11/03/2021

Plenario UJS: las pibas y diversidades nos plantamos contra el ajuste y los femicidios

Sumate a la comisión de Mujer y diversidades este viernes 18hs por Zoom.

A pocos meses de comenzado el 2021 la situación que atravesamos las mujeres y diversidades es alarmante: se cuentan más femicidios que días del año, una mujer muere cada 20 horas en nuestro país.

La ola de femicidios que sacude como nunca antes se da en un momento de catástrofe social y ataque brutal al conjunto de lxs trabajadorxs: el 70% de las personas bajo la línea de pobreza e indigencia somos mujeres, siendo esta cifra un ejemplo concreto de la vulnerabilidad a la que somos expuestas. El 25% de las mujeres jóvenes están desempleadas, y quienes acceden al mercado laboral, sumamente precarizadas.

El ajuste y el incremento de la violencia hacia las mujeres y diversidades se vuelven dos realidades inseparables. No solamente somos ignoradas al momento de realizar las denuncias contra nuestros agresores, siendo el Estado mismo quien nos da la espalda sin garantizar ninguna medida concreta de contención o ayuda, sino que también somos las primeras damnificadas frente al ajuste y la miseria que imparten los gobiernos. No hay duda de que somos las mujeres y la juventud las que vivimos la peor cara de este ajuste.

Los más de 60 femicidios en lo que va del año sumado a los travesticidios y crímenes de odio, demuestran que lejos del fin del patriarcado anunciado por el presidente después de que el movimiento de mujeres y diversidades conquistara el aborto legal, tenemos un Estado femicida que mantiene estructuralmente la violencia de género.

Los femicidios son un eslabón más de una cadena larguísima de opresión y la violencia de género es uno de los mecanismos que utiliza este régimen social para someter y anestesiar a la sociedad. Detrás de cada femicidio está la responsabilidad del Estado y la intervención de todos los estamentos de poder: el poder político, las fuerzas represivas, la justicia. Son además los gobiernos y estas instituciones quienes refuerzan día a día el poder de las iglesias y su injerencia en la salud, la educación y en todos los niveles de la vida, bloqueando la ESI, buscando impedir el acceso al aborto legal y promoviendo el oscurantismo reaccionario contra las mujeres y las diversidades.

Ahora, ¿cuál es la salida que plantean los sucesivos gobiernos? Por enésima vez nos vienen con el verso de que integrando feministas a puestos del Estado, la realidad de las mujeres en nuestro país va a cambiar sustancialmente.

Nos hablan de transformar la realidad con perspectiva de género pero el Ministerio de Gómez Alcorta fracasó de lleno, que mientras twittea lo indignada que está con el Poder Judicial por los femicidios, en un año de Gobierno no ha hecho más que ofrecerles un barbijo rojo a las mujeres que se encuentran en situación de violencia y no hizo absolutamente nada para suplir la falta del Poder Judicial que tanto critica.

La integración de referentes feministas a puestos de gobierno no se tradujo en una mejora sustancial para las mujeres trabajadoras ni en una reducción de los niveles de violencia de género porque no hay voluntad política de alterar una institucionalidad que está al servicio de perpetuar la violencia para garantizar el régimen de explotación social en el que vivimos.

Las pibas y diversidades nos cansamos del mismo cuento de siempre, es hora de darle paso a nuestro planteo.

No podemos seguir depositando esperanzas en gobiernos que no tienen ni la más mínima intención en darle una salida real a nuestras demandas.

Es por eso que en el Plenario Nacional de la UJS y la Juventud del Polo Obrero, llevaremos a toda la juventud el planteo de poner en pie un Consejo Autónomo de las Mujeres, un organismo independiente de los gobiernos de turno para que las mujeres podamos elegir y debatir nuestro programa y así resolver cómo salir de la situación de emergencia en la que estamos. En definitiva, un espacio donde las organizaciones de mujeres podamos anteponer nuestro programa y no el de un Estado que nos ajusta y hambrea. Contra una Justicia que garantiza la impunidad, vamos por un fuero único especial de violencia de género con revocabilidad de los cargos.

En ese sentido, te invitamos a sumarte a la comisión de Mujer y Diversidad para organizar las campañas que las compañeras y compañeres llevaremos adelante para enfrentar el aumento de la violencia y los femicidios, y seguir organizándonos por todos nuestros derechos. ¡Sumate vos también!