Políticas

23/11/2023

El significado de que asuma un hombre de Paolo Rocca al frente de YPF

Se trata de Horacio Marín, uno de los ejecutivos de Tecpetrol.

Horacio Marín, futuro CEO y presidente de YPF.

Javier Milei confirmó que designará a Horacio Marín, actual director de Exploración y Producción de la petrolera Tecpetrol (perteneciente al grupo Techint), como presidente y CEO de YPF. Se trata de una retribución de favores a Paolo Rocca tras haber brindado su apoyo al candidato de La Libertad Avanza en el balotaje.

El empresario, luego de haber financiado la campaña de Patricia Bullrich hacia las elecciones generales, de cara al balotaje decidió respaldar la candidatura de Javier Milei y donarle $20 millones. Como muestra de agradecimiento, el presidente electo pondrá al frente de YPF a un hombre de confianza de Rocca.

Eso redundará probablemente en una ampliación del cupo exportador de Tecpetrol para que pueda vender más petróleo al precio internacional, que duplica al interno. Como contrapartida, YPF se encargaría de poner de su producción para cubrir los compromisos que incumpla Tecpetrol con las refinerías locales. Lo mismo en relación al gas.

Más que un giro de 180 grados, esto representa un agravamiento del esquema actual, en el que las petroleras ya hace rato vienen haciendo enormes negocios con la exportación de hidrocarburos, a costa de YPF. Lo anterior fue una de las causas que estuvieron detrás del reciente faltante de combustible en las estaciones de servicio. La más beneficiada por el incentivo exportador de Massa ha sido justamente Tecpetrol, que, durante el primer semestre 2023, acaparó el 27,4% de las exportaciones de crudo de Vaca Muerta.

Milei, que apuntó durante toda la campaña contra los empresarios prebendarios, teje alianzas con el que más negocios con el Estado ha hecho a lo largo de su vida a través de la obra pública: Paolo Rocca. Sin ir más lejos, Techint tuvo a su cargo la construcción del primer tramo del Gasoducto Néstor Kirchner.

Por lo demás, como ya fue anunciado durante la campaña electoral, el próximo gobierno intentará avanzar en una liberación completa de las exportaciones de hidrocarburos y una equiparación de los precios internos con los internacionales en alza. Eso implicará enormes beneficios para las petroleras, por un lado, y subas siderales en el combustible y en la boleta de luz y gas,  por otro.

Se avecina un verdadero mazazo al bolsillo popular y nuestra tarea es organizar la lucha para enfrentarlo.