22/04/2021

El Frente de Izquierda Unidad reclamó la producción pública de vacunas

Frente al Ministerio de Salud. Denuncias al gobierno y al empresario Hugo Sigman.

Foto: Andrés Ojo

El Frente de Izquierda – Unidad realizó este jueves 22 un acto frente a las oficinas del Ministerio de Salud e hizo entrega de las firmas recolectadas en apoyo al proyecto para que todo el proceso de producción de la vacuna se realice en Argentina. Esa iniciativa reclama la intervención, bajo control de profesionales y trabajadores, de la planta mAbxience de Garín (del empresario Hugo Sigman, asociado al laboratorio británico AstraZeneca), donde se produce el principio activo de la vacuna. Pese a que el gobierno ya pagó por el 60% de las dosis comprometidas, no se ha entregado ninguna (el compuesto se exporta de Garín a México y Estados Unidos, con el argumento de que no hay capacidad de fraccionamiento y envasado en el país).

En el acto, que tuvo como consignas “no al FMI, vacunas para todxs, no a las patentes”, Romina Del Plá (secretaria general del Suteba La Matanza) afirmó que “estamos en medio de una crisis sanitaria y epidemiológica brutal con la mayoría de la población sin vacunar y con millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca que se fabrican en el país. Esta contradicción brutal tiene que ver con el manejo capitalista de la pandemia y los negocios que los laboratorios están haciendo con el aval de los gobiernos, no sólo de los países imperialistas, sino también del gobierno argentino, que es lobista y protector del empresario Hugo Sigman”.

“Fuimos a la planta de Garín, a la sede de la OMS, y el gobierno sigue sin responder”, dijo Gabriel Solano, dirigente del PO, en referencia a las actividades previas en reclamo de la producción pública de las vacunas. Afirmó que Sigman miente cuando dice que no hay capacidad de fraccionamiento y envasado en el país, como lo muestra el anuncio reciente del laboratorio Richmond de que llevará a cabo esas etapas en Argentina, en el marco de la producción local de la vacuna rusa Sputnik V. Y denunció la ligazón del empresario con funcionarios claves del Ministerio de Salud.

Solano advirtió también que “el dueño de Richmond está denunciado por sobreprecios en la Gripe A”. Y concluyó que “los laboratorios son parte de un engranaje capitalista mafioso”. Llamó a que se desconozca la ley de patentes y se intervengan los laboratorios para asegurar la producción y aprovisionamiento de la vacuna, en un contexto de colapso sanitario.

Luana Simioni, de la Junta Interna de ATE-Ioma, criticó a las clínicas privadas que recibieron fondos de la obra social provincial (400 millones de pesos mensuales durante tres meses, en 2020) y “hoy se declaran en colapso”. En el mismo sentido, cuestionó que los grandes laboratorios financiaron sus investigaciones con dinero público y hoy se apropian de los descubrimientos.

Mariana Scayola, secretaria general de Ademys, resaltó el paro de la docencia “contra la presencialidad criminal de Rodríguez Larreta”, que cumplió cuatro días consecutivos. Recordó el paro del 14 en el Area Metropolitana, junto a los Sutebas combativos, y planteó que la solución de fondo es la vacunación masiva de la comunidad educativa, como lo votó una asamblea masiva del gremio.

Guillermo Pacagnini, secretario general de la Cicop (sindicato bonaerense de profesionales de la salud) y dirigente de Ancla (corriente sindical del MST), sostuvo que “el gobierno no tomó ninguna de las medidas necesarias para evitar el colapso del sistema de salud”, y reclamó también la liberación de patentes y la producción masiva y pública de vacunas.

Carlos “Sueco” Lordkipanidse, del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, reflexionó que “en el país de las vacas y alimentos para 400 millones de personas hay 40% de pobreza; se produjeron 60 millones de vacunas, pero hay solo un millón de vacunados”. “Nuestra riqueza se va para afuera; si se deja de pagarle al FMI va a haber vacunas para todos”, concluyó.

Jorge Yabkowski, de la Fesprosa (federación de profesionales de la salud), explicó que ante las irregularidades del laboratorio de Sigman empezaron a hacer averiguaciones y confirmaron que el envasado se puede hacer en la Argentina. Y reflotó el planteo de “salud primero, que esperen los banqueros”, que la federación había desenvuelto tras la crisis de 2001. “La salud de la población se debe poner por encima de los intereses de las farmacéuticas”, indicó Celeste Fierro, dirigente del MST. En tanto, Juan Carlos Giordano, diputado nacional por Izquierda Socialista-Frente de Izquierda Unidad, destacó los sindicatos que adhirieron al proyecto (Ademys, Sutebas combativos, ferroviarios del Sarmiento) y denunció que la ministra Carla Vizzotti no contestó las demandas del FIT-U, pero el ministro Martín Guzmán almorzó con Hugo Sigman en Madrid. Nicolás del Caño, del PTS, denunció que mientras el gobierno es lobista de Sigman, la oposición es lobista de la farmacéutica norteamericana Pfizer. Y reclamó “un plan integral” frente a la pandemia, que incluya la centralización del sistema de salud y medidas para garantizar un ingreso a los compañeros con trabajos informales que les permitan sobrellevar las medidas de aislamiento social.

También te puede interesar:

Para Carla Vizzotti no es importante el aumento en las muertes.
“Fuego amigo” de Kicillof y complicidad de Baradel.
El Estado no otorga Certificado Único de Discapacidad, y por ende no estarían contempladas en el plan de vacunación.
Editorial. Escribe Gabriel Solano