06/07/2020

Neuquén: avanza la Campaña Financiera

Vamos a una gran lucha política por los objetivos planteados

La Campaña Financiera del PO neuquino se encuentra superando el 20% de los objetivos planificados, faltando aún que  ingresen una gran cantidad de aportes internos  y relaciones ante el retraso en el cobro de los salarios que impone el gobierno.


La campaña se desarrolla en un contexto excepcional de la situación política y social de la provincia. Es que en Neuquén se conjuga una vuelta a la fase a 1 por la explosividad de los contagios y una crisis social y laboral de gran magnitud.  Sin embargo, la vuelta a la fase 1 es trucha, porque la mayoría de las actividades económicas se encuentran funcionando, quedando la cuarentena reducida a una fuerte regimentación social, con salidas de la población por terminación de DNI. Por el otro lado, los ataques a los derechos de los trabajadores avanzan de la mano del gobierno de Omar Gutiérrez y los empresarios que operan en la provincia. Es que el gobierno anunció el pago desdoblado del aguinaldo en tres cuotas, la última de las cuales se cobrará recién en el mes de septiembre, lo que en los hechos representa la anulación del mismo. Esta ofensiva, que busca reunir los recursos para garantizar el pago de la deuda provincial dolarizada,  se suma al congelamiento salarial por seis meses, el desfinanciamiento de la obra social, de las jubilaciones y un fuerte recorte en la ayuda social. En el ámbito privado, el cuadro de suspensiones y rebajas salarial es total.  Miles de petroleros están suspendidos cobrando la mitad o menos del salario. Gremios como construcción y  gastronómicos tienen picos de suspensiones. Los trabajadores de comercio no han parado en sus labores,  estando expuestos a los contagios y no cobrando el bono especial de $10.000.



Pero los ataques de la clase capitalista y el Estado tienen una fuerte resistencia de importantes luchas obreras y populares. Fue así que la lucha minera irrumpió en el escenario provincial, reivindicando el método de la ocupación y el corte de ruta, conquistando un ingreso mensual de $30.000; las trabajadoras de Clínica Cutral Co sostienen la permanencia en las instalaciones del establecimiento y han logrado arrancarle aportes económicos a los municipios de la comarca petrolera; los trabajadores de la educación han salido a la calle, con un gran papel de Tribuna Docente, acompañando la lucha de los desocupados docentes, siendo la única agrupación que sostuvo  una concentración en Casa de Gobierno en momentos que se discutía la cobertura de horas y cargos; los trabajadores de Expreso Argentino acampan hace más de 40 días y han logrado una cautelar que obliga a la patronal a pagar los salarios; los obreros ceramistas enfrentan la tentativa del remate de Cerámica, despertando una solidaridad y apoyo de la comunidad enorme.


Los trabajadores de la salud, cuyas denuncias exponen los contagios y la precarización laboral, están organizando comités de salubridad y bioseguridad, por ejemplo en Cutral Co y en Zapala. Las organizaciones sociales y piqueteras, a puro corte de ruta, han logrado obtener beneficios concretos y el activismo estudiantil de la Universidad del Comahue enfrenta un ajuste al derecho a estudiar por parte de la gestión kirchnerista y del MPN que dirige la universidad.


De todas estas valiosas luchas se componen los objetivos políticos  de la Campaña Financiera. Es que en cada una de ellas ha estado el Partido Obrero presente, dirigiendo algunos conflictos y apoyando con todo otros.


Asimismo, el trabajo parlamentario también se inscribe en estos objetivos. Es que con el protagonismo de nuestra compañera Patricia Jure, los proyectos legislativos se encuentran organizando a trabajadores tercerizados de salud, desocupados docentes, trabajadores de la cultura, gastronómicos. Y también, la campaña provincial por casas refugio para las víctimas de violencia de género.


Vamos a una lucha política para garantizar cada aporte comprometido y a completar los debates con cada compañero y compañera. Para ello, nos valemos de ser un partido presente en cada lucha, con los debates de los grandes temas nacionales, la adhesión al proyecto del FIT-U de impuesto a las grandes fortunas y el manifiesto del Partido Obrero que concentra el análisis y nuestro programa para la presente etapa.


Conscientes de las limitaciones objetivas que impone el cobro en cuotas del aguinaldo y el cuadro de despidos, suspensiones y rebajas salariales, están en marcha actividades financieras para que muchos de nuestros contactos y simpatizantes puedan colaborar en diferentes eventos.  El Polo Obrero de Plottier prepara “empanadas piqueteras” y el de la capital provincial una venta de pollos. Los docentes organizan una lentejeada y en el norte, los compañeros lanzan una venta de canelones para aportar al objetivo financiero.


El objetivo de aportes de obreros petroleros, mineros, ceramistas, docentes, de la salud, estudiantes y los desocupados,  muestran a un partido de combate decidido a intervenir para que la crisis la paguen los capitalistas.


Vamos por el 100% de los objetivos.




 

En esta nota