Mujer

10/2/2021

CONMOCIÓN POPULAR

“Si un día no vuelvo, rompan todo”: puebladas en Rojas tras el femicidio de Úrsula

Familiares y vecinos se manifestaron frente a la comisaría local y fueron reprimidos.

El asesinato de Úrsula Bahillo (18 años) perpetrado por su expareja Matías Ezequiel Martínez (25), un oficial de la policía bonaerense, conmovió profundamente a la sociedad y, en particular, a la comunidad del distrito bonaerense de Rojas, que rápidamente respondió con una masiva movilización a la comisaría local, la cual fue brutalmente reprimida.

Los hechos comenzaron durante la noche del lunes 8 cuando cientos de vecinos y familiares se dirigieron a la comisaría local por la responsabilidad de las fuerzas represivas en los sucesos que llevaron al femicidio de Úrsula.

Desde la familia señalan que Úrsula había ido a realizar la denuncia ante la Comisaría de la Mujer y que en el lugar se negaron a tomar la misma ya que las mismas “no se recepcionan” los fines de semana. A pesar de esto, la víctima ya había denunciado a su victimario en 18 oportunidades, sin obtener respuesta alguna ni garantía de su integridad física.

La situación se precipitó cuando los efectivos policiales dispararon contra la movilización para dispersarla. En este acto, puede verse en los videos, con claridad, cuando desde la comisaría disparan a la cara de una de las manifestantes que interpelaba a las fuerzas represivas, razón por la que ésta casi pierde un ojo.

La bronca de los vecinos y vecinas se desató rechazando el operativo policial y ganando el frente de la comisaría local, utilizando los elementos a su alcance contra las balas de goma y los gases lacrimógenos.

Al día siguiente volvieron a convocarse concentraciones y movilizaciones en la ciudad de Rojas, en horas de la tarde, donde se reunieron miles de personas reclamando justicia por Úrsula y que recorrieron las principales calles de la ciudad.

Fueron premonitorias las palabras de Úrsula, quien es su frustración ante el desamparo y la amenaza permanente de su victimario manifestó: “Si un día no vuelvo, hagan mierda todo”. Una expresión que sintetiza la responsabilidad del Estado en un crimen de esta naturaleza.

También se produjeron movilizaciones en la ciudad hacia los domicilios de dos fiscales y juez, según informan algunos medios.

El gobierno provincial tuvo que echar lastre, para bajar el clima de tensión, disponiendo la intervención de la seccional policial de Rojas y la Comisaría de la Mujer de dicha ciudad. Sin embargo, estas medidas no cambian nada para a mujeres que todos los días son víctimas de femicidios, amparados por la inacción del Estado.

Hasta ahora permanece detenido Matías Ezequiel Martínez, bajo la imputación de “homicidio calificado por violencia de género”. Este se encontraba de licencia con carpeta psiquiátrica desde el mes de septiembre del 2020 y con libertad de acción, mientras Úrsula no contaba con ningún resguardo ni protección.

En el día de hoy se esperan distintas movilizaciones en reclamo de justicia por Úrsula, que serán el escenario de denuncias contra el Estado y sus fuerzas represivas, y su responsabilidad en la consumación de decenas de femicidios en los que va del 2021.

En esta nota