06/02/2020

Alberto Fernández y Emmanuel Macron, grandes coincidencias

Alberto Fernández elogió a Emmanuel Macron en su visita a Francia y asegura que se llevó el respaldo de ese país a la reestructuración de la deuda. “Los dos pensamos igual”, resumió.


El gobierno al que el presidente argentino le ha expresado su gratitud ha lanzado un ataque tremendo contra las jubilaciones, por medio de una reforma previsional que busca barrer con los regímenes especiales y elevar la edad de retiro. Como resultado de ello, el movimiento obrero francés lleva adelante un extraordinario proceso de huelgas y movilizaciones. El gobierno de Macron lleva a cabo una campaña de demonización de los huelguistas.


Poco antes, Macron impulsó un alza en el precio de los combustibles que desató la rebelión de los chalecos amarillos. Este movimiento puso en cuestionamiento a la administración Macron como un gobierno de los ricos, del gran capital.


Voceros del gobierno han planteado que Macron sería un contrapunto con Trump. Pero este viene de ratificar la presencia de las tropas francesas en Siria y en Irak. Y acaba de anunciar un reforzamiento de tropas en Africa Occidental. Es el dirigente de una potencia imperialista cuyas diferencias con el magnate yanqui se reducen a los intereses de las compañías que representa cada uno.


Por todo esto, no llama la atención que uno de los puntos en debate entre Fernández y Macron haya sido Venezuela. El presidente francés recibió hace pocas semanas a Juan Guaidó, que encabezó la asonada golpista en el país sudamericano. Francia es uno de los pocos países que reconoce al gobierno golpista.


Fernández le habría propuesto a Macron realzar el Grupo de Contacto para Venezuela, una iniciativa alentada en su momento por la Unión Europea para impulsar una “salida negociada” en ese país. Es el mismo injerencismo de Trump, sólo que por otros medios. Cabe señalar, de todos modos, que el gobierno de Alberto ni siquiera se ha retirado del Grupo de Lima, promotor de la agresión contra el país caribeño, con el propósito de no enemistarse con el presidente norteamericano.


Fernández ha mostrado también voluntad de pago al Club de París durante la visita. El ministro de Economía, Martín Guzmán, planteó una refinanciación de la deuda con ese organismo. En 2014, el entonces ministro Axel Kicillof ordenó el pago de 9.700 millones de dólares para cancelar la deuda en cinco años. Resta pagar alrededor de 2 mil millones de dólares de aquí a mayo, que incluyen un recargo de intereses porque se dilató el último pago en 2019.


La agenda exterior de Fernández muestra una subordinación a las distintas potencias en función del aval al pago de la deuda. Es lo que ha mostrado la visita por Europa y sobre todo la visita a Israel, elegido como primer rumbo del mandatario en momentos en que Trump y Netanyahu impulsan un salto en la confiscación del territorio palestino por medio del llamado “plan del siglo”.


Lo contrario de una política soberana.

 

También te puede interesar:

Los gobiernos de Alberto Fernández y de Larreta atentan contra una despedida popular.
Escribe Pablo Heller. El nacionalismo devenido en fondomonetarista.
Pelea por el control de una parte sustancial del aparato del Estado.
Todos los bloques políticos de la Legislatura operan a favor del saqueo.
YPF subió los precios por cuarta vez desde agosto.