Políticas

11/5/2021

Córdoba: Cintia Frencia recorre punta de líneas planteando medidas de bioseguridad en colectivos

La concejala del FIT presentó en el Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza para un funcionamiento seguro del sistema de Transporte Urbano de Pasajeros (TUP).

La concejala por el Partido Obrero en el Frente de Izquierda, Cintia Frencia, se está reuniendo en punta de líneas con trabajadores del transporte para discutir un programa de salida a la crítica situación en el sistema de transporte. En ese sentido, la banca del FIT presentó un programa expresado en un proyecto de ordenanza que declara la emergencia sanitaria en el Transporte Urbano de Pasajeros (TUP), y dispone una serie de medidas de bioseguridad en el contexto de la pandemia.

El mencionado proyecto establece que se incremente la flota de colectivos “a los efectos de garantizar las frecuencias fijadas en los pliegos de licitación estipulados en la ordenanza 12.146. La disposición alcanza a todas las líneas de colectivos, sean estas principales, complementarias, interbarriales o diferenciales”. Esto con la consecuente incorporación de trabajadores a planta.

Además, la iniciativa plantea la restitución de las líneas que salieron de circulación como la 21,22,26,45 y 13. También se pide que se restablezca el recorrido previo al mes de agosto del 2020 de las unidades que hacían el camino del colectivo 31, 34, 72, 82, 600 y 601.

La vocera de la izquierda en el poder legislativo de la ciudad recorre puntas de líneas y paradas planteando la provisión de equipos de protección, la disposición de elementos de bioseguridad en cada unidad y señalética en las unidades, la prohibición de que viajen pasajeros parados para garantizar el distanciamiento y la ventilación. las medidas mencionadas son objeto de debate de Frencia con lxs trabajadores, para impulsarlas en el Concejo Deliberante.

Por supuesto que “la incorporación al plan de vacunación en carácter de trabajadores esenciales a todo el personal que desempeña tareas en el TUP” es otra de las elementales medidas que dispone la ordenanza presentada por la concejala del FIT.

Al respecto, Cintia Frencia señaló que “el vaciamiento histórico que viene sufriendo el sistema de transporte lo coloca hoy entre uno de las potenciales fuente de contagios y de propagación del virus. La falta de inversión por parte de las empresas ha reducido las frecuencias muy por debajo de lo fijado en los pliegos de licitación, como consecuencia decenas de usuarios se abarrotan en las unidades para llegar a sus lugares de trabajo o estudio, imposibilitando cumplir las medidas mínimas de bioseguridad recomendada por sanitaristas”.

“En estos días ha cobrado centralidad el debate respecto a fijar o no las ventanillas de los colectivos para garantizar la ventilación de las unidades, pero lo cierto es que no hay ventilación que aguante con unidades colapsadas”, indicó Frencia

Y agregó: “los trabajadores del transporte explican la inviabilidad de poder garantizar el distanciamiento social ante el incremento de la demanda y el recorte sistemático de unidades. Sin ir más lejos, el mes pasado la empresa Ersa sacó de circulación aproximadamente 25 unidades. Las empresas aducen problemas económicos, pero desde 2020 el sistema de transporte cuenta con un nuevo subsidio nacional, el Fondo Covid, y embolsan miles con uno de los boletos más caros del país”.

La concejala del FIT criticó a la gestión del intendente Martín Llaryora al sostener que “en lugar de reforzar el sistema de transporte ha flexibilizado los protocolos habilitando el ingreso de más pasajeros. Aunque la producción se encuentra liberada al 100%, el sistema de transporte sigue en fase uno. No se restituyeron las líneas recortadas, no se incrementaron las unidades, ni se ha incorporado a los trabajadores del transporte en el plan de vacunación de personal esencial”.