Políticas

7/6/2022

Cumbre de las Américas: Alberto Fernández invita a Massa para reforzar su alineamiento con EE.UU.

La eventual mención “crítica” de las exclusiones no oculta el sometimiento del gobierno al imperialismo.

Massa y Fernández.

Alberto Fernández acaba de invitar a Sergio Massa, de estrechos lazos con Washington, para que participe de la comitiva nacional en la Cumbre de las Américas convocada por Joe Biden. Se trata de un reforzamiento del alineamiento con el imperialismo yanqui, en medio de la guerra en Ucrania, para fortalecer el dominio de su “patio trasero”.

La cumbre tiene lugar desde el pasado lunes 6 hasta el viernes 10, y es parte de las tratativas norteamericanas por apuntalar su influencia en el hemisferio sur del continente, reforzando su campaña contra el gobierno ruso y ante la penetración de la influencia China en el subcontinente, entre algunos temas centrales.

El gobierno participará a partir de este miércoles 8, luego de “amagar” con alguna demostración de descontento por las exclusiones de Cuba, Venezuela y Nicaragua, que EE.UU. considera como el “eje antidemocrático”, cuyas versiones pasaron desde una “contracumbre” en Los Ángeles a una “cena crítica”, hasta la actual participación con eventual “mención” por los excluidos, en el discurso ante el plenario de presidentes.

La decisión de llevar a Sergio Massa al convite imperialista tiene un doble propósito. Por un lado, fortalecer la relación con el tigrense en medio de la crisis interna y las disputas de las distintas alas del gobierno. Por el otro, y el más importante, llevar un hombre de Washington, de fuertes vínculos con el imperialismo norteamericano, dentro de la comitiva.

Los intentos de Alberto Fernández por “preservar” una imagen independiente del imperialismo norteamericano son en vano. La participación del gobierno en el armado de Biden es parte de los condicionamientos para preservar el acuerdo con el FMI. Además, Alberto Fernández mantuvo una conversación telefónica con el mandatario yanqui, quienes coordinaron un encuentro bilateral, en la Casa Blanca, para el próximo 25 de julio: la relación se estrecha aún más.

La presencia de Sergio Massa refuerza toda esta orientación. Massa es una “allegado” del asesor norteamericano en seguridad para el hemisferio occidental, Juan González, quien juega un papel importante en la convocatoria a la actual Cumbre de las Américas.

Hace un año, el presidente de la Cámara de Diputados protagonizaba una gira por los Estados Unidos, justamente para “fortalecer lazos” con el imperialismo en medio de las tratativas para luego aprobar el acuerdo con el FMI en el Congreso de la Nación.

Las “reservas” de la comitiva gubernamental son una impostura: Fernández acusa disconformidad como quien brava contra una fiesta en la piscina, pero acude a la reunión en traje de baño.

La capitulación del gobierno ante el imperialismo norteamericano es contundente: la Cumbre de las Américas es el escenario de las operaciones políticas yanquis en la región. La invitación a Massa cierra el círculo de la integración oficial al cipayismo norteamericano.