Avellaneda: los vecinos de Villa Inflamable inundados a causa de la basura

Una muestra de la brutal desidia del municipio

Los vecinos de Villa Inflamable, un asentamiento precario declarado inhabitable ubicado entre el polo petroquímico de Dock Sud, amanecieron este miércoles con sus viviendas inundadas. Estas miles de familias pobres, que tienen que vivir entre la toxicidad de los deshechos y el humo de las fábricas aledañas, sufren ahora a causa de las enormes cantidades de basura que la Municipalidad de Avellaneda no recoge y terminaron bloqueando el drenaje del agua de lluvia. Esto derivó en la inundación de varias viviendas con un grave peligro sanitario, cuando además de la pandemia del coronavirus se siguen sumando los casos de dengue en Avellaneda.


La Municipalidad estuvo en la mira las últimas semanas por mantener a toda costa las tareas laborales de los municipales, incluso cuando la mayoría de ellas no revisten ninguna esencialidad. Al intendente Jorge Ferraresi parece importarle mucho la pintura de semáforos o veredas en las zonas céntricas, pero no parece interesarle la recolección de basura en Villa Inflamable ni la vida de sus habitantes.


Los de Villa Inflamable son vecinos abandonados a su propia suerte. En el año 2008 la Corte suprema la declaró una “zona inhabitable”, instando a unas cuarenta empresas responsables del enorme grado de polución a detener sus actividades contaminantes y al municipio a reubicar a todos sus habitantes. Doce años después nada de esto ha cambiado.



Más de cien mil personas conviven allí en condiciones inhumanas, al borde de la cuenca de Riachuelo más contaminada del país por los desechos químicos que descartan las empresas. La leucemia, el plomo en sangre y el cáncer son moneda corriente. El agua de las canillas sale contaminada. La ausencia de red cloacal lleva a los vecinos a tirar sus desechos en “piletones” que se transforman en una suerte de cloacas a cielo abierto.


Las inundaciones provocadas por la obstrucción con enormes cantidades de basura de la filtración del agua de lluvia hacia el Riachuelo se replican también en otros asentamientos precarios de la zona, como Villa Tranquila.




Los vecinos de Inflamable denuncian que reclamaron a Ferraresi en persona la solución urgente de todas estas cuestiones, cuando se aprestaba a recorrer el barrio durante la campaña electoral. El intendente prometió tomar cartas en el asunto junto a ingenieros y especialistas, pero al igual que ocurre con la reubicación de la población, no se ha hecho nada.


Los vecinos de Villa Inflamable, como los de todos los asentamientos precarios del distrito, no pueden esperar. Las condiciones inhumanas que azotan a miles de familias de Avellaneda reclaman con urgencia medidas de saneamiento, obras hídricas, el trazado de cloacas y un verdadero plan de urbanización. Pero en definitiva es de primera necesidad la reubicación de toda la población de Villa Inflamable.



 

También te puede interesar:

Necesitamos una cuarentena bajo control popular, con salario, jubilaciones, bono al parado y recursos para salud.
Los resultados de la desinversión en el municipio.
Maroni encubre que la propagación de contagios se debe a la escasez de personal, a la mala calidad de los EPP y al déficit de infraestructura.
El alza de los grupos anticientíficos y el dominio del capital sobre la ciencia.
Una radiografía de la irresponsabilidad y el ajuste del Estado.