JORNADA HISTÓRICA

Piquetazo nacional: miles de desocupados ganaron las calles contra el ajuste

En el centro porteño, tres columnas de piqueteros se dirigieron a Plaza de Mayo.

Willy Monea, Ojo Obrero Fotografía.

Como lo habían anunciado desde el frente único de organizaciones piqueteras –cuyo número sobrepasa cualquier acción previa-, en todo el país se desarrollaron numerosas acciones piqueteras contra el ajuste y por el aumento del salario mínimo y los programas sociales. En CABA, decenas de miles de piqueteros se dirigieron al poder político, en Plaza de Mayo, donde cerraron la jornada con un acto.

Se trata de la acción concertada entre el Frente de Lucha Piquetero, que integra el Polo Obrero, y varias organizaciones piqueteras (FOL, FOB, FPDS, etc.) que se suman al plan de lucha del movimiento piquetero independiente, ante el crecimiento de la desocupación, la miseria, la escalada de los precios, la falta de alimentos y la disminución de los ingresos reales de los programas sociales.

En un país donde 6 de cada 10 niños son pobres, cuestión reflejada recientemente en las condiciones de vida de Maia, la niña secuestrada y recuperada en el día de hoy, que vive junto a su madre en una “casilla” improvisada en la intemperie; con casi el 50% de la población en la pobreza y el salario mínimo en $21.600 de hambre; con el 70% de los jubilados cobrando la mínima, por debajo del índice de indigencia; el movimiento piquetero ha dicho ¡basta! Y han convocado a esta contundente e histórica acción de lucha unificada.

Desde las organizaciones convocantes denunciaron que la canasta básica triplica el salario mínimo y que la canasta familiar es inalcanzable para un desocupado, lo cual se agrava para el caso de mujeres y diversidades sexuales.

Señalan que el gobierno desoye los reclamos populares y centra su política en satisfacer las demandas del FMI, lo que acarrea un costo social insoportable, con millones de nuevos pobres y desocupados, gente viviendo en las calles y comedores populares colapsados.

Mientras en las distintas ciudades de la casi totalidad de provincias del país se han desarrollado distintas acciones, en el centro porteño la jornada comenzó temprano, con una movilización de la juventud hacia el Ministerio de Educación en respuesta a las demandas de dispositivos, conectividad, becas, vacunación y mejoras edilicias para cursar.

Luego, los manifestantes llegaron a Plaza de Mayo desde tres direcciones distintas –Obelisco, Av. De Mayo y Belgrano-, para hacer confluir un movimiento piquetero independiente que ha dado un salto de calidad en su organización, como respuesta a la política del gobierno de Alberto Fernández.

Entre los reclamos que más se destacaron los convocantes se encuentran un salario mínimo de $56.000 y la equiparación de los programas sociales a la Canasta Alimentaria; trabajo genuino;  vacunación para los trabajadores esenciales, incluidos quienes atienden los comedores populares; tierra para vivir, no a los desalojos; presupuesto y políticas para erradicar la violencia de género; no al saqueo ambiental en Chubut; conectividad para todos.

Al término de la jornada, Eduardo Belliboni, del Polo Obrero, señaló: “Vamos a ir a un plan de lucha a fondo para exigirles, cuando se junte el Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil, que en la Argentina no puede haber ningún trabajador que cobre menos de la Canasta Básica, que hoy está en $58.000”.

 

 

 

También te puede interesar:

Se trata de una jornada nacional de lucha, con una fuerte concentración en CABA y piquetes y cortes de ruta en todo el país.
Luego de distintas acciones desde la mañana, confluyeron en una movilización a la Plaza de Mayo.
Desde las 10 am, en todo el país, se desarrollan acciones del movimiento piquero independiente.
Convocada por las organizaciones que integran el Frente de Lucha Piquetero.