04/11/2021
BUENOS AIRES

Condenaron a prisión perpetua a tres de los imputados por el femicidio de Araceli Fulles

Enorme triunfo de la lucha.

Este 4 de noviembre, luego de 4 años y 7 meses de lucha, el Tribunal de San Martín dictó prisión perpetua a tres de los acusados por el femicidio de Araceli Fulles. Lo que constituye un enorme triunfo de la movilización popular, encabezada por la mamá de Araceli, Mónica Ferreyra.

El lunes 13 de septiembre había comenzado el juicio, en el cual declararon más de 300 testigos en el transcurso de 14 audiencias. A pesar de que los autores materiales del femicidio de Araceli se encuentran imputados por el delito de “homicidio agravado por femicidio y por la participación de dos o más personas”, el pedido de prisión perpetua era para tres de los acusados, Carlos Casalz, Hugo Cabañas y Marcelo Escobedo. Mientras que no fueron acusados Hernán Rodrigo Badaracco, Carlos Antonio Ibarra, Daniel Alaniz y los hermanos Jonathan y Emanuel Ávalos, y se prevé serán absueltos por falta de pruebas. Durante el proceso de investigación, hasta el debate oral todos permanecieron libres, familiares de Araceli y varios testigos denunciaron que recibieron amenazas de muerte por parte de dos de los imputados, que luego fueron detenidos, uno de ellos al intentar entrar a la segunda audiencia del juicio oral con un arma blanca.

Los ocho habían sido imputados por «homicidio agravado por femicidio y por la participación de dos o más personas», delito con pena de prisión perpetua. En principio, todos los acusados llegaban libres al debate oral, pero a lo largo del proceso judicial por una serie de amenazas por parte los imputados, dos fueron detenidos.

Araceli vivía en San Martín, en el barrio Sarmiento, se la vio por última vez en la plaza Lanzone el 2 de abril del 2017. Desde ese día, ante la falta de respuesta del Estado, familiares, amigxs y vecinxs se movilizaron reclamando por su aparición. Durante todo el proceso de investigación se denuncia la falta de acción de la policía y la fiscalía para encontrar a Araceli, la búsqueda fue obstaculizada sistemáticamente. Ocurre que el distrito gobernado desde 2019 por Fernando Moreira, y en ese entonces por Gabriel Katopodis, es señalado como un lugar donde bandas de narcotraficantes -en varios casos integradas por policías bonaerenses- se disputan el negocio de la venta de droga y los secuestros extorsivos, el de Araceli no es el primer caso que deja este entramado de negocios al descubierto.

Ante una investigación que estuvo plagada de irregularidades – mala conservación de las pruebas y la instalación de “pistas falsas”- la trama de encubrimiento llevada a cabo por las fuerzas represivas y también por el Poder Judicial, la organización popular se redobló en las calles, tal así, que tres policías fueron separados de la Bonaerense acusados por encubrimiento del femicidio de Araceli. Sabemos que estas separaciones no conducen más que a encubrir a los responsables de entorpecer la búsqueda, en la mayoría de los casos son reubicados en otros distritos y no cumplen las penas por las que fueron separados. Al igual que ocurre con otros casos, como el de Luna Ortiz en Tigre o el de Candela Rodríguez, Melina Romero, Chiara Ramírez en el mismo distrito, denunciamos que el femicidio de Araceli es la consecuencia directa de la connivencia entre la policía, las mafias narco, jueces, fiscales y el poder político.

 

Desde el Plenario de Trabajadoras nos hicimos presentes desde el inicio del juicio. , y hoy a las 16 hs, concentramos en el Tribunal de San Martín, donde se dictó la sentencia, denunciando la responsabilidad del gobierno, el Estado y la policía Bonaerense con Berni a la cabeza.

La condena a perpetua para tres de los responsables por el femicidio de Araceli consiste en un enorme triunfo de la lucha y es una bocanada de aire fresco para todas las familias que vienen peleando para que se haga justicia por sus hijas asesinadas, y encuentran solo revictimización e impunidad por parte del Estado. Es la demostración de que ganar las calles es el único camino para conquistar nuestros reclamos y que vamos a seguir movilizades por todas las pibas que nos arrancaron. NiUnaMenos, arriba les que luchan.