Políticas

21/6/2023

ELECCIONES EN CHACO

Derrota de Capitanich frente a Juntos por el Cambio, en medio de la conmoción política por el caso Cecilia

Candidato a gobernador por el Partido Obrero.

Leandro Zdero y Jorge Capitanich.

Las elecciones en Chaco se desarrollaron en un contexto muy particular, con una sociedad conmocionada por el aberrante crimen de Cecilia Strzyowski. Un crimen con vínculos políticos claros, ya que está implicado el “clan Sena”, los “Milagro Sala” de Chaco, como catalogó la prensa. Pero, además, los trabajadores chaqueños están cansados de los bajos salarios, de una inflación que pulveriza los ingresos, de la precarización laboral, de los tarifazos, de la falta de algo tan elemental como el agua o el acceso a la vivienda -algo inalcanzable para la mayoría trabajadora-, del flagelo del narcotráfico y la falta de salida para la juventud, y de la falta de recursos para el sistema de salud tan precario que hay en la provincia.

Juntos por el Cambio ganó con el 42% de los votos (el frente oficialista cosechó un 37), canalizando la fuerte tendencia a un voto opositor al oficialismo, especialmente en Resistencia y otros centros urbanos. En su interna se impuso Leandro Zdero, exsecretario de Gobierno de Aida Ayala en la intendencia de Resistencia.

El Frente Chaqueño, donde compitió el gobernador Jorge Capitanich, terminó segundo. Llevó en la boleta a Emerenciano Sena y Marcela Acuña, por la colectora del Psuch, exhibiendo ante los ojos de la población su vínculo orgánico con esta organización paraestatal (el clan Sena), a la cual alimentó dándole millones para viviendas, el control de escuelas de gestión social, y tierras, para premiar el rol de Sena como lamebotas de Capitanich en contra de todas las luchas populares de la provincia. El voto oficialista también se vio afectado por las listas del PJ que fueron por fuera del armado oficial: las de Gustavo Martínez, Peppo y Bacileff Ivanoff. Capitanich intentará cerrar un acuerdo para las generales con estos sectores, para revertir la elección. En la jornada participó el 60% del padrón, hubo una importante abstención, y el voto en blanco (9%) quedó en tercer lugar.

Los libertarios quedaron muy relegados, con resultados que están muy alejados de los números que marcan las encuestas nacionales que posicionan bien a Milei.

La elección del Partido Obrero

El Partido Obrero obtuvo un 1% de los votos. Un resultado pobre. La votación tuvo picos en localidades del interior, vinculados a una mayor estructuración militante y de lucha, como Sáenz Peña o Pampa del Indio.

El crimen de Cecilia desató una fuerte campaña antipiquetera, que explotó la confusión entre Sena, por un lado, y el movimiento piquetero que lucha contra el ajuste, por el otro. Esto, a pesar de que Sena hace décadas que no protagoniza una protesta y viene siendo un sostén del gobierno de Capitanich, al cual venimos enfrentando.

Muy lejos de cualquier relación con Sena, el Partido Obrero, junto a su precandidato a presidente Gabriel Solano, en un masivo acto en Resistencia exigió una investigación a fondo de los vínculos de Sena con Capitanich y acompañó fuertemente la lucha por la aparición de Cecilia y por justicia. El Plenario de Trabajadoras ganó las calles por esta causa; el movimiento de mujeres cooptado por el Estado, por el contrario, calla la boca frente a los crímenes de los socios del poder. Acompañamos esta lucha como lo hicimos por todos los femicidios que hubo en la provincia, como el de Ema Gómez o el de Yazmin Margarita Silvestre, dos compañeras de nuestra organización. También impulsamos la lucha por la libertad de Eliana Lencina; gracias a la lucha del Polo Obrero se expuso la complicidad entre el Estado y la policía, y se logró que le dictaran prisión domiciliaria para que pueda estar con sus hijos.

Por eso fue especialmente pérfida la maniobra realizada por el mismo gobierno a través de Sena y Acuña, con la que buscó vincular a Aurelio Díaz con la dirección de la agrupación de Sena. Aurelio Díaz, quien no participa actualmente de ningún organismo del Partido Obrero, desmintió de todas formas eso.

Adicionalmente, sufrimos masivamente el robo o la rotura de nuestras boletas. En localidades como tres isletas, los presidentes de mesa sacaban los votos del partido. Se abrieron localidades enteras sin boletas en las mesas, como en Fontana. Además, los compañeros del interior señalaron que en las reuniones de fiscales de la UCR y el PJ se organizó el robo de nuestras boletas. Durante la votación sufrimos un robo sistemático de boletas, el cual pudimos limitar por la acción de cientos de fiscales en toda la provincia. En varias localidades tuvimos un fiscal por mesa y fiscales generales en las escuelas.

Aún así logramos superar el piso proscriptivo de las Paso para las candidaturas de gobernador y diputados, lo cual nos permite participar en el debate y clarificar posiciones en las elecciones generales. Contamos con una nueva camada de militantes que hicieron una experiencia nueva al presentarse a elecciones junto al Partido Obrero. Establecimos comités de campaña en varias localidades, y realizamos actos masivos, organizando a las compañeras y compañeros que se pusieron al hombro tamaño desafío.

Cómo seguimos

Nuestra campaña se centró en levantar un programa que concentra las demandas de la clase obrera chaqueña; un salario igual a la canasta familiar, el pase a planta permanente, un plan de viviendas para dar respuestas a las necesidades habitacionales de miles de familias, y un planteo contra los desmontes y los agronegocios, los cuales van en detrimento del ambiente y las tierras de las comunidades originarias. También planteamos la apertura de las fábricas cerradas para generar empleo genuino, asistencia a las mujeres víctimas de violencia de género y la triplicación de los presupuestos de salud y educación. Esto, junto a un programa de reorganización socialista de la provincia y el país.

El motor de la campaña fue el extenso Polo Obrero chaqueño, organizado en 25 localidades; varias localidades del interior por primera vez empujaron para arriba el promedio provincial. Hicimos una intensa campaña recorriendo la provincia; se acercaron docentes, municipales, trabajadores de los hospitales, periodistas y obreros de la construcción.

Desarrollamos una amplia recorrida por el interior e hicimos grandes actos, que reflejaron la contradicción de nuestra campaña masiva -donde en el interior se destacó la presencia de obreros, docentes y precarizados, que se acercaron a la campaña del PO, y algunos de ellos dieron un paso al frente para representar las necesidades de la clase obrera en cada localidad y se postularon en nuestras listas) con la votación que obtuvimos. Incluso nos presentamos en Charata, donde no hay desarrollo del Polo Obrero pero sí del partido. Además, los resultados mostraron que en localidades donde no llegamos a presentar lista completa, como en Roca o Tirol, tuvimos una votación que hubiese superado el piso extendiendo nuestra participación en esas localidades. Es una contradicción y esa contradicción vamos a superarla estructurando el partido en todas las localidades, fortaleciendo los comités de campaña y promocionando a las compañeras y compañeros que sobresalieron en la campaña.