18/11/2021 | 1632

Chubut: los resultados del FIT-U, un punto de apoyo en la lucha

Llamamos a ganar las calles contra el ajuste y el avance de la megaminería.

El Frente de Izquierda-Unidad logró nuevamente una gran elección en la provincia de Chubut, con un 8,5% de los votos, consolidando una alternativa política independiente y de lucha. Se impuso la lista de Juntos por el Cambio por el 37,8% sobre el 28,3% del Frente de Todos. Se confirma el derrumbe de los oficialismos del gobierno nacional y provincial, a pesar de sus intentos de polarizar la elección.

El retroceso de la lista que encabezó el fascista Federico Massoni es fenomenal. Llevó a la fuerza oficialista al cuarto lugar, con un 10,10% de los votos, cuando hace dos años había ganado las elecciones provinciales. Fue nuevamente superado por el Frente de Izquierda-Unidad en localidades como Puerto Madryn y Lago Puelo, donde el FIT-U tuvo su mejor elección en la provincia con un 15% de los votos y la conquista del tercer lugar. El nuevo golpe al ajuste abre nuevas crisis políticas que incluyen la presentación de la renuncia de Massoni al Ministerio de Seguridad. El desprestigiado gobierno provincial es sostenido en el poder por los grandes grupos capitalistas, la burocracia sindical y la oposición del PJ y Juntos por el Cambio, que han respaldado la gobernabilidad acompañando leyes clave y conteniendo la movilización popular.

El PJ-Frente de Todos fracasó en su intento de pegar un salto respecto de las Paso a través de la polarización con la lista integrada por el PRO y el radicalismo. El hecho de ser parte del mismo frente a nivel nacional que Arcioni, junto a la orientación prominera y ajustadora (y con elementos como el burócrata patotero “Loma” Avila), dieron por tierra los intentos de erigirse como una alternativa. La lista del Frente de Mujeres Justicialistas que se presentara en las Paso no llamó a votar a la lista oficial de Carlos Linares y Florencia Papaiani.

La lista de Juntos logró sostener su buena elección respecto de las Paso sin cambiar de estrategia: disimular la orientación política de esta fuerza y colocar fondos millonarios para su campaña. Algo similar al del Partido Independiente de Chubut (Pich) del ignoto César Treffinger, que dio la sorpresa al obtener un 15% de los votos. Los que hasta último momento buscaron un acuerdo con el oficialismo se presentaron ante el electorado como una variante novedosa. Desenvolvieron una millonaria campaña con la colaboración del aparato del evangelismo, incluyendo la denuncia oportunista de la megaminería.

En un escenario de agudización de los ataques hacia la clase obrera y avance del saqueo capitalista de la mano del FMI, el voto al FIT-U es un mandato de lucha. Transformar esta muy buena elección en mayor organización y lucha será parte de los desafíos de la etapa que se viene. Llamamos a ganar las calles contra el ajuste y la megaminería. Vamos con todo por el sobreseimiento de las y los luchadores por el agua y contra los intentos de avanzar con la criminalización de la protesta.

También te puede interesar:

Panorama político de la semana.
Tapa de Prensa Obrera N°1633.
Todos el 11 de diciembre a la Plaza contra el pacto entreguista. Escribe Néstor Pitrola
Desarrollemos a fondo una movilización de frente único con independencia de los gobiernos ajustadores.
Luego de la marcha a Plaza de Mayo contra el acuerdo con el FMI.