27/07/2021
Elecciones 2021

Elecciones CABA: las debilidades del “vamos por todo” de Larreta

Vamos con el Frente de Izquierda Unidad contra el ajuste nacional y la nueva ofensiva privatista en la Ciudad.

A simple vista, se podría decir que Larreta fue uno de los ganadores del cierre de listas de las elecciones legislativas de este 2021. El fantasma del desastre económico y social dejado por Macri está muy fresco en la memoria popular, lo cual obligó a un operativo de “desmacrización” del armado de listas. Esto le permitió al jefe de Gobierno porteño evitar unas Paso con Bullrich y asegurar el salto de Diego Santilli a la provincia de Buenos Aires, solo desafiado por Facundo Manes de la UCR pero no por Jorge Macri.

Sin embargo, tuvo que poner a la cabeza de su lista de diputados en la Ciudad a otro “fantasma”, María Eugenia Vidal, quien carga con el fracaso de su gestión como gobernadora bonaerense y vuelve a la Ciudad en carácter de refugiada larretista. Para fortalecer esta presentación devaluada echó mano de todo el conglomerado de partidos y figurones cooptados en sus años de gobierno: los candidatos de Martín Lousteau, Elisa Carrió, Graciela Ocaña, Margarita Stolbizer y hasta el Partido “Socialista”.

Para evitar la fuga de votos hacia la derecha y una posible campaña de “cuerpo blando” de su ala macrista, Larreta habilitó las Paso a Ricardo López Murphy, uno de los responsables del hundimiento del país como Ministro de Economía de De La Rúa en 2001. Se presenta reciclado como parte del conglomerado de derechistas, ajustadores y represores autodenominados “libertarios”. La presentación de López Murphy puede significar un dolor de cabeza para Larreta si ingresa candidatos a la lista, porque desplazaría a otros. La necesidad de ir a una cooptación creciente para mantenerse al frente del pool de negocios capitalino lo obliga a ceder cada vez más espacio en detrimento propio.

Por fuera de este armado se encuentra Javier Milei, que compite con este espacio con una lista de extrema derecha. Su segunda es Victoria Villarruel quien encabeza una fundación para la defensa de los genocidas de la última dictadura militar. Quieren explotar el descrédito de los partidos que nos han gobernado  en las últimas décadas bajo un discurso “antisistema” pero, como se ve en el caso de López Murphy, ya han gobernado y sus políticas de ajuste y choque contra las masas han sido aplicadas por Domingo Cavallo con Menem o con Martínez de Hoz en la dictadura militar. Su performance electoral es todavía una incógnita.

Donde sí ganó Larreta es en el cierre de listas del Frente de Todos. El peronismo porteño es tan parte de la maquinaria de negocios del jefe de Gobierno que puso como cabeza de lista al radical Leandro Santoro, que sin una estructura propia y ducho para las apariciones mediáticas busca ocultar una lista loteada entre los socios del larretismo. El bloque de legisladores del Frente de Todos (y sus anteriores denominaciones) es parte del régimen político privatista que en sucesivos pactos PRO-K ha votado leyes nefastas. Lo que mejor ilustra esta situación es que la cabeza de la lista de legisladores quedó en manos de Alejandro Amor, defensor del pueblo y dirigente de la burocracia sindical-patotera de Sutecba, aliada a Larreta en todo: paritarias, negociados, precarización laboral, patotas contra activistas. Un dato clave: Amor en persona encabezó el operativo para que las enfermeras y enfermeros no pasen a la Carrera Profesional de Salud (ley 6035) bajo el engaño de una carrera trucha propia para que no salieran de la tutela, más bien encarcelamiento, del encuadramiento en Sutecba.

La centroizquierda, que en otro momento tuvo un peso importante, hoy se encuentra disuelta en el peronismo o en el PRO, luego de un proceso progresivo de cooptación política por parte de estos aparatos. Las banderas de la defensa de la educación y la salud públicas, de la lucha por el acceso a la vivienda, de la defensa del ambiente y el espacio público hoy solo están representadas por la izquierda. Sin una estrategia de independencia política de la burguesía y sus partidos es imposible defender consecuentemente los intereses populares.

Las trabajadoras y trabajadores de la Ciudad soportamos una enorme crisis. Pagamos los platos rotos del ajuste nacional y del local. El cierre de listas ilustra como todos los que gobernaron son los responsables de un hundimiento social que hoy padecemos por la inflación, el ajuste de salarios y jubilaciones, la caída de la clase media, la decadencia de la salud y la educación públicas y la imposibilidad creciente de acceder a una vivienda.

Sucesivamente, los trabajadores de la ciudad vieron cómo los opositores que reclamaban el voto para terminar con el régimen de Larreta luego pactaban con el oficialismo y se adaptan a su discurso. Hay que sacar conclusiones. Una verdadera oposición popular debe partir de los que enfrentan cotidianamente el ajuste y la privatización, y unirse a la izquierda que defiende los intereses de los trabajadores gobierne quien gobierne. Con esa fuerza se puede cambiar la Ciudad a favor de los trabajadores y estas elecciones son una parada importante en ese camino.

El Frente de Izquierda Unidad se postula como la fuerza para enfrentar el ajuste. Su lista está encabezada por Myriam Bregman, Gabriel Solano y Vanina Biasi. Y está compuesta por decenas de luchadores barriales, sindicales, del movimiento de mujeres y la juventud. Entre ellos se destacan Tatiana Fernández, presidenta del Centro de Estudiantes del Nacional de Buenos Aires; Amanda Martín, legisladora y secretaria gremial del sindicato Ademys; Jeremías Cantero, dirigente del Polo Obrero; María del Carmen Díaz, organizadora de las trabajadoras de casas partículas; e Ileana Celotto, secretaria general de la AGD-UBA; Alejandro Lipcovich, delegado de ATE Garrahan en lucha. La lista “Unidad de la Izquierda 1A” es el único frente de partidos de izquierda que se presenta a elecciones, conformado por el Partido Obrero, el PTS e Izquierda Socialista. Una unidad para enfrentar el ajuste de los partidos que gobiernan la Ciudad y el país.

También te puede interesar:

El avance del Frente de Izquierda. Escribe Néstor Pitrola.
En CABA movilizamos a las 16hs de Congreso a Plaza de Mayo junto a la Coordinadora de Estudiantes de Base.
Redoblemos esfuerzos de cara a las elecciones generales para concluir una gran votación.
Por un Congreso Piquetero Nacional que elabore un programa político, un plan de lucha y que una los sectores explotados contra el ajuste.
La actualidad de nuestro planteo, luego de las Paso.