20/10/2021

A 11 años del asesinato de Mariano Ferreyra, su lucha sigue vigente

Acto en homenaje a nuestro compañero en el barrio de Barracas.

Este miércoles 20 de octubre a las 11 horas se realizó, al igual que todos los años, un acto en homenaje a nuestro compañero Mariano Ferreyra a 11 años de su cruel crimen. Será en Luján y Pedriel, lugar donde lo asesinó la patota de la burocracia sindical de la Unión Ferroviaria bajo el mando de José Pedraza y el “Gallego” Fernández.

Aquel 20 de octubre de 2010 los tercerizados del ferrocarril Roca se movilizaron para exigir el fin de la precarización laboral y el pase a planta permanente, cuando fueron emboscados por la patota de la UF quienes utilizaron desde palos hasta armas de fuego para perseguir a los trabajadores, incluso aunque estos ya se habían desplazado hacia otro sector para evitarlos. Mariano, quien comprendía profundamente la importancia de la unidad entre las luchas de la clase obrera, participó de la movilización en apoyo. Fue en medio de la persecución y represión que fue asesinado, así como también resultó herida gravemente la compañera del Polo Obrero Elsa Rodríguez. El operativo contó con la complicidad de la Policía Federal, que liberó la zona y dejó actuar a la patota.

La vigencia de su lucha se explica en que el gobierno de Alberto Fernández haya colocado como recambio del gabinete a Aníbal Fernández a cargo del Ministerio de Seguridad, quien en 2010 salió rápidamente a desligar a las fuerzas de seguridad del crimen de Mariano alegando que “la policía hizo lo que tenía que hacer”.

Mariano se inició tempranamente en la militancia dentro de las filas del Partido Obrero, cuando aún se encontraba en el secundario. Comenzó militando en el movimiento estudiantil, dentro del cual rápidamente se conformó como un referente de su escuela, la Simón Bolivar de Sarandí; fue en ella donde junto a sus compañeros puso en pie un cuerpo de delegados y hasta fundó el centro de estudiantes. Durante ese periodo escribió distintos materiales y textos de difusión, como el titulado “¿Qué es hacer política?”, publicado en La Caldera. También participó de la militancia en el CBC de Avellaneda, transformándose rápidamente en un pilar fundamental del mismo, y en los terciarios.

Más allá de su participación estudiantil, era un activo militante de su zona, Avellaneda. De hecho, de allí es que se llevó una de las experiencias militantes que lo marcarían: la lucha contra el desalojo de la fábrica recuperada Sasetru en marzo de 2003.

La lucha por justicia y por juicio y castigo a los responsables políticos y materiales fue una escuela de lucha para los militantes de la UJS. Luego del 20 de octubre se inició una enorme campaña que incluyó una gran movilización ese mismo día, y más tarde ese mismo año un festival con miles de participantes. También implicó redoblar la apuesta en la pelea contra la precarización laboral, por trabajo genuino y en mejora de las condiciones laborales para todos los trabajadores, el fin de la burocracia sindical y todos sus negociados con las vidas obreras. Con esta lucha consecuente, se logró la condena de Pedraza y otros responsables de su crímen.

El año pasado, a 10 años de su asesinato, nos lanzamos a una gran campaña, entendiendo que las banderas levantadas por nuestro compañero estaban más vigentes que nunca. Fue para aquella ocasión que desde el equipo de audiovisuales de Prensa Obrera se elaboró un maravilloso documental que recoge testimonios y la historia de vida y militancia de Mariano, así como murales, la Intervención Ferreyra a cargo del equipo del Ojo Obrero y Actuemos, y actos a lo largo y ancho del país.

Este año se hizo nuevamente un importante acto en la esquina de Luján y Pedriel, en Barracas, para recordar a nuestro compañero. Además, se restauró el mural de la esquina y se colocaron nuevas placas en homenaje. Tomaron la palabra trabajadores tercerizados del EMA, trabajadores ferroviarios y Romina Del Plá, dirigente del Partido Obrero y candidata a diputada nacional por la provincia de Buenos Aires en la lista del Frente de Izquierda Unidad.

Conmemorar a Mariano le brinda cierta claridad a los problemas políticos de hoy. Nos muestra que hay una grieta entre los trabajadores, sus necesidades y su vida y los explotadores, los gobiernos capitalistas y la burocracia sindical. Nos recuerda que crímenes como el de Mariano hay miles: presos por luchar, víctimas de gatillo fácil, perseguidos por denunciar. Que la lucha más consecuente es contra el régimen que arrebata diariamente la vida de los jóvenes. Lo más elemental es que nos muestra de que lado estar: con las familias de Facundo Castro, Santiago Maldonado y todas las víctimas de gatillo fácil; con las familias de Guernica; bancando a los trabajadores tercerizados; movilizados junto al Polo Obrero; y luchando contra el hambre, la represión y la violencia. Ese es el camino que nos marca Mariano.

En esta nota

También te puede interesar:

El 20 de octubre se cumplen 11 años del crimen de nuestro compañero.
El encubrimiento a la complicidad policial y sus ataques al Partido Obrero.
Del Puente Pueyrredón a la intervención en Río Turbio.
Lo hizo en el ciclo por streaming organizado por la productora Sesiones Calavera.
El 19 y el 25 se proyectan sus documentales, con presentación de Guillermo Kane.