01/06/2020

Gran encuentro sobre la organización de mujeres y diversidades en el fútbol

El sábado 30 de mayo se llevó a cabo la charla de mujer y fútbol convocada días atrás, con una gran convocatoria. Más de 50 jugadoras de fútbol en la liga de AFA, jugadoras de futsal de la liga de AFA y otras ligas, directoras técnicas, periodistas deportivas, ex jugadoras y con otros vínculos con la disciplina participaron de la charla y del debate.


En primera instancia, las oradoras -Florencia Montoya (profesora de educación física, jugadora de futsal en Pinocho y técnica de futsal) y Valeria Lobos, dirigente del Plenario de Trabajadoras-, realizaron una descripción detallada sobre los hechos más importantes de la historia mundial del fútbol femenino, relacionando directamente la lucha de las mujeres para conquistar derechos y espacios en el deporte “más lindo del mundo”.


Ambas oradoras destacaron la importancia y envión que dio el movimiento de mujeres en el mundo, y particularmente en Argentina, para llegar a donde estamos hoy.


Por otro lado, se cuestionó la mal llamada profesionalización del fútbol femenino, ya que solo consta de ocho contratos con sueldos mínimos, que no llegan ni por asomo a la canasta básica familiar. El problema de que sean, de mínima, ocho contratos es que en un plantel de cancha de once hay un aproximado de veinte jugadoras o más que integran el plantel, por lo cual se estaría dejando a más de la mitad del equipo afuera de la remuneración. Y ni siquiera se incluiría a las once titulares dentro del grupo que cobra un sueldo, generando más diferencias y competencias entre las compañeras.


Asimismo, se destacó la importancia de generar conciencia colectiva de que las niñas puedan aspirar a ser jugadoras de fútbol, técnicas de fútbol, árbitras, periodistas deportivas, o lo que deseen ser. Cosa que hace unos años atrás (no tantos) era imposible de imaginar.


En el mismo sentido, se mencionó el problema de los abusos de poder, sexuales y de género por parte de técnicos y dirigentes, y el aval de las instituciones deportivas que hacen oídos sordos a los reclamos de las jugadoras.


La brecha salarial que hay entre futbolistas varones y mujeres es enorme, al igual que entre periodistas y técnicas/os. La doble opresión que sufren las mujeres trabajadoras se ve claramente expresada en todos los ámbitos y el deporte no es la excepción. También es de destacar que la mayoría de las chicas que dejaron de jugar al fútbol no lo hicieron por deseo propio sino por alguna presión social antes mencionada. El fin de la carrera deportiva se ve directamente relacionada con las condiciones en las cuales nos desarrollamos (o no) como deportistas.


En el debate posterior a las exposiciones, las intervenciones fueron diversas y muy interesantes todas. Yendo desde la denuncia al no pago a la directora técnica del equipo de Filosofía-Uba, siendo la única que está ad honorem por el hecho de ser mujer; la precariedad de las condiciones en las que entrenamos, jugamos y nos desenvolvemos como deportistas; y la mencionada falsa profesionalización del fútbol femenino, que sirvió como tapón transitorio para apaciguar la lucha de las jugadoras en ese sentido. También se destacó la importancia de sumar a las jugadoras trans y abrir un debate al respecto en el ámbito de la competitividad. Consideramos que no se debe dejar afuera de torneos o competencias a ninguna jugadora por el hecho de ser trans.


Por otro lado, vinieron representantes del “Ascenso colectivo”, una organización que armaron las chicas que juegan cancha de once en la liga B y C de AFA. Hicieron un comunicado dirigido al presidente de la AFA -que reproducimos al final de la nota- por las precarias condiciones en las que se desenvuelven, explicando que la falta de un sindicato de jugadoras es un problema porque divide a las mismas, y dando cuenta del amedrentamiento por parte de los clubes y sus directivos, que amenazaron a las pibas que firmaron el comunicado con echarlas de los clubes. Entre otras muchas cosas que se denuncian y cristalizan en el escrito.


En este sentido, la experiencia de Jugadoras Organizadas (2016) sentó un precedente en el futsal. Mediante acciones callejeras, asambleas y reuniones logramos arrancarle a la AFA algunas reivindicaciones claves para el futsal femenino en ese momento.


Igualmente hubo compañeras de otras provincias, una de ellas de Córdoba, que explicó el atraso de la liga cordobesa y las limitaciones irrisorias que presentaban para que algunas jugadoras no participen. Se expresó la necesidad de una liga federal y no asentada simplemente en Buenos Aires.


Por último, hubo ejemplos sobre clubes que cierran sus puertas dejando a las jugadoras libradas a su suerte. Y también se destacó la importancia de pensar en cómo va a ser la vuelta a las canchas en el marco de la pandemia.


El encuentro estuvo marcado por un gran entusiasmo, participación e interés. Votamos iniciativas de campañas de fotos de cara al 3J y entrevista en el IG del Plenario de Trabajadoras con alguna jugadora que forme parte de “Ascenso Colectivo”.


También votamos realizar otro encuentro virtual el sábado 13 de junio a las 18 h, con el compromiso de invitar a compañeras y amigas que estén interesadas en la temática, y sumar a la organización de las jugadoras de fútbol.



 

En esta nota

También te puede interesar:

Será vía zoom, como parte de las iniciativas que viene llevando adelante el agrupamiento Jugadoras Organizadas.
Los negocios entre el fútbol y los narco
El caso de los siete jóvenes que encontraron en España resuena en todo mundo.
Las personas travesti trans y no binaries en lo incierto.