

En agosto de este año hubo un cambio de policías de la comisaría. Pero en estas modificaciones son digitadas por las mismas cúpulas implicadas en los negociados narcopoliciales. Cambian a los sumariados, a veces hasta trayendo sumariados de otros distritos. No tuvo que pasar mucho tiempo para demostrar que la orientación sigue siendo la misma.

El intendente Moreira insiste en que para garantizar la seguridad “necesitamos toda la presencia posible de las fuerzas de seguridad en el distrito”, y el martes 29 anunció la entrega de 15 patrulleros nuevos para la Bonaerense del distrito. Pero es esta misma policía la garante del delito organizado. En una San Martín con déficit habitacional e índices de pobreza de alcance histórico, el reforzamiento represivo solo apuntan al control social para imponer el ajuste del gobierno. Es la orientación de Sergio Berni, que se refuerza con la designación de Aníbal Fernández en el Ministerio de Seguridad de Nación.

Desde el Partido Obrero acompañamos la movilización y los reclamos de las familias, y exigimos la cárcel para los responsables del crimen de Chiara y para los policías responsables del encubrimiento. Que se abra una investigación independiente sobre la Comisaría 4ta de Suárez, en manos de una comisión de vecinos y organizaciones del barrio y de derechos humanos.

Basta de zonas liberadas. El Estado es responsable. Fuera Berni. Desmantelamiento del aparato represivo.