02/06/2021

En Santa Cruz marchamos por Ni Una Menos

Por un 3J de lucha y en las calles
Plenario de Trabajadoras Santa Cruz

A 6 años del primer “Ni Una Menos” las cifras de femicidios en el país no han disminuido, sino todo lo contrario, se registra un femicidio cada 23 horas. Sin dudas la pandemia y el confinamiento de las mujeres con sus victimarios ha hecho que los casos de violencia y asesinato por razón de género aumenten.

En cada 3 de Junio las mujeres y diversidades marchamos contra las políticas económicas de los gobiernos, que entre los estados nacional y provincial implementan, hundiéndonos en la pobreza. En ese cuadro somos las mujeres y diversidades quienes sufrimos en mayor medida la desocupación y la precarización laboral.

A un año de aprobarse la Ley de inclusión laboral trans, no se ha avanzado en dar ingreso genuino al trabajo para el sector de la población con menor expectativa de vida. Los índices de pobreza que pre pandemia superaban el 35% de la población, en pandemia creció al 45%. Porcentajes que incluyen en su mayoría a mujeres que han sufrido la pérdida de sus puestos de trabajo, siendo muchas ya precarizadas, y ahora empujadas a la indigencia Ejemplo de ello lo son las trabajadoras de casas particulares.

Sin embargo, el gobierno nacional destina fondos al pago de la deuda externa en lugar de reforzar la economía de les desocupados, con subsidios que cubran los costos de la canasta familiar para sacar miles de familias de la pobreza. Mientras las camas de terapia intensiva se ven colapsadas, los contagios y las muertes por Covid 19  aumentan, y las vacunas no alcanzan. Vacunas que se fabrican en el país, en la localidad de Garín, en Buenos Aires, que se exportan y que solo vuelven en una ínfima cantidad respecto a las producidas, exportadas e incluso a las ya pagadas anticipadamente.

A 15 años de la aprobación de la Ley de Educación Sexual Integral, seguimos luchando por su real implementación en todos los niveles y con carácter laico y científico. Esta implentación es una de las tantas herramientas  para prevenir el abuso a las infancias, reclamo que acompañamos a cada paso.

Con la aprobación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo no se han frenado las muertes por abortos clandestinos. La objeción de conciencia profesional e institucional es una traba para hacer efectivo el derecho. Seguimos luchando en las calles ahora para que se dé garantía real de acceso derecho a decidir sobre nuestro cuerpo.

Responsabilizamos al Gobierno de Alicia Kirchner de seguir victimizando a las familias de Liseth Barrera, asesinada en Gobernador Gregores; de Zulma Malbrán asesinada en Puerto San Julián; de Jesica Minaglia, asesinada en Piedrabuena; de Natasha Schumager asesinada junto a sus niñxs Karin y Lautaro en Caleta Olivia, todas ellas a la espera de que se cierren las investigaciones y se aceleren los juicios. Dos de los cuatro casos fueron a manos de agentes de la policía de la provincia. Seguimos pidiendo por la aparición del cuerpo de Marcela Chocobar.

Cientos de mujeres viven rehenes de sus victimarios por no contar con trabajo o salarios que les permita salir de los hogares donde las violentan. Mientras tanto el gobierno nacional saca un plan de asistencia, el “Plan Acompañar”, que es insuficiente, y las mujeres tienen que soportar largas colas para acceder al mismo exponiéndose a sus victimarios. En Santa Cruz sólo existe en Río Gallegos el ámbito de inscripción, dejando a la deriva a las mujeres del resto de la provincia.

En Santa Cruz vivimos la desidia de un gobierno que se dice nacional y popular pero precariza aún más a les verdadexs trabajadores esenciales como lo son los agentes de salud, recargándolos de trabajo durante la pandemia sin otorgarles las licencias, sin aumentar los profesionales para la atención por Covid 19. Alicia Kirchner mantiene cientos de trabajadores precarizados, sin aumentar el equipamiento para les enfermos y más recientemente cerrando paritarias anulando el franco compensatorio para quienes realizan guardias y reprimiendo a las y los enfermeros de Río Gallegos.

En Educación, sector laboral integrado mayormente por mujeres, cartera dirigida por Cecilia Velásquez, se ha agudizado la desocupación, la superpoblación de cursos, recargando la labor a les trabajadores. El Consejo Provincial de Educación no garantiza la tarea docente al no proveer de insumos para el teletrabajo a docentes y estudiantes. Luchamos por equipos y puntos de Wifi gratis para les docentes y estudiantes.

Solo la organización independiente del estado y los partidos patronales harán posible que realmente terminemos con la violencia hacia las mujeres y diversidades y no haya Ni Una Menos.

En este nuevo 3 de Junio, aniversario del Ni Una Menos, llamamos a las mujeres y diversidades a movilizarnos masivamente a las calles y a los sindicatos que nos acompañen, llamando a un paro este jueves.

Por separación de la Iglesia del Estado.

Por un Consejo Autónomo de las Mujeres.

Aparición con vida de Tehuel.