Córdoba Capital: violento desalojo policial en una toma de tierra en Barrio Cabildo

El gobierno de Schiaretti responde a la falta de viviendas con represión.

La policía de Córdoba realizó, en la mañana de este viernes 31, un violento desalojo en una de las ocupaciones de tierra que se desarrollan en la capital de la provincia. Mediante la fuerza, 25 familias sin techo se quedan sin lugar para vivir en plena pandemia y en lo más crudo del invierno.

El operativo contó con orden judicial. El tercer poder no tiene reparos en darle la espalda al derecho a la tierra y la vivienda establecido constitucionalmente, y actúa nuevamente al servicio del gobierno ajustador y represivo de Juan Schiaretti.

La represión y hostigamiento policial es la respuesta de un gobierno provincial que pretende continuar descargando el ajuste contra el pueblo trabajador. Bajo estas condiciones, es inviable pagar alquileres, siendo imposible construir la vivienda familiar. Y para peor, el propio Ejecutivo cordobés no cumple con su propio plan de viviendas, por el que la provincia ya se endeudó.

El dirigente del Polo Obrero cordobés, Emanuel Berardo, declaró que el desalojo de las familias representa “una política criminal contra una toma con un porcentaje elevado de niños con discapacidades. Este accionar es recurrente y las delegadas del lugar ya habían denunciado violencia contra los residentes, mujeres embarazadas y amedrentamientos, que incluyeron agentes con pinzas lastimando compañeras”.

En tanto que Soledad Díaz, legisladora provincial del Frente de Izquierda presente en el lugar, agregó que “hemos presentado un proyecto de ley de emergencia habitacional y prohibición de desalojos, justamente para evitar esta situación. Lo hacemos porque crece la necesidad en medio de la pandemia, en una provincia con 300 mil familias sin vivienda. No estamos frente a un hecho aislado en Cabildo. Defendemos el derecho de los compañeros y compañeras a su casa y rechazamos los atropellos de la policía de Schiaretti”.

El gobernador muestra los dientes, pretendiendo aleccionar a quienes van a la acción directa para garantizarse los derechos que les niega. El Polo Obrero continuará organizando a las familias trabajadoras, porque la tierra es de los trabajadores y no de los especuladores.

También te puede interesar:

El sindicato de Jesús María marca una perspectiva para el conjunto de trabajadores.
Le denegaron el arresto domiciliario y sufrió las torturas del sistema penitenciario. Continúa en terapia intensiva.
Los números que arrojan los informes del Otes son alarmantes.
El secretario general de Agec, Pablo Chacón, pacta con las patronales. Es necesario organizar los lugares de trabajo.