01/12/2020
MAS AJUSTE

El presupuesto de Kicillof imita a Vidal y mete mano en el Ioma

Movilicemos en rechazo al mismo, el dia que se trate en la Legislatura.

Si bien no está confirmado y depende de la rosca y toma y daca con Juntos por el Cambio, el Presupuesto provincial 2021 podría comenzar a tratarse esta semana. En Prensa Obrera hemos detallado el contenido ajustador del proyecto de Kicillof y el Frente de Todos, que funge como garantía de pago a los bonistas y que busca apresurar un acuerdo con el “Comité de Acreedores” de la deuda externa bonaerense, que ya tuvo ocho postergaciones por las exigencias de los fondos buitres y los recules anunciados por el gobierno.

Cuarenta y ocho horas atrás, el ministro de Economía, Pablo López, y su par, la ministra de Trabajo, Mara Malec, se reunieron con las direcciones de la mayoría de los sindicatos de la provincia con el propósito de alinearlos en defensa del Presupuesto 2021. Los tuits posteriores, en especial el de Baradel, anticipan la decisión de la burocracia de “acompañar” esta ley de leyes a la medida de los bonistas. Es lo que hacen cuando se empeñan en contener y frenar las luchas mientras cantan loas al “gobernador amigo de los trabajadores”.

Estas burocracias fueron a la reunión con los representantes del gobierno de Kicillof en calidad de “oidores” y sin mandato alguno, y, agreguemos, después de haber pactado paritarias a la baja. En el caso de ATE y las burocracias estatales mientras buscan neutralizar toda oposición a una carga laboral mayor de 40 horas a cambio de un “aumento salarial” episódico. De la reunión no habría participado la Cicop (no sabemos si fue invitada) que se encuentra en conflicto por el salario y las condiciones de trabajo y que viene de un paro masivo la semana pasada.

Pese al “buen clima” que pintaron los medios, y que se aseguró el gobierno, igualmente saltó la ficha con el Ioma, que es la obra social de los docentes y empleados del Estado y que ha sido utilizada por todos los gobiernos como una verdadera caja negra. Con la recaudación en caída por la crisis económica y una deuda externa que asciende a 12.000 millones de dólares, Kicillof sigue el mismo camino que Vidal al contabilizar como recurso propio del Ejecutivo el superávit del Ioma al cierre del ejercicio financiero. En pocas palabras, el kirchnerismo, como antes el macrismo, meten mano en los fondos que son aportes de los afiliados y los “estatizan” para subsidiar capitalistas y para pagar la deuda.

No es el único saqueo, al inicio de la pandemia Kicillof anunció el subsidio con financiamiento a tasa cero de los sanatorios y clínicas privadas con los recursos provenientes del Ioma. Este fue uno de los puntos de acuerdo pactado por los “nacionales y populares” con los capitostes de la medicina privada en la provincia. En lugar de centralizar la salud y de poner a los privados bajo la órbita del Estado, se los subsidia al igual que lo que ocurre con la educación privada. Los más de 600.000 contagios de coronavirus en la provincia son la demostración del fracaso de la política sanitaria de Kicillof. Con el agua al cuello, recién ahora el gobierno bonaerense “promete” testear a los contactos estrechos, cuando la provincia tiene la mitad de los casi 39.000 fallecidos en todo el país.

Según los medios de prensa “la Asociación Judicial Bonaerense (AJB), junto con ATE, Suteba y la FEB se mostraron reticentes en relación a los recursos que podrían salir del Ioma” (Diputados Bonaerenses). Sin embargo, nadie conoce una sola medida o plan de acción para evitar este macrismo explícito que implica apropiarse de los recursos de los trabajadores. El desvío de los fondos del Ioma al Tesoro Provincial (artículo 66) es una razón extra para defender un Ioma dirigido por los trabajadores y bajo su control y anticipa la denuncia del Partido Obrero sobre las atribuciones que se arroga Kicillof para reasignar partidas.

Para “zafar” López dijo que el Ioma es deficitario y por lo tanto asistido por el Tesoro Provincial. Como ocurre también con el Instituto de Previsión Social (IPS), es el propio kirchnerismo el que echa a rodar la bola del Ioma que da pérdidas para camuflar el saqueo y en este acaso encarecer las prestaciones, cosa que ya está ocurriendo. El vaciamiento de la obra social es el resultado de los negociados de los gobiernos con la medicina privada y los subsidios al capital. La realidad es por otra parte muy distinta porque se prevé un superávit de 8.000 millones de pesos del Ioma al finalizar el ejercicio actual.

Estamos frente a un saqueo que viola la autonomía de la obra social de los bonaerenses y que viola la Constitución Provincial, donde se definen los objetivos del Ioma en relación a la salud de los afiliados. Hablando de “Justicia”, la propia Asociación Judicial Bonaerense reconoce que el presupuesto al Poder Judicial es el más bajo de los últimos 25 años afectando las condiciones de trabajo de sus empleados. En un comunicado, la AJB contrasta el crecimiento de las partidas para seguridad y servicio penitenciario. Para ser más claros, refuerza al represor y derechista de Berni sostenido por las burocracias kirchneristas disciplinadas a Kicillof y Cristina.

Cada vez más cobra más importancia la convocatoria del Plenario Provincial Multicolor, y de sus 500 docentes, a movilizar en rechazo al Presupuesto 2021 el día que se trate en la Legislatura. Para los judiciales y para todos los estatales que tienen al Ioma como obra social, es la lucha misma contra el robo de los aportes. También para los jubilados, porque los bonistas y el propio FMI exigen terminar con el régimen jubilatorio provincial como parte de la reducción del “déficit fiscal”. Impulsemos asambleas y reuniones de delegados para votar una gran movilización. Qué la AJB y la Cicop convoquen a movilizar. ¡Qué la CGT, las CTAs y los sindicatos llamen al paro y rechazo!. Movilicemos con nuestro propio programa de reivindicaciones y por una salida de los trabajadores a la crisis provincial y nacional.

En esta nota

También te puede interesar:

Fue unánime entre las direcciones sindicales la entrega del salario.
La segunda ola ya llegó, gracias a la desidia patronal.
Declaró en 2020 una fortuna de casi $40 millones sin dar precisiones sobre su origen
Marcada por la lucha por tierra y vivienda.
Entrevista a Checho Santana, periodista y vecino.