20/08/2021

¿Cómo se desarrolla la campaña electoral en Jujuy?

Morales y el PJ pretenden esquivar la crisis social y el FITU brindar una salida

La campaña electoral jujeña parece no levantar temperatura. Luego de la fraudulenta elección provincial donde el gobernador Morales y sus socios del PJ se repartieron todas las bancas de la legislatura, ambas fuerzas intentan atravesar la elección nacional como un mero trámite subordinados al interés de sus bloques nacionales. El Frente de Izquierda, en cambio busca darle continuidad a la gran elección de junio y transformar este nuevo proceso electoral en una deliberación de la población sobre el rumbo del país y llama a intervenir activamente a los trabajadores en defensa de sus propios intereses. Veamos en que anda cada lista.

Cambia Jujuy no cambia nada

Gerardo Morales, luego de haber explotado a su favor el hundimiento del PJ en las pasadas elecciones provinciales, quiere aprovechar el envión para quedarse con las 3 bancas del Congreso Nacional en juego. Claro que para ello depende que la paz social que le regalan la burocracia sindical y las organizaciones sociales alineadas al peronismo logre apaciguar la bronca y el descontento que corre por abajo.

Como no puede hablar de la situación económica y social porque es responsable directo del hundimiento de las condiciones de vida de los jujeños, Morales vuelve a la receta que utiliza desde 2015. Por un lado anunciar inversiones y obras que nunca se terminan con negocios financieros y endeudamiento por detrás. Por el otro mostrarse como el garante del “orden” y la “paz” en la provincia. Para ello lanzó un spot que ataca a las otras listas incluido el Frente de Izquierda acusándolo de “no respetar los símbolos patrios” y de no ser una “oposición constructiva” vinculándonos con la huelga.

Lo primero carece de sentido viniendo del gobierno que ha entregado todos los recursos naturales de nuestra provincia a multinacionales extranjeras que no solo se llevan la riqueza generada por los trabajadores jujeños, sino que además contaminan nuestro pueblo. En estos días se conoció que RE-MAX, una inmobiliaria yanki, a través de Mercado Libre está vendiendo 18 mil hectáreas de la Quebrada de Humahuaca con la total complicidad de Morales. Es el gobernador quién debería explicar cuál es su patria.

¿Argentina, Jujuy? Por sus acciones más bien resulta un vende patria. En el FIT-U, por el contrario, tenemos bien en claro qué intereses defendemos: los de los trabajadores, las comunidades originarias y la lucha para que las tierras y la riqueza nacional estén al servicio de las mayorías populares y no de pulpos extranjeros o negocios de la burguesía nacional. Lo vinculado con la huelga es nuestro orgullo. Somos la fuerza política que es parte de la lucha de la clase obrera, del piquete, la movilización y la huelga general.

Frente de Todos intervenido y fracturado

Es conocida la crisis del peronismo jujeño. Liderado por el gran socio provincial de Morales Rubén Rivarola, el partido justicialista fue intervenido desde el ejecutivo nacional en vistas de rascar una banca en el futuro Congreso. De las 6 listas que compitieron en las provinciales de junio ahora quedó una sola encabezada por La Cámpora a pedido de Wado De Pedro. No se puede separar la crisis interna del PJ con la colaboración total en la gestión ajustadora de Morales. El peronismo es una pata fundamental del gobierno, a partir de sus votos en la Legislatura, los intendentes y la burocracia sindical. Las candidaturas de Leila Chaher y Rodolfo Tecchi, pretenden lavar este prontuario. Sin embargo para alejarse de Rivarola se pegan a Alberto y CFK cargando con el fracaso de éstos al frente del país.

La pasividad que el PJ nos tiene acostumbrado continúa. Los “renovados” candidatos, en sus entrevistas, no mencionan a Morales y no critican su gestión. La incógnita de esta historia es que harán los intendentes pejotistas (o moralistas).  La unión en la boleta no asegura la unidad en la campaña.

Mientras tanto el ajuste y la respuesta de los trabajadores

Como vemos las dos listas que gobiernan son las candidaturas del ajuste. El ajuste del gobierno de Alberto Fernández al servicio del acuerdo con el FMI es reproducido por el “opositor” Morales al pie de la letra. En primer lugar en el derrumbe salarial de los trabajadores.

Morales le marcó el camino a todas las patronales empujando a los trabajadores estatales a niveles de pobreza con un 21% de aumento semestral frente al 29% de inflación acumulada hasta julio. La bronca de los trabajadores puso sobre la mesa la reapertura urgente de paritarias y ya hubo algunas acciones de lucha encabezadas por SEOM. La situación de los estatales no es muy distinta al conjunto de los trabajadores. Todos los gremios tuvieron aumentos por debajo de la inflación anual. Ni que hablar del sector informal y precarizado (mayoría en la provincia) que con un salario mínimo de 27 mil fueron arrastrados a niveles de indigencia.

Además de la caída del salario se suman los tarifazos. El aumento de 15% de boleto de colectivo de la semana anterior, avalado por Morales no tiene razón de ser. Las patronales reciben subsidios nacionales y provinciales millonarios que este año aumentaron un 60% (¡vaya paritaria!), mientras que todavía le deben sueldos y aguinaldos a los choferes. Frente a esta situación los trabajadores presionan para nuevas medidas de paro que por ahora la conducción de UTA viene esquivando haciendo alarde a las promesas de las empresas. El Frente de Izquierda está planteando en su campaña la anulación de los tarifazos junto a la apertura de cuentas de las empresas para terminar con la caja negra de subsidios que llenan los bolsillos patronales.

Las consecuencias del ajuste son el crecimiento de la pobreza, el hambre y la falta de trabajo. Por eso el Polo Obrero y el Frente de Lucha Piquetero han sacudido el país con una jornada nacional de lucha que tuvo más de 150 mil compañeros exigiendo trabajo genuino y aumento de los programas sociales. En Jujuy hubo 4 cortes de ruta y movilización al palacio de gobierno que fue atendida por todos los medios. El crecimiento del Polo Obrero va de la mano con la campaña del Frente de Izquierda. Cientos de compañeros están participando de la campaña recorriendo los barrios planteando que hay otra salida frente a los que gobernaron y nos hundieron.

Votemos al Frente de Izquierda Unidad Lista 1 A

La campaña del FIT-U tiene una actividad callejera enorme comparada a la parálisis de las otras listas. El Partido Obrero se encuentra diariamente haciendo recorridas en las ferias, los lugares de trabajo y los parques en las cuales se encuentra un fuerte apoyo por parte de los trabajadores y vecinos. También aparece el repudio a la connivencia entre Morales y el PJ y reconocen al FIT-U como la oposición consecuente. La lucha por un diputado nacional de los trabajadores en el Congreso está presente.

Quedan 20 días para reforzar una alternativa frente a los qué gobiernan el país y la provincia y nos llevaron a esta crisis social histórica que estamos atravesando. En oposición a ellos promovemos la organización, la lucha y la movilización del pueblo trabajador jujeño en defensa un programa que una las reivindicaciones de los trabajadores, las mujeres y la juventud con una salida integral a la crisis. El voto al Frente de Izquierda tiene ese contenido.

También te puede interesar: