25/08/2021

Córdoba: Martin Gill ratificó apoyo al ajuste contra las y los jubilados de la provincia

Para el candidato del Frente de Todos “la caja de jubilaciones dejó de ser un problema para Córdoba”.

Imagen extraída de La Voz del Interior

El candidato a diputado nacional por el Frente de Todos, Martin Gill, ratificó la posición del gobierno de Alberto Fernández de apoyar el ajuste sobre la caja de jubilaciones cordobesas. Cabe recordar que el año pasado se sancionó una reforma previsional que fue votada en sesión legislativa exprés por las dos fracciones en las que se encuentra dividido el PJ en la provincia.

Gill declaró que “Córdoba y la Nación ya dieron vuelta los desencuentros en todas las áreas, analicemos el área que analicemos, eso ya lo demostramos, y el mejor ejemplo es lo que sucedió con la caja de jubilaciones, que dejó de ser un problema para Córdoba”, según La Nueva Mañana.

El candidato del Frente de Todos, miente y por partida doble. Primero porque nunca hubo “desencuentro” en relación a las reformas previsionales que se impusieron en Nación y provincia. Así como el por entonces diputado y actual indetendente Martin Llaryora, Alejandra Vigo y Carlos Caserío votaron a favor del robo a las jubilaciones realizado por Macri a fines del 2017, los legisladores alineados en la provincia con el gobierno nacional votaron el robo que Schiaretti realizó en plena pandemia contra las jubilaciones cordobesas. Además, la burocracia sindical PJ-kirchnerista dejó pasar la reforma antijubilatoria.

Junto a los sindicatos recuperados, los legisladores de izquierda rechazaron todos los robos a las y los jubilados. En Córdoba, la banca de Eduardo Salas en su momento y la que ocupó Soledad Díaz fueron un factor de organización e impulso de la lucha. Así se realizaron audiencias públicas, cabildos abiertos y manifestaciones, acciones en la calle y en el parlamento.

«La caja de jubilaciones fue un factor de presión para la Provincia por parte del gobierno de Macri, y este Presidente en el peor contexto tomó la decisión política de pagar más de 20 mil millones de pesos de deuda, y no hubo ningún pedido a cambio”, soltó entusiasta el candidato a diputado del Frente de Todos. Gill no tiene en cuenta la “presión” por llegar a fin de mes de las y los jubilados cordobeses, que tras la reaccionaria ley 10.694 sufren en promedio una merma en sus ingresos de $2.671 por mes. Con este ajuste, hubo un “ahorro” que el gobierno de Juan Schiaretti destinó a continuar favoreciendo al capital agrario y el pago de una deuda usuraria.

En Prensa Obrera advertimos con mucha antelación que Schiaretti y Fernández preparaban un nuevo robo a los jubilados cordobeses. Armada de esa caracterización Soledad Díaz desplegó iniciativas, entre ellas reuniones con organizaciones de las y los jubilados y un proyecto de ley en defensa de la Caja de Jubilaciones de la Provincia de Córdoba. El día de la votación de la reforma hizo retumbar en el recinto el rechazo de las y los jubilados a lo que se calificó como «el robo mas grande».

El candidato a diputado por el Frente de Todos, omite que el planteo de imponer la reforma fue una orientación que el gobierno provincial tomó de la Nación. La ley 10.694 contiene 10 puntos que atacan de conjunto a las jubilaciones presentes y futuras, entre ellos, la modificación del cálculo, postergación de aumentos, recorte de pensiones, alargar la edad jubilatoria, entre otros que hacen de la norma un ataque reaccionario a la clase obrera.

Martin Gill repite que en estas elecciones la disputa es entre dos modelos de país, buscando repetir una polarización con el macrismo. Pero los sucesivos ajustes contra jubilaciones de Nación y provincias dan cuenta que no hay grietas a la hora de descargar la crisis sobre lxs trabajadores activos y pasivos. En este punto, una de las principales variables de ajuste recae sobre lxs jubiladxs. En este punto todas las fracciones de Cambiemos-UCR tienen un completo acuerdo de conjunto.

En oposición a todos quienes le robaron y roban a lxs jubilados es necesario establecer una intervención independiente de la clase obrera, así como lo hacen el Sutna, o el sindicato de municipales de Jesús María (Sitram), que sobre la base del frente único defienden el salario y jubilaciones.

En el caso del Sitram, vale destacar que también arrancaron el pase a planta de compañerxs precarizadxs. Todo un ejemplo de cómo enfrentar el ajuste, en el mismo sentido se realizaron movilizaciones encabezadas por el Polo Obrero, que, con Emanuel Berardo a la cabeza, viene desafiando a los punteros del PJ en las barriadas populares. Como se ve, para lxs candidatos de la lista del Partido Obrero la unidad no es un slogan electoral, sino una práctica que se concreta en un frente único para enfrentar el ajuste.

Desarrollemos una acción de lucha en defensa de las jubilaciones y salarios, y reforcemos esa perspectiva votando a la izquierda que no mira para otro lado, votemos a la lista del Partido Obrero en el FIT-Unidad.

También te puede interesar:

El avance del Frente de Izquierda. Escribe Néstor Pitrola.
La jornada piquetera se expresó en las principales ciudades del territorio nacional.
Redoblemos esfuerzos de cara a las elecciones generales para concluir una gran votación.
Por un Congreso Piquetero Nacional que elabore un programa político, un plan de lucha y que una los sectores explotados contra el ajuste.
La actualidad de nuestro planteo, luego de las Paso.
El Polo Obrero fue clave para la recomposición electoral.