14/05/2021

A 15 años de su sanción, el gobierno nacional destina migajas para la aplicación de la ESI  

Artículos hacia el II Congreso del Plenario de Trabajadoras.
Plenario de Trabajadoras.

Desde el Plenario de Trabajadoras y la UJS lanzamos la campaña “ESI – 15 años: vamos por educación sexual laica y científica en todos los niveles educativos”. Esta campaña se enmarca en la convocatoria al II Congreso del Plenario de Trabajadoras, que se realizará de manera virtual el 29 de mayo.

En esta entrega, veremos que las asignaciones presupuestarias destinadas a la Ley de Educación Sexual Integral son una muestra de la ausencia de políticas y acciones destinadas a su aplicación. Esto se enmarca en la orientación del gobierno nacional que privilegia los acuerdos con los acreedores internacionales y los lazos con las iglesias a costa de someter a las mujeres, diversidades y juventudes a todo tipo de violencias, educando en el sometimiento y la discriminación.
La presentación del presupuesto 2021 a fines del año pasado contó con la celebración, por parte de las feministas oficialistas o en el gobierno, de un “presupuesto con perspectiva de género” que esconde que el supuesto carácter progresivo del etiquetado PPG es decir, partidas consideradas “con perspectiva de género”, se encuentra distorsionado.

El crecimiento de estas etiquetas no obedece a un aumento de las políticas destinadas a eliminar la discriminación laboral de las mujeres, ni a prevenir la violencia o fomentar la formación en ESI, sino que se asignaron estas etiquetas a políticas o asignaciones presupuestarias que ya existían y que ahora son “resignificadas” como un aporte a resolver cuestiones de género, como por ejemplo la moratoria previsional. Hay que decir, además, que el primero en incorporar etiquetas PPG en los presupuestos fue el macrismo en 2018.

Ahora bien, para graficar lo dicho al respecto de las partidas PPG vemos que el presupuesto 2021 contempla 1.3 billón para etiquetas PPG. De esta partida, tan solo el 0,01% es destinado al Fortalecimiento de la Educación Sexual Integral, mientras el 7% corresponde a la Tarjeta Alimentar, el 18% a la asignación Universal para la Protección Social (Asignaciones familiares) y el 60% a las Prestaciones por moratoria previsional. A su vez, dentro de lo que contempla como PPG dentro del presupuesto del Ministerio de Educación se incluye el Fortalecimiento Edilicio de Jardines de Infantes, que es una de las tres partidas con mayor presupuesto en 2021.

ELA – Equipo Latinoamericano de Justicia y Género. “Presupuesto y género. Análisis del Proyecto de Presupuesto 2021”. Buenos Aires, diciembre de 2020.

 

Es necesario destacar que lo que aparece un aumento nominal del presupuesto en 2021 respecto al 2020 no es un aumento real, teniendo en cuenta que la inflación anual alcanzará el 50%. Y no solo eso sino que lo destinado a ESI en 2020 fue subejecutado por el gobierno “aliade” de Alberto Fernández. Según datos oficiales del Ministerio de Educación, a octubre del 2020 se ejecutaron $ 60.685.997, lo que representa una ejecución presupuestaria a la fecha del 74% y mucho peor, hasta Junio no había usado un centavo del presupuesto asignado.

A su vez, Alberto Fernández incorporó dos programas que se integraron a la ESI, “Acciones de Formación Docente” y “Mejoramiento de la Calidad Educativa” y creó el Observatorio Federal de Educación Sexual. Todo esto es presentado por sus militantes como un “avance” en términos de aplicación de la ESI, pese a que no se vean resultados que lo respalden.

En síntesis, a lo largo de todo el 2020, con el combo de la pandemia y la crisis empeorando todos los índices de violencia llegando al externo de comenzar el 2021 con un femicidio diario y diez partos adolescentes por hora, el presupuesto ESI se aplicó parcialmente y las medidas adoptadas fueron cosméticas.

Otro dato para considerar es la cantidad de docentes capacitados para impartir ESI. Entre las metas físicas para el 2021 que figuran en el presupuesto educativo se menciona la capacitación de 20 mil docentes, es decir, unos 7mil menos que el año anterior (27mil en 2020). La cifra del año pasado era superior a la de los años anteriores pero que no supera la de 2014 (28 mil docentes capacitados) y 2015 (55 mil docentes capacitados. Lo que el Ministerio de Educación no cuantifica es la cantidad de estudiantes que acceden a la ESI y mucho menos la orientación que esta formación tiene sabiendo que la ley contempla que la institución defina los contenidos en base a su ideario.

Con quien si es generoso el gobierno nacional es con la Iglesia. Pese al supuesto programa de autofinanciamiento de la Iglesia Católica, continúa sosteniendo este culto otorgando enormes partidas en subsidios a la Iglesia Católica y las escuelas de todas las religiones. Además de los subsidios la iglesia cuenta con el privilegio de las exenciones impositivas y accede a gestionar programas como Potenciar Acompañamiento destinado a jóvenes con consumo problemáticos o adicciones y que es gestionado desde la “Mesa de Organizaciones y Comunidades Terapéuticas” que integra al cura Pepe Di Paola entre otros y que les permite llevar adelante la tarea de adoctrinamiento de los sectores populares utilizando la condición vulnerable de muchos jóvenes.

De conjunto, el presupuesto para ESI se enmarca en un presupuesto general negociado con el FMI para aplicar un ajuste a les trabajadores y así garantizar el pago riguroso de la deuda pública con el capital financiero internacional. El gobierno nacional, sus ministerios y funcionaries no impulsan ninguna política para implementar una educación sexual libre de sometimiento y respetuosa de la diversidad sexual o de género y se oponen de hecho a la centralidad de su carácter laico y científico para sostener sus lazos las iglesias. Por mucho etiquetado PPG que se le ponga al presupuesto, se subordina el acceso a la ESI al vínculo con la institución más hostil a los derechos de las mujeres, las diversidades y la juventud.

También te puede interesar:

A propósito de sus dichos en Cumbre de la Organización Mundial del Trabajo.
También por el reconocimiento de quienes ya vienen realizando este trabajo.
23 de junio: ¡todes al consejo de escuela!
Seguimos movilizades para reclamar que se avance de una buena vez en este derecho.