14/06/2021

CABA: una banca para luchar por el derecho a la vivienda

Por Iván BF

Foto Willy Rojo, Ojo Obrero Fotografía

Desde la banca que actualmente ocupa Amanda Martin, legisladora del Partido Obrero y el FIT-U, ya hemos presentado dos proyectos de ley con respecto a la crítica situación habitacional que se vive en la Ciudad de Buenos Aires.

Emergencia habitacional

El primero de ellos, con el número de expediente 1564-D-2021, declara la emergencia habitacional, contempla la creación por parte del Instituto de la Vivienda de la Ciudad de un registro de inquilinos no formalizados, como son aquelles que viven en villas, asentamientos, hoteles o pensiones, y que el GCBA destine una partida presupuestaria especial para hacer frente a los gastos implicados en dicho proyecto.

Entre estos, plantea la creación de un subsidio habitacional del cual serán beneficiarios los inquilinos incluidos en el registro mencionado y para el cual se deberá habilitar una línea directa de acceso para personas que se encuentren en situación de violencia. Este subsidio no podrá ser menor a 25 mil pesos, a lo que se sumarán 5 mil pesos más por cada integrante del grupo familiar, con el fin de afrontar los altos costos que implica pagar un alquiler en la Ciudad. Por último, y para solucionar de una vez por todas el problema habitacional creciente en Buenos Aires, presenta la necesidad de crear, por parte del IVC, un banco de tierras y viviendas ociosas, con el fin de que sean destinadas para viviendas populares.

Violencia de género

El segundo de los proyectos presentados (1563-D-2021) con respecto a la vivienda busca dar una solución frente a las miles de mujeres y disidencias que enfrentan situaciones de violencia en la Ciudad. Luego de declarar en la CABA la emergencia frente a los casos de violencia de género, menciona que se deberá destinar un presupuesto especial para la creación de hogares de contención y tránsito, donde se le brinde plenas garantías a las víctimas y sus hijes. Estos deberán estar acondicionadas adecuadamente y en ellos trabajarán como personal de planta, con el convenio y los derechos correspondientes, profesionales de la salud, al tiempo que se les brindará asistencia legal gratuita. Todo esto sin la injerencia de organizaciones religiosas.

Se plantea la creación de un subsidio especial, de las mismas características del subsidio habitacional creado en el anterior proyecto, para que puedan acceder a un alquiler. Finalmente, con el fin de garantizarles el acceso a una vivienda definitiva, se creará un fondo para otorgar créditos a mujeres jefas de hogar con cuotas que no superen el 25% de sus ingresos, cuyo financiamiento saldrá de un impuesto a los inmuebles y tierras ociosas en la ciudad.

Organización y lucha

Estos dos primeros proyectos de vivienda presentados a través de la banca de Amanda Martin en la Legislatura son una muestra de la orientación que llevará adelante, a disposición de las luchas que se dan en los barrios de la ciudad y en defensa del derecho al acceso a la vivienda de los miles de trabajadores inquilinos que no pueden seguir pagando un alquiler. Para dar cauce a la solución de estos problemas hay que continuar con la organización y la lucha en los barrios hasta conquistarla.

 

También te puede interesar:

Los datos hablan por si solos: 6 de cada 10 descocupades son mujeres y 20% de las jóvenes está excluida de las esferas laborales y educativas.
IRSA y Larreta van por Puerto Madero 2.
Poner en pie a la juventud por una salida independiente capaz de derrotar el ajuste.
Marchan desde las puertas del hospital. ¿Cómo seguimos después?
Así se refirió Amanda Martín, secretaria gremial de Ademys y legisladora porteña a los anuncios de Larreta sobre las clases presenciales a partir de agosto.