28/05/2021
ni una menos

Río Negro-Neuquén: femicidio de Agostina Gisfman

Audios exponen una mafia misógina.

Agostina de 22 años, madre de una niña de un año y medio, fue vista por última vez el viernes 14 de mayo alrededor de las 19 horas en proximidades de la rotonda de las rutas 11 y 151 en la ciudad de Cipolletti, donde vivía junto a su pareja.

Su cuerpo apareció al día siguiente al mediodía en un basural cerca del autódromo de Centenario, calcinado por completo. La denuncia por la desaparición de Agostina fue efectuada por familiares, el sábado 16 a las 14 en la comisaría 24 del barrio Don Bosco de Cipolletti. Las últimas novedades que tomaron estado público sobre el femicidio de Agostina Gifman dan cuenta que en el contexto de la investigación fueron detenidos dos hombres.

La fiscal del caso confirmó en un medio radial que podría haber implicadas otras personas en el aberrante femicidio de la joven. En ese marco trascendieron audios de conversaciones de los ahora detenidos previos a la desaparición de Agostina. En dichos audios surge la frialdad con la cual planificaban realizar “un trabajo”, que incluía una tarea de inteligencia para averiguar donde vivía la joven y vigilarla hasta poder atraerla a un trampa para asesinarla e incinerarla. En todo momento se deja trascender la participación de muchas personas en esas tareas, lo cual indica que en Cipolletti, con su historia de tantos femicidios, existe aún una organización impune que se dedica a estos “trabajos” por encargo.

Obviamente, la sola existencia de semejante trama delictiva solo puede explicarse por la impunidad y complicidad del Estado y sus instituciones, la policía, el aparato judicial y la protección del poder de turno. Que no se trata de un par de femicidas sueltos lo demuestra que este crimen. La banda actuó tanto en Río Negro como en Neuquén. En la última, solo en 2021 fueron asesinadas Guadalupe Curual, María José Villalón, Cristina Ancanten y por último Agostina Gisfman.

El gobierno provincial de Omar Gutiérrez sigue sin reglamentar la Resolución 1.057, aprobada el 29 de abril 2020 en la Legislatura (hace más de un año), a iniciativa de nuestra compañera diputada del Partido Obrero en el Frente de Izquierda, Patricia Jure, que establece la creación de las casas refugio con equipos interdisciplinarios en planta permanente y asistencia legal gratuita, entre otras protecciones, para facilitar las denuncias en aumento.

El II Congreso Nacional del Plenario de Trabajadoras y las más de 7.000 inscriptas muestra la necesidad de las mujeres de organizarnos porque necesitamos un organismo independiente para luchar ante semejante barbarie que promueven el Estado, las patronales y las Iglesias. Una entidad que cuente con presupuesto estatal y una dirección nacional y delegaciones locales electas por las propias mujeres y diversidades: un Consejo Autónomo de Mujeres y Diversidades independiente para tomar en nuestras manos la problemática que nos aqueja y seamos quienes resolvamos las demandas que reclamamos desde el movimiento de mujeres y diversidades. Por eso, a días del 3J, aniversario de los seis años de la primera e histórica marcha exigiendo Ni Una Menos, y ante el recrudecimiento de la violencia hacia las mujeres, seguimos señalando la responsabilidad del Estado en el abandono de las víctimas y el encubrimiento de los femicidas.

Justicia para Agostina. Ni una menos. El Estado es responsable.

 

También te puede interesar:

Una “tradición” que solo evidencia las relaciones entre el poder político y judicial.
A enfrentar a los candidatos del ajuste y a concentrar el voto en la lista Unidad de la Izquierda.
Vamos por un plan de lucha por trabajo genuino.
La provincia renueva dos bancas en diputados. Vamos con la izquierda, vamos con la lista 1A Unidad de la Izquierda en el Frente de Izquierda Unidad.
Desde la base y la Multicolor derrotamos la línea baradelista.