30/09/2021

CABA: el gobierno de Larreta despide a 1.000 enfermeros

El mismo día que la legislatura porteña homenajea a los trabajadores de la salud por su rol esencial durante la pandemia.

Este jueves, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta despidió a auxiliares de enfermería y enfermerxs que fueron contratados durante la pandemia como parte de la “Planta Transitoria Covid”. Lo que comenzó como 110 desvinculaciones vía mail en el Hospital Durand, hoy es una ola expansiva de despidos masivos que puede afectar a más de 1.000 trabajadores. Resulta llamativo que el mismo día que se difundían los despidos, la legislatura porteña aprobara un homenaje a los profesionales por su labor durante la pandemia.

Según el relato de los enfermeros, se trata de contratos precarios que vencen el 30 de septiembre y que el Ministerio de Salud de CABA no planea renovar. Son más de 2.000 los profesionales que fueron empleados con contratos basuras, es decir con salarios que en algunos casos no pasaban los 40 mil, sin licencias y con francos rotativos que no garantizaban descanso alguno debido a los extenuantes ritmos y las largas horas de trabajo. Un verdadero combo superprecarizador, que tenían que soportar mientras se ponían a la cabeza de la lucha contra el coronavirus, con las secuelas psicológicas y sociales que conllevó para los trabajadores del sector. Fueron estas mismas condiciones de trabajo las que ocasionaron que casi 1000 enfermerxs rescindieran sus contratos pocos meses atrás, tanto en el Hospital Durand como en el Santojanni.

Lejos de ser consecuencia de una mejora en la situación sanitaria, los despidos forman parte del plan de ajuste del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Es el mismo que se expresó en el presupuesto porteño de 2021 y que se vio en los hospitales durante la primera y segunda ola de Covid, con terapias intensivas colapsadas, escasez de personal y falta de respiradores y camas UTI. Ahora que la pandemia por Covid atraviesa una etapa con menos casos, el gobierno de CABA avanza en desmantelar el precario sistema que puso en pie, dejando en la calle a cientos de trabajadores de los hospitales, vacunatorios y centros de testeos.

Este tipo de contratos no son la excepción, sino que representan la regla dentro del sistema de salud público donde la mayoría no tiene un vínculo laboral en relación de dependencia, sino como monotributista o tercerizado. Ni hablar de los concurrentes, quienes no cobran un salario ni tienen ART u obra social bajo la excusa de ser un cargo de “formación”. Una política del gobierno de CABA funcional a la medicina privada, ya que fomenta el pase de profesionales hacia dicho sector en busca de mejores condiciones laborales y salariales, o mismo impulsa el pluriempleo y la sobreexplotación. De una manera u otra, el resultado es un sistema de salud que, producto del ajuste, termina por vaciarse cada vez más.

El gobierno nacional tampoco dio respuesta a esta situación ni a los despidos que se esperan surjan en otras zonas del país. Todo lo contrario, han impulsado el ajuste a nivel nacional, votando un presupuesto de miseria para la cartera de salud que se profundizará en el presupuesto 2022. En la Capital tienen también a un garante del ajuste y cómplice de Larreta: Alejandro Amor, actual candidato a legislador porteño por el Frente de Todos y burócrata de los municipales de CABA. Amor es el responsable de contener la lucha de Enfermería por el pase a la carrera profesional, de propulsar los contratos basura del GCBA y de cerrar las paritarias a la baja de los trabajadores municipales de la Ciudad. Ahora, cómo candidato expectable, defenderá el pacto entre kirchneristas y macristas en la legislatura, la misma que homenajea a los profesionales mientras les suspende el contrato.

Este hecho confirma la ruptura entre los reclamos y necesidades de los trabajadores y lo que luego votan los bloques de los partidos patronales en la legislatura. Llamamos a formar un polo de organización de todos los trabajadores ocupados y desocupados del sector y a votar a los candidatos del Frente de Izquierda, porque son quienes consecuentemente luchan por el pase a planta, la carrera profesional de Enfermería, el aumento de salarios por encima de la canasta familiar, la contratación de personal y el aumento de presupuesto para el sistema sanitario.

 

También te puede interesar:

La banda de punk rock local dedicó varias canciones a Lucas González en su vuelta a los escenarios.
Rebajan la edad de egreso escolar. Docentes y familias nos organizamos.
Gran campaña de la Naranja Telefónica.
La decana de Sociales se abstiene de exigir un mayor presupuesto para la facultad.
Los investigadores denuncian tortura. La Policía busca impunidad sobre el caso de gatillo fácil del joven de 17 años.
Vamos por un plan integral de construcción de escuelas, controlado por la comunidad educativa.