14/01/2022

Presentación del FIT-U en la Legislatura bonaerense frente a la emergencia eléctrica

Plantean cuadrillas, generadores y resarcimiento a damnificados por los cortes de luz, y la estatización bajo control de trabajadores y usuarios de las empresas de electricidad.

Durante el 11 de enero, un apagón afectó a más de 700.000 usuarios en el área metropolitana, en momentos de una intensa ola de calor en nuestro país. Este corte del servicio se suma a repetidas fallas y apagones que tienen lugar desde fines de diciembre afectando distintas zonas cada día, y que se repiten cada verano.

Para enfrentar esta emergencia, el Frente de Izquierda Unidad realizó el 13 de enero dos presentaciones en la Legislatura de la provincia de Buenos Aires. Por un lado, planteando la creación de un plan de atención a los damnificados por la emergencia eléctrica, y por el otro estableciendo la estatización bajo control de trabajadores y usuarios del servicio.

El gobierno nacional, en su política de connivencia con las empresas tercerizadas, se ha referido a los cortes como una “contingencia”. Al respecto, el diputado Guillermo Kane denunció que “Los bonaerenses sabemos muy bien que no estamos frente a una eventualidad, sino que se trata de un problema crónico. Mientras los distintos gobiernos permiten que las empresas embolsen millones con subsidios y aumentos de tarifas, el servicio se deteriora por una gran desinversión en infraestructura, equipamiento y personal”.

Sumado a esto, se han habilitado nuevos tarifazos que repercutirán en las boletas de los usuarios durante marzo y abril. En medio de una ola de calor, los usuarios se quedan sin un servicio que luego tendrán que pagar con aumentos. No olvidemos, en este punto, que la falta de electricidad deja también sin servicio de agua a decenas de miles de personas, no permite la conservación de alimentos, entre otros problemas.

Los proyectos que llevan la firma de los dos diputados del Frente de Izquierda Unidad, Guillermo Kane del Partido Obrero y Graciela Calderón de Izquierda Socialista, denuncian la complicidad que todos los gobiernos han tenido con Edesur, Edenor, Edelap y todas las compañías concesionarias del servicio eléctrico. Tanto el kirchnerismo como el macrismo han cuidado la ganancia empresaria, y han hecho la vista gorda frente a la desinversión que redunda en los cortes y desperfectos del servicio.

Por este motivo, las acusaciones cruzadas entre macristas y peronistas caen en saco roto. Ambos acusan la política energética del otro, pero ninguno apunta contra las distribuidoras. Las concesionarias se han beneficiado con tarifazos superiores al 3.000% durante el macrismo, y con subsidios y más tarifazos bajo el gobierno actual de Alberto Fernández.

Marcando un contrapunto con la política de ambos lados de la falsa “grieta”, el diputado Guillermo Kane expresó en torno a las presentaciones realizadas por el Frente de Izquierda Unidad: “Planteamos un plan de emergencia que estipula la generación de cuadrillas para atender cada emergencia, la provisión de generadores, cisternas y otros equipos donde sea necesario y el resarcimiento a los usuarios afectados. Además, rechazamos el tarifazo que el gobierno acaba de habilitar a las empresas, y reclamamos la apertura de los libros de las privatizadas y la nacionalización del servicio eléctrico bajo control de trabajadores y usuarios”.

Los legisladores de la izquierda presentaron el día de hoy dos proyectos, que pueden verse en los siguientes enlaces:

-Creación del Programa de Atención a damnificados por la Emergencia Eléctrica:

– Estatización con control de trabajadores y usurarios de la generación, transporte y distribución de energía eléctrica:

También te puede interesar:

El 2022 empezó con un tarifazo eléctrico.
Los aumentos de la luz en el interior del país.
700.000 usuarios se quedaron sin luz.
El Juzgado Federal N° 1 de Córdoba resolvió la imputación de dos manifestantes, uno de ellos Mónica Calizaya, vocera del barrio.
Panorama político de una semana “movida”.