En la Legislatura de Córdoba, el FIT convoca a una audiencia pública por la vivienda

Participarán representantes de ocupaciones de tierra de Córdoba capital y del interior provincial.

La banca del Frente de Izquierda en la unicameral, que ocupa Soledad Díaz García, convocó a una audiencia pública por la vivienda que se realizará el próximo jueves a las 17 horas por Jitsi Meet. La iniciativa es una continuidad de toda una perspectiva de lucha y organización que viene trazando el Polo Obrero en las barriadas populares de Córdoba.

Serán parte de la convocatoria quienes vienen protagonizando las ocupaciones de tierras en la capital y en ciudades del interior provincial. En ese sentido, ya confirmaron su participación representantes de las ocupaciones de Barrio Ampliación Cabildo, Cabildo Anexo, Sacchi, Montecristo, entre otros agrupamientos por la vivienda.

Las familias trabajadoras pasaron a la acción directa para garantizarse el derecho a la vivienda que el gobierno de Schiaretti les niega, aun cuando el déficit habitacional cobró más notoriedad tras la cuarentena. La posición del gobierno, lejos de dar lugar al elemental reclamo de la vivienda, garantizado constitucionalmente, se resume en el uso de la justicia y de la policial para hostigar y reprimir las ocupaciones de tierra.

La carta represiva ha sido la forma con la que viene Schiaretti viene actuando en relación a las ocupaciones de tierras. De ese modo realizó desalojos violentos como el sucedido en Juárez Celman o la represión sin orden judicial en Estación Ferreyra. La excusa esgrimida es que se realiza una usurpación de terrenos. Pero lo cierto es que hay todo un negociado de especuladores inmobiliarios sobre tierras fiscales, lo que da cuenta del carácter de clase con la que actúan las fuerzas policiales.

La Voz informaba a fines de marzo que “57.885 familias viven hacinadas, compartiendo por lo general un cuarto. Los datos le dan una dimensión real a la solución de la cuarentena total, la única que hasta ahora encontró la mayoría de la comunidad científica para minimizar los riesgos de un contagio masivo del coronavirus. En estos extremos, cumplir la disposición choca con la complejidad de lo cotidiano”. Meses después el gobierno no tomó ninguna medida sobre el punto.

En este marco hay en curso un movimiento por la tierra y la vivienda que va tomando fuerza en las barriadas de Córdoba. Las ocupaciones de tierra son uno de los emergentes de una Córdoba caliente por el ajuste de quienes gobiernan. En ese panorama, familias de trabajadores imposibilitadas de pagar un alquiler se organizan, y vienen rechazando el hostigamiento policial; proyectando una salida para el conjunto de la clase obrera sin vivienda.

El Polo Obrero viene de organizar una masiva movilización con una concurrencia de tres mil personas, y va por más, desenvolviendo todo un programa de salida al déficit habitacional y a la desocupación. En ese sentido, desde la banca del FIT, Soledad Díaz García recoge las demandas de las familias obreras como parte de un plan de lucha de conjunto para que se garantice el derecho a la tierra y la vivienda.

Hay en curso una lucha por la vivienda, el Polo Obrero, junto a la banca del FIT, bajo la consigna “tierra para los trabajadores, no para los especuladores” librará la pelea política para que hacer efectivo el derecho a la vivienda, declarando la emergencia habitacional; estableciendo el cese de desalojos; la creación de un banco de tierras; y la puesta en marcha de un plan de obras públicas, con salarios de convenio.

 

También te puede interesar:

La provincia de Córdoba con nuevos récord diarios, complicada situación en el interior.
La responsabilidad del Estado de los contagios en unidades penitenciarias.
La jornada cerró con un masivo acto en centro de la ciudad.
Una expresión de un régimen universitario en descomposición.
La ciudad no tenía casos hasta antes de una procesión y misa.